Centro Público

Bien por el papa Francisco

Desde su elección como líder máximo del catolicismo, en marzo de 2013, el papa Francisco le imprimió a su cargo un sello de renovación, sencillez y propuestas de avanzada frente a los problemas y retos que enfrenta la humanidad en nuestros días.

En su reciente visita a Estados Unidos esa postura se ratificó y su voz fue escuchada no sólo en esa que aún es considerada la primera potencia mundial, sino en prácticamente todos los rincones del planeta, donde sus reflexiones han tenido repercusiones profundas y, ojalá, perdurables.

Antes de arribar a Norteamérica, Francisco ya había establecido registros históricos con esta gira. Su llegada a Cuba fue muy significativa en el contexto de la reciente reanudación de relaciones entre Estados Unidos y el país caribeño, y tuvo mayor peso debido a sus entrevistas con Raúl Castro, actual presidente, y su hermano Fidel, el hombre de mayor influencia y poder en esa nación. Bien sabemos que la intervención del papa fue decisiva para distender el conflicto y reconciliar a esos dos países que desde hace más de 50 años habían roto relaciones, con lo que no sería exagerado afirmar que gracias a sus buenos oficios se abrió una dimensión alentadora de intercambios y fortalecimiento de la paz.

En la segunda etapa de su viaje, los mensajes que transmitió en materias tanto pastoral como política estremecieron a la sociedad estadounidense y al mundo entero. Sus palabras también han tenido una un gran eco en lo doctrinario, por ejemplo, cuando mencionó a la pederastia como un crimen, sobre todo por los desvíos en el caso de autoridades eclesiásticas del más elevado nivel. O cuando hizo una la defensa abierta de los migrantes del mundo y los marginados. En el Congreso estadounidense señaló: “Sabemos que en el afán de querer liberarnos del enemigo exterior podemos caer en la tentación de ir alimentando el enemigo interior. Copiar el odio y la violencia del tirano y del asesino es la mejor manera de ocupar su lugar”. Y más adelante propuso: “Tratemos a los demás con la misma pasión y compasión con la que queremos ser tratados […] Si queremos seguridad, demos seguridad. Si queremos vida, demos vida. Si queremos oportunidades, brindemos oportunidades. La vara que usemos para otros será la vara que con el tiempo se usará con nosotros”.

En la Organización de las Naciones Unidas dejó un recuerdo imborrable por su crítica acerba y valiente contra la guerra, el armamentismo, la abrumadora presencia de las ventajistas organizaciones financieras internacionales que asfixian a los países en desarrollo y, de manera especial, su denuncia de que no se está dando la lucha a fondo que se requiere contra el crimen y el narcotráfico. Sus opiniones expresadas ante los dignatarios de todo el mundo y representantes diplomáticos fueron contundentes. En el primer caso dijo: “Los organismos financieros internacionales han de velar por el desarrollo sostenible de los países y la no sumisión asfixiante de estos a sistemas crediticios que, lejos de promover el progreso, someten a las poblaciones a mecanismos de mayor pobreza, exclusión y dependencia”. Y en el segundo: “Otra clase de guerra viven muchas de nuestras sociedades con el fenómeno del narcotráfico: una guerra asumida y pobremente combatida”.

Francisco ha tenido un poder de convocatoria impresionante, pues son millones quienes han seguido con atención su visita a nuestro continente. El interés que despierta este personaje se manifestó también en la asistencia multitudinaria a diversos actos, como la concentración masiva en su último encuentro público en la ciudad de Nueva York, donde insistió en promover los más elevados valores humanos.

Su presencia en Naciones Unidas fue tan significativa que opacó las subsecuentes intervenciones en la 70 Asamblea General, donde a su lado se vieron deslucidos dirigentes que a pesar del poderío de sus naciones carecen de la fuerza y autoridad moral y ética del primer papa jesuita. Así ocurrió de modo inequívoco con el presidente de China, que estuvo muy lejos de la grandeza, trascendencia e influencia de Francisco.

Mucho nos congratulan, pues, la prédica y el ejemplo que de seguro han calado y calarán en la conciencia de muchísimos hombres y mujeres del mundo hacia la construcción de una comunidad global más equitativa, solidaria y humanizada.

Martha Chapa

Martha Chapa

En nuestra cultura han existido mujeres de enorme talento y fina sensibilidad, por lo que las artes plásticas no han sido la excepción y entre ellas siempre brillará la pintura de Frida Kahlo como también la de María Izquierdo o Cordelia Urueta.
Dentro de esa dimensión, la de artistas mexicanas que decidieron ser pintoras, se inscribe Martha Chapa, quien también ha generado una gran obra, con significativos reconocimientos, dentro y fuera del país.
Su imaginación y fina sensibilidad abarcan diversos temas, texturas y materiales, aunque en casi todas sus pinturas aparece como icono central, esa legendaria fruta que es la manzana.
Ella la eligió seguramente porque aprecia en este fruto su condición de testigo presente de los orígenes de la humanidad.
En su búsqueda, lo mismo pinta óleos que dibuja e incursiona en la gráfica, y en años más recientes, plasmando su talento sobre láminas viejas, oxidadas, carcomidas, que rescata de su etapa final para recuperarlas e infundirles nueva vida y belleza.
Día a día, con sus pinceles emprende la travesía de la imaginación y esboza una manzana: aquella que fascinó a Eva, la que perdió a Atalanta o la que hipnotizó a Cezane y hasta la que empieza a crecer en el árbol del paraíso, a sabiendas de que una manzana puede ser todas las manzanas.
Cada vez que tiene frente a sí un lienzo, lo aborda con sensibilidad, talento, pasión y vitalidad para sembrar ese fruto que apuntala la vida, refuerza el amor a la tierra y acrecienta el disfrute estético.
Ratifica así que el arte conlleva elevados valores en nuestra sociedad y en la construcción de ese ser humano pleno, sensible y generoso que todos deseamos como ideal y esperanza para enfrentar el futuro.
Martha Chapa, originaria de Monterrey, Nuevo León, inicia su trabajo artístico en la década de los sesentas
Son ya 300 exposiciones individuales y un sin fin de colectivas, las que ha realizado en México, Europa, Estados Unidos y diversos países del Caribe, Centro y Sudamérica. Asimismo ha incursionado en la escultura y en el arte objeto.
De su enorme creatividad surgen mágicamente lo mismo montañas, magueyes, colibríes, que búhos, guadalupanas y abstractos, entre otros muchos temas de sus pinturas.
Su trabajo e imaginación se extiende también meritoriamente a través de una importante obra gastronómica pues ha publicado ya 32 libros, en especial sobre la cocina mexicana, además de artículos periodísticos en diversos medios de comunicación y como conductora de la serie “El sabor del Saber”, en TV Mexiquense
Una artista de dimensión internacional, que convierte a Martha Chapa, en todo un valor de nuestra cultura contemporánea, con ya 4 décadas de destacada trayectoria dentro de la plástica mexicana, y con múltiples homenajes y reconocimientos, dentro y fuera de nuestras fronteras.
Una destacada mexicana y talentosa creadora, comprometida con el arte y la cultura contemporánea.

Add comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Algo mas para visitar

CP en Twitter

CentroPublicoMX Esta semana, el presidente Andrés Manuel López Obrador, presentará el proyecto del #TrenMaya. Alma Soto nos hace u… https://t.co/tXMnMSi7Ph
23hreplyretweetfavorite
CentroPublicoMX Comunicación y Poder; medios públicos, estatales y gubernamentales. @yosoyjavo escribe sobre las facultades de la… https://t.co/GByzqOMp22
CentroPublicoMX Imperdible la exposición #HitchcockMásAllá en la ⁦@CinetecaMexico⁩. Ximena Apisdorf nos sumerge en el suspenso y… https://t.co/SiQDoyPWhu
CentroPublicoMX Nuestro Jefe Editorial con @temoris comentando el documental: #NoSeMataLaVerdad. https://t.co/JqqkrjIKTk
CentroPublicoMX Deben leer la historia de #IsabellaSpringmuhl. Coraje ante la adversidad y una gran resilencia, la han colocado en… https://t.co/gBSCwce8DF