Centro Público

El último Da Vinci

“Las políticas académicas sobre Leonardo Da Vinci son como cualquier política, con la excepción de que todavía no se ha derramado sangre”

Sir Kenneth Clark

Leonardo da Vinci es un personaje histórico que ha generado una serie de ideas en el imaginario popular, que van desde el inventor más prolífico del Renacimiento, aunque muchos de sus objetos no sirvieran, sí funcionaron para comenzar a crear helicópteros, submarinos, cambiar el curso de los ríos, caminar sobre el agua, jugar con la luz. Era todo lo que nos imaginamos de un hombre de su época, un ingeniero, arquitecto, diseñador, científico, médico forense, pintor, en una palabra un genio. Con los siglos su historia se ha alimentado de todo lo que nos podríamos imaginar, que es imposible crear una sola imagen de él. Todavía recuerdo el revuelo de la “verdad” que simbolizaba “El Código Da Vinci” de Dan Brown, la capacidad que tuvo de contar una historia ficticia a partir de las mismas obras, los académicos tenían que salir de sus centros de investigación para explicar que era pura ficción, tal grado de ficción que casi casi Forrest Gump podría haber estado en “La Última Cena” en Milán del siglo XV, según el autor.

Las historias relacionadas con las obras de Leonardo son interminables, tienen la capacidad de crear grandes titulares en los periódicos, como la vez que la Mona Lisa fue robada del Louvre en 1911 y la acusación de que Picasso era uno de los implicados, dos años después fue regresada y a partir de ese momento la Gioconda es la pieza más visitada, el año pasado tuvo más de 10 millones de visitantes. Unos meses después, en 1914 el Museo del Hermitage exhibió a la “Madona Benois” que se consideraba perdida, un gran encuentro, si consideramos que las piezas reconocidas de Leonardo son menos de 20. Así que cuando salió a la luz una posible adición a estas piezas la noticia no alcanzó en alcanzar un gran revuelo.

Hoy en día casi en casi todos los periódicos se ha publicado la imagen del “Salvator Mundi”, el último Leonardo, que en menos de 12 años pasó de 1,175 dólares a 450 millones de dólares, siendo la pieza de arte más costosa vendida en subasta. Su historia, desde el inicio ha causado dudas y suspicacias de todo el mundo, desde académicos, curadores, críticos, hasta el público en general; pero también una gran “devoción” por otros académicos, curadores, críticos y las 23,000 personas que la visitaron en su tour por diversas ciudades antes de su venta en Christie’s en noviembre del 2017.

Hace unas semanas se publicó el libro “ The Last Leonardo. The secret lives of the world’s most expensive painting” (William Collins, 2019) del historiador del arte Ben Lewis en el que a partir de una investigación profunda que lo llevó a Nueva York, Roma, Londres, hasta Nueva Orleans, para platicar la historia de una de las obras de arte más reconocidas a nivel mundial. Son las historias de muchos participantes, desde el propio Leonardo y las diferentes cortes en las que estuvo, hasta Carlos I de Inglaterra, diferentes comerciantes de arte, coleccionistas, mezclado con los acontecimientos de los últimos años. Nos narra como dos comerciantes de arte de poco alcance, a partir de una foto de un catálogo de una subasta en Nueva Orleans decidieron adquirir una imagen de religiosa, en su vida Robert Simon y Alex Parish imaginaron que protagonizarán una historia llena de intrigas, fraudes, grandes fortunas incluso de política mundial, todos los elementos para un gran best-seller, incluso mejor que las películas de James Bond.

Lewis logra trasladarnos a diferentes ciudades, a diferentes épocas en un abrir y cerrar de ojos, no es un libro de historia del arte, es un libro de política internacional para entender que el arte no es solamente un objeto bonito de decoración, sino es una moneda de intercambio cultural que ha funcionado desde el principio como un objeto de estatus y empoderamiento.

La discusión se ha alejado de los exclusivos círculos académicos de los especialista y curadores de museos, para llegar a las más altas esferas del poder político, donde el cuestionamiento de su exhibición tiene que ver con una cuestión moral de su último dueño, el príncipe heredero de Arabia Saudita Mohammed bin Salman y sus acciones, como el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en octubre del año pasado. Aunque no se ha derramado sangre en los cuadros de Leonardo Da Vinci la sangre ha estado presente en su historia, como consultor de César Borgia hasta hoy en día.

La historia del tránsito de esta obra es tan irreal que los aspectos estilísticos de la obra; desde la postura del Salvator Mundi, la técnica del “sfumato”, las cuestiones ópticas de la esfera, y que, aunque no se duda que Leonardo puso su mano en ella, la realidad es que es difícil de determinar si todas las pinceladas son de él, o como en los estudios de artistas contemporáneos, Leonardo solamente dirigía lo que se realizaba; se quedan como simples anécdotas. En la pintura más cara del mundo, la historia ya no descansa en ella sino todas las vidas a las que ha tocado y justo, esas son las historias que Lewis se dedicó a buscar arduamente.

Aunque su libro tiene un final, la realidad es que la historia continuará más allá, desde su futura exhibición o las historias que cuentan que se encuentra flotando en un yate, después del intento frustrado de exhibirlo en el recién inaugurado Louvre Abu Dhabi o que su posible préstamo para la próxima exposición de los 500 años de la muerte de Leonardo en el Louvre de París, que lo localizaría en su lugar en la historia del arte, si se exhibe con otras pinturas alrededor, si lo hace en una sala sola, sería la sentencia de una de las máximas instituciones culturales, sin embargo, no la definitiva por las disputas con los especialistas ingleses e italianos. De una lectura rápida y dinámica, “The last Leonardo” es el thriller verídico sobre la “verdad” de Da Vinci que podría cambiar una parte de la historia del mundo.

Ximena Apisdorf Soto

Ximena Apisdorf Soto

Maestra en Arte, con especialidad en Art Business por la Universidad de Manchester y egresada de la Licenciatura en Arte por la Universidad del Claustro de Sor Juana. Se enfoca en la creación de mejores relaciones para el intercambio de instituciones nacionales e internacionales. Actualmente, trabaja para el Barroco Museo Internacional, el cual será inaugurado en 2016 en Puebla y como consultora de relaciones internacionales con las asociaciones como la Asociación de Directores de Museos de Arte (AAMD por sus siglas en inglés) y Bizot para el Museo del Palacio de Bellas Artes. En 2014 fue coordinadora operativa de la 2da. Bienal de Arte Veracruz, para la creación y difusión de artistas del estado. Desde el 2011 se ha especializado en arte contemporáneo latinoamericano y su difusión en las plataformas digitales como fundadora y editora del blog Tildee.info. Escribe para las publicaciones especializadas: Flash Art, Revista Código, Artishock, entre otras. Ha trabajado en instituciones públicas y privadas, enfocada en la coordinación estratégica, operativa y de comunicación; tanto en México como en Estados Unidos; entre los que destacan: el Museo Nacional de Arte, el Museo Tamayo, Proyectos Monclova, I-20, Casey Kaplan Gallery, Prospect 2.5. Ha impartido clases para la Suprema Corte de la Nación (2007) y el Instituto Realia (2014). En el 2008 curó y coordinó la primera exposición de arte contemporáneo en el Museo Diego Rivera Anahuacalli: “Elefante Negro: Arte Contemporáneo”, en la cual participaron 21 artistas de 10 nacionalidades diferentes.

Add comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Algo mas para visitar

CP en Twitter

CentroPublicoMX RT @cuauhmedina: ¿Qué significado tiene asesinar el futuro? Ai Wei Wei en el MUAC https://t.co/saLWFNiG9M
CentroPublicoMX Dicen que las calorías ganadas en época vacacional, no cuentan... Así que dense una vuelta a #LeMacaronBoutique la… https://t.co/7NcqSizWzj
CentroPublicoMX Presos políticos y arte, #Ayotzinapa y la memoria funcional. @aiww asesinando el futuro o de como estados totalitar… https://t.co/eOKDYfXYCn
CentroPublicoMX Sobre el #MeToo, medios y opinión pública; el contexto original y cómo se estructuró en #México. Seguiremos leyend… https://t.co/2uwYxXihIw
CentroPublicoMX Posterior a la transformación ocurrida en #LosPinos, la cuarta sección (cultural) de #Chapultepec es el proyecto má… https://t.co/9bh7RL0zcy