Centro Público

Terrorismo en EUA

La recurrencia de hechos violentos en Estados Unidos nos confirma sobre todo el ánimo bélico y armamentista que prevalece en grandes sectores de su población.

Infinidad de niños y jóvenes estadounidenses no sólo crecen en ese ambiente social, sino que además tienen a su alcance todo tipo de armas, incluso dentro de sus propios hogares. En tanto, los adultos las usan en una serie de actividades casi sin límite, en una –a mi parecer– malentendida libertad.

La estadounidense es una sociedad permisiva para la adquisición de pistolas, rifles y todo tipo de armas, con variedades inimaginables, que ha facilitado y, muy probablemente, propiciado asesinatos colectivos con una frecuencia espeluznante. Las estadísticas de ese país señalan que día a día, sin excepción, se cometen crímenes de este tipo en la vía pública y a plena luz del día.

A principios de este diciembre tocó su turno fatal al condado de San Bernardino, California, situado al este de Los Ángeles, con el agravante adicional de que constituyó un acto que las propias autoridades, e incluso el FBI, califican de posible terrorismo, ya que fue provocado y ejecutado por una pareja de jóvenes, al parecer simpatizantes del Estado Islámico (conocido como ISIS, Islamic State of Iraq and Syria). La primera versión que se dio a conocer en los medios de comunicación aventuró la teoría de que todo había sido obra espontánea de un individuo enfurecido por un problema de carácter laboral. Hoy se tiende a creer –aunque aún hay muchos cabos sueltos e información por indagar y corroborar– que se trató de un atentado promovido por un grupúsculo con evidente premeditación y puntual planeación.

Sabemos ya que los autores fueron dos jóvenes integrantes de un matrimonio (ella de 27 años, él de 28), a quienes el FBI, en investigaciones realizadas después de la masacre, les adjudica contactos sospechosos. Se dice que la paquistaní Tashfeen Malik, publicó en redes sociales un juramento de lealtad al líder del Estado Islámico; mientras que él, Syed Rizwan Farook, ciudadano estadounidense hijo de paquistaníes residentes en Estados Unidos desde la década de los setenta, tenía también inclinaciones conservadoras y simpatía por ISIS. Él se desempeñaba como inspector sanitario del gobierno del condado de San Bernardino. Uno de los datos sorprendentes que se han conocido después de la matanza es que el matrimonio tenía una niña de seis meses, a quien dejaron con la madre de él antes de acudir tranquilamente a asesinar a un grupo de inocentes en el Centro Regional Inland para personas discapacitadas. El saldo es terrible: 14 muertos y 21 heridos. Entre las víctimas mortales estuvo un hombre de origen mexicano, Juan Carlos Espinosa de Santiago, sonorense que emigró a tierras estadounidenses cuando tenía 20 años.

Ante esta tragedia, el presidente estadounidense Barack Obama ha clamado una vez más por la regulación de la compra-venta de armas y un control estricto de su uso sin que hasta el momento los legisladores hayan tomado alguna posición y mucho menos se animen a emitir una ley más restrictiva al respecto.

Ya son muchas pruebas de que el terrorismo ha avanzado y tiene redes criminales en varios poderosos países. Redes nutridas por mujeres y hombres sumidos en el fanatismo y la violencia contra los que consideran enemigos de su religión, cultura y creencias.

Lo cierto es que sólo con la unidad de la comunidad internacional y una visión integral será posible amainar estos atentados, y luego, con el tiempo, estar en condiciones de aniquilar a estos grupos de extremistas que parecen multiplicarse con su cruenta, absurda y demencial presencia.

Martha Chapa

Martha Chapa

En nuestra cultura han existido mujeres de enorme talento y fina sensibilidad, por lo que las artes plásticas no han sido la excepción y entre ellas siempre brillará la pintura de Frida Kahlo como también la de María Izquierdo o Cordelia Urueta.
Dentro de esa dimensión, la de artistas mexicanas que decidieron ser pintoras, se inscribe Martha Chapa, quien también ha generado una gran obra, con significativos reconocimientos, dentro y fuera del país.
Su imaginación y fina sensibilidad abarcan diversos temas, texturas y materiales, aunque en casi todas sus pinturas aparece como icono central, esa legendaria fruta que es la manzana.
Ella la eligió seguramente porque aprecia en este fruto su condición de testigo presente de los orígenes de la humanidad.
En su búsqueda, lo mismo pinta óleos que dibuja e incursiona en la gráfica, y en años más recientes, plasmando su talento sobre láminas viejas, oxidadas, carcomidas, que rescata de su etapa final para recuperarlas e infundirles nueva vida y belleza.
Día a día, con sus pinceles emprende la travesía de la imaginación y esboza una manzana: aquella que fascinó a Eva, la que perdió a Atalanta o la que hipnotizó a Cezane y hasta la que empieza a crecer en el árbol del paraíso, a sabiendas de que una manzana puede ser todas las manzanas.
Cada vez que tiene frente a sí un lienzo, lo aborda con sensibilidad, talento, pasión y vitalidad para sembrar ese fruto que apuntala la vida, refuerza el amor a la tierra y acrecienta el disfrute estético.
Ratifica así que el arte conlleva elevados valores en nuestra sociedad y en la construcción de ese ser humano pleno, sensible y generoso que todos deseamos como ideal y esperanza para enfrentar el futuro.
Martha Chapa, originaria de Monterrey, Nuevo León, inicia su trabajo artístico en la década de los sesentas
Son ya 300 exposiciones individuales y un sin fin de colectivas, las que ha realizado en México, Europa, Estados Unidos y diversos países del Caribe, Centro y Sudamérica. Asimismo ha incursionado en la escultura y en el arte objeto.
De su enorme creatividad surgen mágicamente lo mismo montañas, magueyes, colibríes, que búhos, guadalupanas y abstractos, entre otros muchos temas de sus pinturas.
Su trabajo e imaginación se extiende también meritoriamente a través de una importante obra gastronómica pues ha publicado ya 32 libros, en especial sobre la cocina mexicana, además de artículos periodísticos en diversos medios de comunicación y como conductora de la serie “El sabor del Saber”, en TV Mexiquense
Una artista de dimensión internacional, que convierte a Martha Chapa, en todo un valor de nuestra cultura contemporánea, con ya 4 décadas de destacada trayectoria dentro de la plástica mexicana, y con múltiples homenajes y reconocimientos, dentro y fuera de nuestras fronteras.
Una destacada mexicana y talentosa creadora, comprometida con el arte y la cultura contemporánea.

Add comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Algo mas para visitar

CP en Twitter

CentroPublicoMX Muchas felicidades a Amalia Sánchez, triatleta mexicana en el #IronmanWorldChampionship Kona, Hawaii 2018. ¡Qué o… https://t.co/CtfCmZ28Qy
CentroPublicoMX Que no se les pase hoy, en la #FILZócalo2018 en punto de las 18:00 estarán @nestora_salgado y @DrJMMireles en el fo… https://t.co/OjypDwfc5z
CentroPublicoMX El papel del #remake en la industria cultural financieramente más activa e importante a nivel global. Con datos de… https://t.co/SSO2tFNGwU
CentroPublicoMX Comienza el @cervantino con 2 invitados de lujo, #India 🇮🇳 y #Aguascalientes. 10 al 28 de #octubre, 35 naciones pa… https://t.co/JeuUcQgUZM
CentroPublicoMX El actual clima político parte del hartazgo social sobre los excesos de la clase gobernante, así como de la impunid… https://t.co/dcNW3OLYF7