Centro Público

Proyecto cultural Bosque de Chapultepec.

El día 2 de abril se presentó en Palacio Nacional una de las apuestas más ambiciosas para la Ciudad de México desde el gobierno federal: el Proyecto Cultural Bosque de Chapultepec; que busca unificar 4 secciones del Bosque y, que en total sumarían más de 800 hectáreas. El área conjunta 11 museos, cinco parques, el Panteón de Dolores, la Feria, tres centros hípicos e interminables áreas verdes, convirtiéndola en la zona cultural más grande del mundo, todo esto sin sumar los Pinos, el área del Estado Mayor y la fábrica de armas que se convertirá en Centro Cultural.

El reto principal es reunir armoniosamente un paisaje urbano que permita el acceso a todos los mexicanos, este tendrá múltiples espacios considerando las grandes avenidas, las zonas económicas, el cuidado tanto de las zonas verdes, como de los ciudadanos. La Jefa de Gobierno, Claudia Scheinbaum, mencionó “el mejor sueño que cualquier habitante de la ciudad pueda tener”, es curioso que ocupe la palabra sueño, porque justo ese el título de una de las piezas más icónicas de la ciudad: Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central (1947) de Diego Rivera, donde quería contar la historia de la ciudad, de sus habitantes, de sus deseos, de sus realidades.

En la historia de Latinoamérica hay dos grandes ejemplos de parques citadinos, en donde se entremezcla el paisaje y el arte: el Parque del Ibirapuera (1951) en Sao Paulo y el Parque del Este (1961) en Caracas. Ambos fueron intervenidos por Roberto Burle Marx, un paisajista convertido en artista plástico, quien logró combinar ambos lenguajes de formas armoniosas que continúan vigentes hoy en día, comprendiendo la importancia de la flora y fauna de su propio país, y un gran defensor de la selva amazónica: “Un jardín es el resultado de una disposición de materiales naturales de acuerdo con las leyes estéticas; entretejidas en todo momento la visión del artista de la vida, sus experiencias pasadas, sus afectos, sus intentos, sus errores y sus éxitos”.

Isamu Noguchi fue capaz de crear homenajes a diferentes paisajes; desde las plantas, el agua, la energía, las piedras y los caminos que podrían platicar con el cambio climático actual. Lo que ves, lo que oyes y lo que sientes se conjuntan armoniosamente en ocasiones con algunas de sus esculturas. En el 2016, tuvimos la oportunidad de ver algunas de sus ideas en “Los Parques de Noguchi” en el Museo Tamayo, en que el jugaba entre los parques infantiles y el espacio público.

“Gracias a la generosidad del Presidente”, como señaló la Secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, “los ríos de la voluntad del pueblo” tendrán la oportunidad de tener un acceso completo a toda la zona. Este gran proyecto será encabezado con la creatividad voluntaria de uno de los artistas conceptuales más reconocidos a nivel mundial: Gabriel Orozco. Para el filósofo Benjamin H.D. Buchloh su escultura es: “… aun más impresionante que Gabriel Orozco, un artista de México, haya redefinido los parámetros de la escultura del presente y que, de esta forma, haya contribuido a salvaguardarla de la extinción” en su texto “La escultura entre el Estado-nación y la producción de mercancía global” (2011). Así, continúa “Al liberar la categoría de la escultura de las restricciones de sus propias convenciones, Orozco ha revelado una enorme infinitud de nuevas facetas de lo que podría constituir la condición actual de lo escultórico”.

Orozco es uno de los mayores representantes de la vertiente del conceptualismo, donde la idea de la obra es más importante que sus aspectos formales o sensibles. Una de sus piezas más polémicas es La Caja de Zapatos Vacía (1993), la cual fue una provocación en la Bienal de Venecia de 1993. La pieza fue cambiada múltiple veces ya que fue pateada, le echaron dinero, la tiraron a la basura; la obra no es la caja en sí, sino la relación que se establece entre la obra y el espectador, provoca al cuestionamiento sobre lo vacío, la escultura y nuestro comportamiento dentro del mundo del arte. En ese entonces, Orozco acababa de exponer el MoMA de Nueva York y la expectativa por su trabajo creció. Ha tenido dos grandes exposiciones retrospectivas en la ciudad de México, la primera en el Museo Tamayo en 1999 y en el 2007 en el Palacio de Bellas Artes. Finalmente, la consagración contemporánea vino con su exposición itinerante por el MoMA, la Tate y el Centre Pompidou en el 2010 y 2011.

Mobile Matrix,(2006) el impresionante esqueleto de ballena que extrajo Orozco de las arenas de Baja California, intervenida para la biblioteca Vasconcelos, es una de las piezas más icónicas de su producción y que comparte la idea de la vida y la muerte con Papalotes negros (1997), un cráneo humano con una cuadrícula inspirada en un tablero de ajedrez. La práctica artística de Orozco permitió atraer la atención a más artistas mexicanos, como Abraham Cruzvillegas, Damián Ortega, el Dr. Lakra, Gabriel Kuri que son parte de la galería Kurimanzutto, una de las galerías más importantes a nivel internacional.

A lo largo de los años han existido múltiples esfuerzos de generar espacios artísticos que convivan con la naturaleza de una manera orgánica y poco invasiva de sus propios ecosistemas, muchos de estos han sido proyectos privados financiados por los propios artistas como el Anahucalli (1953-1964) de Diego Rivera, en la entonces periferia de la ciudad de México, donde Rivera buscaba crear un espacio ecológico que mostrará la riqueza de la zona volcánica y una casa para su colección prehispánica. En el estado de San Luis Potosí el coleccionista inglés Edward James encontró un espacio para apropiarse por medio de esculturas surrealistas, escaleras que no llegan a ningún lado, ventanas de ventanas, del paisaje boscoso de Xilitla (1962). El arquitecto Javier Senosian ha trabajado con la inmersión de las cualidades geográficas para adaptar sus espacios a las ventajas de la naturaleza, en el que conjunta el aspecto lúdico de las líneas curvas, apreciando el proceso, en especial con el Nido de Quetzalcóatl (2007) donde jugo con las depresiones del terreno para que fuera la boca de la serpiente. El arte ha intentado apropiarse de la ciudad, uno de los ejemplos más significativos en la ciudad de México es el Espacio Escultórico (1977-1979) de la UNAM, donde las esculturas conviven con el paisaje volcánico.

El Proyecto Cultural busca ser una intervención de arquitectura del paisaje poniendo al centro las zonas verdes y la convivencia familiar. Al ser propuesto por un gobierno interesado en la opinión pública y la importancia de la primera consulta a la construcción del aeropuerto, es sorprendente como se tomó una decisión unilateral, sin consenso y de manera autoritaria, de uno e los espacios más populares, no sólo de la Ciudad de México, sino del país, la elección del coordinador, Gabriel Orozco, obedece a un elitismo académico muy particular.

Ximena Apisdorf Soto

Ximena Apisdorf Soto

Maestra en Arte, con especialidad en Art Business por la Universidad de Manchester y egresada de la Licenciatura en Arte por la Universidad del Claustro de Sor Juana. Se enfoca en la creación de mejores relaciones para el intercambio de instituciones nacionales e internacionales. Actualmente, trabaja para el Barroco Museo Internacional, el cual será inaugurado en 2016 en Puebla y como consultora de relaciones internacionales con las asociaciones como la Asociación de Directores de Museos de Arte (AAMD por sus siglas en inglés) y Bizot para el Museo del Palacio de Bellas Artes. En 2014 fue coordinadora operativa de la 2da. Bienal de Arte Veracruz, para la creación y difusión de artistas del estado. Desde el 2011 se ha especializado en arte contemporáneo latinoamericano y su difusión en las plataformas digitales como fundadora y editora del blog Tildee.info. Escribe para las publicaciones especializadas: Flash Art, Revista Código, Artishock, entre otras. Ha trabajado en instituciones públicas y privadas, enfocada en la coordinación estratégica, operativa y de comunicación; tanto en México como en Estados Unidos; entre los que destacan: el Museo Nacional de Arte, el Museo Tamayo, Proyectos Monclova, I-20, Casey Kaplan Gallery, Prospect 2.5. Ha impartido clases para la Suprema Corte de la Nación (2007) y el Instituto Realia (2014). En el 2008 curó y coordinó la primera exposición de arte contemporáneo en el Museo Diego Rivera Anahuacalli: “Elefante Negro: Arte Contemporáneo”, en la cual participaron 21 artistas de 10 nacionalidades diferentes.

1 comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Cabe señalar que los meritos escultoricos no le dan autoridad a Orozco sino que es el acto autoritario el que lo hace. Lo cual echa por tierra la supuesta democracia que caracteriza a AMLO, quien si bien escuchó durante su campaña al pueblo lo desoye y oye a voluntad ora que ya manda.
    La otra cosa es si ya se ha establecido la demanda real frente a la capacidad de atencion al publico y la necesidad de transporte urbano y si se han medido las consecuencias que acarrearan LOS NUEVOS CHANGARROS DE ALIMENTOS en la zona.

Algo mas para visitar

CP en Twitter

CentroPublicoMX RT @lappismx: Hasta pronto a uno de los grandes artistas de la plástica mexicana, el maestro #FranciscoToledo. Nuestras condolencias a su…
CentroPublicoMX RT @cuauhmedina: ¿Qué significado tiene asesinar el futuro? Ai Wei Wei en el MUAC https://t.co/saLWFNiG9M
CentroPublicoMX Dicen que las calorías ganadas en época vacacional, no cuentan... Así que dense una vuelta a #LeMacaronBoutique la… https://t.co/7NcqSizWzj
CentroPublicoMX Presos políticos y arte, #Ayotzinapa y la memoria funcional. @aiww asesinando el futuro o de como estados totalitar… https://t.co/eOKDYfXYCn
CentroPublicoMX Sobre el #MeToo, medios y opinión pública; el contexto original y cómo se estructuró en #México. Seguiremos leyend… https://t.co/2uwYxXihIw