Centro Público

La vaquita marina a un paso de la extinción

La vaquita marina o cochito (Phocoena sinus) es una especie de cetáceo odontoceto de la familia Phocoenidae, una de seis especies de marsopa. Es un cetáceo endémico de aguas mexicanas que habita en la reserva de la biósfera del alto golfo de California.

La vaquita marina es uno de los cetáceos más pequeños del mundo, en ningún otro sitio existe este sorprendente animal de 150 centímetros que pesa hasta 50 kilogramos. Una característica en esta especie es la apariencia sobresaliente de sus labios. Esta enigmática especie es muy tímida, y no salta como los delfines en la superficie del mar, simplemente emerge algunos segundos para tomar aire.

Las vaquitas marinas mueren por pesca incidental, ahogadas en las redes colocadas por cazadores furtivos que buscan capturar al pez Totoaba, conocido como la “cocaína del mar”, para vender su vejiga natatoria (buche) en el mercado negro de China, donde alcanza precios exorbitantes por sus supuestas propiedades medicinales.

Se han puesto en marcha medidas de conservación, pero la especie se considera en peligro inminente de extinción, la disminución de la población total desde 2011 se estimó en 98%. La catastrófica tasa de declive desde 2011 continúa con la tasa en los últimos tres años estimada en alrededor del 50%. El análisis indicó que solo unas 10 vaquitas se mantuvieron vivas en 2018 (con un 95 % de probabilidad de que el valor verdadero esté entre 6 y 22), señala el informe del Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita Marina (CIRVA), grupo creado por científicos de todo el mundo que desde 1997 asesora al Gobierno de México sobre la conservación de la vaquita marina.

En el encuentro realizado en La Jolla, California, del 19 al 21 de febrero pasados, los expertos advirtieron que el programa de monitoreo acústico indica que las pocas vaquitas que quedan habitan un área muy pequeña, de aproximadamente 24 x 12 kilómetros, dentro de su área de refugio, y además en ese especio se reportan altos niveles de pesca ilegal de Totoaba.

Esta abrupta disminución de la población ha continuado a pesar de las medidas adoptadas por el Gobierno de México. Enfatizamos que la única esperanza que queda para la vaquita es eliminar toda la pesca con redes de enmalle en el área donde permanecen las últimas vaquitas.

El 18 de octubre de 2017 fue rescatado un ejemplar de vaquita marina de 6 meses de edad; sin embargo, fue devuelta al mar por recomendación de los veterinarios expertos, quienes consideraron que la cría no podía estar separada de su madre. El 10 de noviembre de ese mismo año, científicos del Programa Vaquita CPR dieron a conocer resultados de operaciones en campo. Reportaron el avistamiento de ejemplares en 8 de 13 días de labor en el mar. Registraron 32 avistamientos, incluyendo probables ejemplares repetidos en el curso de un día.

Es importante aclarar que estos avistamientos no representan un estimado de la población de vaquitas. Los eventos de avistamientos incluyeron de una a tres vaquitas a la vez, con promedio de dos vaquitas por grupo. En marzo de 2018, la situación es crítica y según Andrea Crosta, de la organización protectora de animales «Elephant Action League», solamente se han podido detectar 12 ejemplares nadando en el golfo de California, junto a la península de Baja California.

Ante esta situación, el CIRVA hizo un llamado al Gobierno de México para que movilice completamente sus activos con el fin de combatir la pesca furtiva de Totoaba, en un “Área de Tolerancia Cero”, donde el objetivo sea eliminar cualquier red ilegal, mantener vigilancia las 24 horas, proteger a quienes remueven estas artes de pesca prohibidas y arrestar y procesar a los pescadores ilegales, por ejemplo, colocando un agente de la Fiscalía General de la República (PGR), en las embarcaciones para facilitar los arrestos.

Estas acciones deben tomarse de inmediato, ya que actualmente estamos en el pico de la temporada de pesca ilegal de Totoaba, que se extiende a lo largo de marzo y abril. Es importante fortalecer la aplicación de la ley en toda el área protegida, pero CIRVA solicita que el esfuerzo de remoción de las redes se centre en el ‘Área de Tolerancia Cero’ en este momento crítico, manifestó la institución.

No podemos tolerar que la negligencia gubernamental se vuela cómplice de los delincuentes del mar y dejar desaparecer una especie más de nuestra fauna marina en pleno siglo XXI.

Alma Rosa Soto González

Alma Rosa Soto González

Licenciada en biología egresada de la FES Iztacala UNAM
Asistente en investigación de la Faculta de Medicina
Asesor y representante de temas biológicos y ambientales de la Ciudad de México, de la asociación “Tortugas de Totonacapan A.C”

Add comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Algo mas para visitar

CP en Twitter

CentroPublicoMX RT @lappismx: Hasta pronto a uno de los grandes artistas de la plástica mexicana, el maestro #FranciscoToledo. Nuestras condolencias a su…
CentroPublicoMX RT @cuauhmedina: ¿Qué significado tiene asesinar el futuro? Ai Wei Wei en el MUAC https://t.co/saLWFNiG9M
CentroPublicoMX Dicen que las calorías ganadas en época vacacional, no cuentan... Así que dense una vuelta a #LeMacaronBoutique la… https://t.co/7NcqSizWzj
CentroPublicoMX Presos políticos y arte, #Ayotzinapa y la memoria funcional. @aiww asesinando el futuro o de como estados totalitar… https://t.co/eOKDYfXYCn
CentroPublicoMX Sobre el #MeToo, medios y opinión pública; el contexto original y cómo se estructuró en #México. Seguiremos leyend… https://t.co/2uwYxXihIw