Centro Público

Revocación de mandato y la falsa idea de una reelección

“Sufragio efectivo, no reelección”
Francisco I. Madero.

La histórica frase que inicia este texto, recordemos, se dijo en uno de los contextos políticos que dieron lugar a la transformación de la vida democrática de México, la Revolución Mexicana, periodo iniciado en 1910, y que, en términos generales, buscaba la manera de derrocar del poder al dictador Porfirio Díaz, titular del Ejecutivo desde 1876 y que hasta el comienzo del movimiento revolucionario, ya tenía treinta años ejerciéndolo.

El régimen porfirista, perpetuaba cada cierto tiempo su permanencia, dando oportunidad a la reelección, y, por ende, al control total de las instituciones de gobierno. Más tarde, en octubre de 1910, y con claras aspiraciones presidenciales, Francisco I. Madero, emitió el Plan de San Luis, el objetivo central fue desarticular el régimen dictatorial que imperaba en el país e instituir un sistema electoral con absoluta libertad, justamente al amparo del “Sufragio efectivo, no reelección.”

Bajo esa premisa, el candidato Madero, buscaría consolidar un nuevo sistema político, cancelando la reelección, que afectaba gravemente los intereses del pueblo, y con ello, la vida democrática del país y que contrastaba con los problemas económicos y sociales que en aquel año (1910), se vivía.

El nuevo modelo político se constituyó el 20 de noviembre de ese año, con el inicio del movimiento maderista o la Revolución Mexicana, y que posteriormente, llevaron a la renuncia a Díaz, su exilio a París, Francia y la llegada la silla presidencial de Madero.

La promulgación de la Constitución Política, que hasta nuestros días nos rige, establece en el artículo 83, que el presidente entrará en funciones el primero de octubre, cabe recordar que esta disposición se reformó, por lo que el actual periodo sexenal es el último iniciado en diciembre. Por otra parte, también se estableció la duración del mandato presidencial, y cuyo cargo, no sería objeto de reelección, incluso, si la titularidad del Poder Ejecutivo fuera provisional, interino o por sustitución.

El fenómeno de la reelección ha servido para que, en todo el mundo, en países potencia y las que no lo son, se consoliden sistemas de perpetuidad política, pasando por encima de los derechos, la libertades y la democracia. Basta con recordar países como Rusia y su presidente Vladimir Putin, con veinte años ejerciendo el poder en esa potencia, reelegido a los largo de tres periodos. En Venezuela, recientemente se reeligió a Nicolás Maduro, como jefe de Estado, haciendo decaer cada vez más el ya corrompido sistema democrático venezolano y dando forma a la dictadura, aún con un autonombrado presidente, Juan Guaidó.

En los Estados Unidos de Norteamérica, la reelección forma parte natural de su sistema político, los periodos presidenciales en su totalidad, tienen una duración de ocho años, dividido en dos periodos de cuatro años cada uno, el último iniciado en 2017, al finalizar cada periodo, los candidatos y el presidente inician un periodo de campaña con el fin de conseguir el mayor número de votantes con base en las propuestas que cada uno presentará, sí en las elecciones el presidente pierde, su periodo de gobierno habrá terminado y será sustituido los próximos cuatro años. Si el mandatario logra ser reelegido en los comicios, permanecerá en el Poder Ejecutivo otros cuatro años, es decir, el periodo total de ocho años.

En nuestro país, por el contrario, la reelección es imposible, va en contra de la democracia participativa de los ciudadanos, establecida en nuestra Carta Magna.

En días recientes, los legisladores de la Cámara de Diputados aprobaron en los general, con 328 votos a favor, 153 en contra y 2 abstenciones, y en lo particular con 326 votos a favor, 127 en contra y cero abstenciones, la reforma constitucional en materia de revocación de mandato y consulta popular.

Cabe señalar, que, desde el periodo de campañas electorales en 2018, el entonces candidato Andrés Manuel López Obrador, en una de sus propuestas de campaña, estableció la necesidad de una ley para revocar el mandato presidencial, dejar la decisión de la continuidad del gobierno en manos del pueblo.

La idea de revocar el mandato presidencial, establecido en la Constitución, obedece a la necesidad urgente de evaluar el desempeño del mandatario, algo que nunca se había hecho en los sexenios anteriores, particularmente, bajo la premisa de acabar con la corrupción dentro de la estructura política del país, el pueblo podrá decidir si el presidente continua o concluye su periodo de seis años.

La oposición en el Congreso de la Unión ha dejado entre ver que con la revocación de mandato se abre la puerta a la posibilidad de una reelección, dicen muchos, Andrés Manuel López Obrador, pasaría por encima de la ley y de lo establecido en el artículo 83.

Martha Tagle, diputada de Movimiento Ciudadano (MC), y quien se ha manifestado en contra del dictamen, mencionó que la revocación de mandato no actuará como mecanismo de participación ciudadana, solo servirá para ratificar la permanencia en el poder presidencial, lo cual será sometido a consulta.

En este punto, es importante aclarar que revocación y reelección son dos términos que distan de ser exactamente lo mismo, lo digo porque me llamó la atención que justamente en la élite política y empresarial, en redes sociodigitales, a los términos revocación y reelección les dieron el mismo significado, manipulando en todos los sentidos la información relacionada a este asunto, condenando la propuesta de López Obrador y crucificándolo, incluso, antes de Semana Santa.

Según la Real Academia Española (RAE), reelección es el acto de volver a elegir, por ejemplo, lo que sucede en Estados Unidos y sus periodos presidenciales. Por otro lado, revocación es el acto jurídico que deja sin efectos otro anterior por la voluntad del otorgante, la RAE también la define como la anulación, sustitución o enmienda de orden o fallo por autoridad distinta de la había resuelto.

Justamente, es Tatiana Clouthier quien defiende la revocación de mandato como una forma de ampliación de los derechos políticos de los mexicanos, ejercer el derecho de decidir si un funcionario continua o no, como es el caso del presidente.

Otros opositores principalmente del PAN, PRI y PRD señalan que colocar en la constitución la revocación de mandato, habla de la injerencia del Estado Mexicano en las elecciones intermedias de 2021, justamente cuando se renueven las cámaras de senadores y diputados, incluso, lo ven como una estrategia para que MORENA vuelva a obtener la mayoría parlamentaria, como sucedió en 2018.

Entonces no hace falta mucho análisis para darnos cuenta de que la oposición quiere evitar en la medida de lo posible una caída política como en los comicios que llevaron a la presidencia a Obrador. El PRI, con el diputado René Juárez en el Palacio Legislativo de San Lázaro, critica que la revocación no es promovida directamente por el propio presidente, parece que no recuerda que fue propuesta de campaña y no tiene facultad para decidir en que momento realizar una consulta. De hecho, también señaló que las acciones de gobierno se basan únicamente en conseguir mas adeptos y con ello, un mayor número de votos, gracias a los programas sociales, si así fuese, ¿cómo se logró obtener el 53.19% de sufragios para Morena equivalente a 30 millones de votos y sin hacer uso de programas sociales?

El debate público que se ha generado en los últimos días en el entorno digital y mediático, con el tema de la revocación de mandato y una inminente reelección, es absurdo, absurdo no saber diferenciar entre un concepto y otro, y que a partir de ahí los partidos políticos elaboren en el imaginario, escenarios casi catastróficos que adviertan de un poder dictatorial como Venezuela, absurdo como el vídeo de Marko Cortés, dirigente nacional del PAN, lanzando una “alerta internacional” ante una reelección que no ha sucedido y que no sucederá.

López Obrador firmó una carta compromiso cuyo texto dice:

Al pueblo de México, al cabo de 20 años he mencionado que de llegar a un cargo público me sometería a la revocación de mandato, así lo he hice cuando fui jefe de Gobierno y en las tres campañas presidenciales… Así a mediados de mi mandato, en 2021, se llevará a cabo una consulta para preguntar a los ciudadanos, si quieren que siga en el cargo o que renuncie… Sin embargo, mis adversarios políticos, los conservadores que creen que soy como ellos, vociferan que la revocación de mandato incluye la intención de reelegirme en 2024″…

Luego enlistó sus motivos por los que no se reelegirá:

  • «Soy maderista y partidario de los principios de sufragio efectivo y no reelección».
  • «Me inspiran los ideales y las convicciones, y no la ambición al poder».
  • «Creo que el poder solo tiene sentido y se convierte en virtud cuando se pone al servicio de los demás».
  • «Considero que basta con 6 años para desterrar la corrupción y la impunidad y convertir a México en una república justa y fraterna, no tengo duda que nos alcanzará el tiempo para consumar todos y de manera pacífica la cuarta transformación de la vida pública del país».
  • «Reitero que no estoy de acuerdo con la reelección y que no busco perpetuarme en el cargo que actualmente ostento, porque ello no solo significaría ir en contra de la Constitución si no traicionar mis principios y renegar de mi honestidad, que estimo es lo más valioso en mi vida», señaló el presidente.

«Sepan pues con todo respeto, señores conservadores que abandonaré la Presidencia en la fecha que marca la ley, la ley suprema, y que en el 2024 me iré allá a Palenque, pero también les digo con sinceridad que deseo de todo corazón y con toda mi alma que lo logrado para entonces sea muy difícil de revertir y que el país no retroceda a los inmundos y tristes tiempos en el que dominaba la mafia del poder», sentenció López Obrador para después firmar el compromiso.

Veo muy lejana la posibilidad de que en un futuro México recurra a la reelección para perpetuar el poder político en una sola persona y bajo un régimen estrictamente dictatorial. Lo que sí es un hecho, es que el desempeño del presidente será determinante para lograr que su partido político se perpetúe en el poder, pero eso será elegido por los millones de mexicanos que esperan cambios radicales en la vida democrática del país.

Ya es justo que el pueblo “quite y ponga” a sus gobernadores, cambiar completamente el panorama político del país, lacerado por los otros gobiernos. Si el presidente hace bien su trabajo, podrá su partido, ser el primero de izquierda en llegar a la presidencia una y otra vez, pero para bien de cada mexicano que depositó en la urna un voto de confianza, de esperanza para transformar al país, no por nada este gobierno se denomina la Cuarta Transformación.

Entre opositores, también hay quienes, a favor de la revocación de mandato, buscan mejorar la democracia participativa, eso habla de que en las instituciones políticas se necesitan cambios profundos y acabar con las prácticas corruptas.

Francisco Javier Colín Tapia

Francisco Javier Colín Tapia

Comunicólogo y periodista, soy egresado de la Universidad Latina, escribo y hago radio conduzco un espacio informativo semanal a través de UnilaFm, el canal oficial de mi casa de estudios, además de ser moderador en debates universitarios. He colaborado en Milenio Diario y en Televisión Educativa. Apasionado de la lectura, el arte, la música y la gastronomía, cinéfilo de corazón, mi misión, ejercer el periodismo con profesionalismo, la noticia se da en todo momento, para ello hay que informar con oportunidad, veracidad e imparcialidad, analizó temas políticos y me interesan aquellos que van relacionados con la defensa de la libertad de expresión, quiero hacer de mi país un mejor lugar para ejercer nuestra profesión.

Add comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Algo mas para visitar

CP en Twitter

CentroPublicoMX RT @lappismx: Hasta pronto a uno de los grandes artistas de la plástica mexicana, el maestro #FranciscoToledo. Nuestras condolencias a su…
CentroPublicoMX RT @cuauhmedina: ¿Qué significado tiene asesinar el futuro? Ai Wei Wei en el MUAC https://t.co/saLWFNiG9M
CentroPublicoMX Dicen que las calorías ganadas en época vacacional, no cuentan... Así que dense una vuelta a #LeMacaronBoutique la… https://t.co/7NcqSizWzj
CentroPublicoMX Presos políticos y arte, #Ayotzinapa y la memoria funcional. @aiww asesinando el futuro o de como estados totalitar… https://t.co/eOKDYfXYCn
CentroPublicoMX Sobre el #MeToo, medios y opinión pública; el contexto original y cómo se estructuró en #México. Seguiremos leyend… https://t.co/2uwYxXihIw