Centro Público

Los ocho cuartos y Jesusa la bolseada: las elecciones más caras de la historia y el vacío que nos dejan.

Para Anna: por las lucecitas…

Ya inició el periodo de la llamada “veda electoral” y a partir de la medianoche de este miércoles 3 de junio, inició el proceso de “reflexión” para que cada uno de los millones de votantes en todo el país -casi 83- se guarden, hagan sus abluciones matutinas, practiquen la respiración zen número seis, eviten consumir bebidas embriagantes y lleguen como bebés recién nacidos a depositar su voto en la “fiesta cívica” del domingo 7.

En el fondo, estos son los comicios más decepcionantes de nuestra historia reciente, porque nos demuestran que la famosa Reforma Electoral impulsada por la actual administración sirvió para lo mismo que se le unta al bolillo, es decir, para puro queso.

Lo único que le salió bien a Peña fue cambiarle el nombre al Instituto Federal Electoral porque más allá de eso nada salió como nos lo vendieron y los voceros oficiosos del Presidente ya no saben donde meter la cabeza, de la vergüenza.

Veamos: estas serán las elecciones más caras desde 1990 y nos costarán a todos los mexicanos la friolera de 8 mil millones de pesos, los partidos políticos recibieron hace 25 años un total de dos mil 111 millones de pesos. Este año, los angelitos recibieron cinco mil 200 millones de pesos. Cada voto sufragado costará cerca de 500 pesos. Es decir, en materia de lana, no hubo ningún avance y estamos en las manos de la partidocracia como nunca antes.
Durante los dos meses de campañas, a todos nosotros nos tocó sufrir en dos mil 500 estaciones de radio y televisión, alrededor de 24 millones 205 mil 320 anuncios en donde los partidos políticos mostraron sus mejores armas para ganar el voto de los mexicanos, algunos de nivel tan pobre que parecían hechos en “Las gloriosas Academias Patrulla” o en el “Instituto Herman Hollerit”. Si traducimos este hecho a la realidad, descubriremos que tampoco hubo reducción de spots, no se acabaron las cacareadas “campañas sucias”, no hubo transparencia en los gastos de los partidos y, lo que es peor, a nadie convencieron de ir a votar. En suma, estas han sido las campañas del escándalo y del cinismo. De la total degradación de la vida pública, cuando los partidos nos demuestran que somos “en su cadena de amor, tan sólo un eslabón” y nos usan como meras herramientas para llegar a los puestos públicos.

Se lo comento porque en este momento millones están con la duda de ¿votar o no votar?, ¿votar por quién?, ¿anular? o ¿abstenerse?. Dudas muy válidas luego de ver el cochinero en el que convirtieron la vida política del país.

¿Por quién votar? ¿Por el transa que apareció en filtraciones grabadas haciendo negocios en lo oscurito? ¿por el payaso que sirve de palero a los narcogobernadores? ¿por el partido que con total cinismo le abrió las puertas a todo el cascajo político que pudo recibir? ¿por la ajada “corcholata” que se vendió al mejor postor? ¿por esos que tienen de munícipes a sicarios o amigos del narcotráfico? ¿por los candidatos que se negaron a declarar sus bienes o confesar cuánto ganan? ¿por aquellos patrocinados por las nefastas televisoras? ¿Por quién votar?

Lo malo es que al llegar a la casilla uno ya no puede votar por Cantinflas o poner a lo largo y ancho de las boletas: “¡chinguen todos a su madre!” porque ya ni como insulto lo toman, a los partidos ya les vale sorbete saber que nadie los quiera.

Seamos honestos, el voto ya no es premio ni castigo. Hemos caído muy bajo y ya ni tenemos el consuelo de tomar, porque ya no ensartaron la “Ley Seca”.
Entonces, como diría un hombre de 70 frente a una modelo rusa en lencería de 22 años, ¿qué hacer?
Mi recomendación es simple, aunque farragosa: levántese temprano -luego hay enormes colas porque los mapaches son madrugadores-, llévese un buen libro para aguantar la fila -le recomiendo de manera ad hoc “En Busca del Tiempo Perdido” de Marcel Proust-, aguante las ganas de irse a ver el México-Brasil y al llegar ante las boletas vote por candidatos, no por los partidos. Pero no deje de votar… en nuestra farsa democrática, en nuestro circo electoral, cuando menos ese recurso nos queda. Recuerde que la abstención o la anulación son la derrota de nosotros, los ciudadanos.

Todos los partidos, con la única excepción del Partido Humanoide y el Desencuentro Antisocial, tienen sus bases aguerridas, sus maquinarias, sus mapaches, sus ratones locos, sus embarazadores de urnas, sus acarreados, sus comprados, sus promotores y hasta sus topogigios. El nivel de abstencionismo se calcula será mayor al 50% y eso quiere decir que resultarán electos una bola de miserables, mezquinos, comecuandohay, arrastrados, rateros, narcos y pocohombres que cuando menos ganen 3 de cada 10 votos.

¡Pero hay un Dios! Y si algo enseña la Historia es que la miopía política se paga muy caro, recuerden a Moctezuma, a Porfirio Díaz, a Álvaro Obregón o a Gustavo Díaz Ordaz, a todos los quemó el fuego de su propia ceguera y el desprecio que sentían por aquellos a los que sólo veían como súbditos.

Los momentos de hartazgo histórico, que muchos despistados cantaron como “parteaguas de nuestra Historia”, como 1968, 1985, 1994 y el 2000 nos fueron robados por una casta política cada vez más incapaz y corrupta.

¿Seguiremos permitiendo que esto ocurra?
Albert Camus, nacido un 7 de noviembre, escribió antes de morir en un absurdo accidente carretero: “Ellos gobiernan porque tú obedeces”.

Dato fascinante: ¿Ahora con qué nos vamos a divertir? ¿Con el ridículo de la selección mexicana de futbol? ¿Con el reto de ponernos una coca en los senos? ¿Con Caitlyn Jenner? ¿Con Charlie-Charlie?…

José Luis Guzmán Monroy

José Luis Guzmán Monroy "Miyagi"

Nació en algún momento del “baby boom” sesentero (para que no les oculte la edad lo hizo en 1964) y nunca negó su cuna de ocote. Producto de la cultura del esfuerzo, su vida estudiantil transcurrió en escuelas públicas hasta titularse en la FCPyS de la UNAM con la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación y luego una Maestría en Ciencia Política.
Como su madre lo echó de su casa al grito de “yo no mantengo vagos!!”, cuando el apenas contaba con 5 años de edad, José Luis ha desempeñado los más variados y diversos empleos que van de “cerillo” en un Aurrerá a Productor del Presidente Vicente Fox en ese monumento al humorismo involuntario llamado “Fox en Vivo, Fox, Contigo” que se transmitió durante el sexenio 2000 – 2006 a cargo de la Oficina de Imagen y Opinión Pública de la Presidencia de la República.

Fue también Reportero del Instituto Mexicano de la Radio (IMER) desde 1992 y hasta el año 2000 cubriendo todas las fuentes informativas destacando el Senado de la Republica y la Secretaria de Gobernación. Cubrió también el levantamiento zapatista en Chiapas en enero de 1994 y las Platicas de Paz de San Andres Larrainzar, Chis, en 1996.
Ha colaborado en medios electrónicos como Grupo Imagen y W Radio, como productor de Carmen Aristegui y Javier Solórzano del 2000 al 2005. Como productor en “Radioactivo” durante 5 años y creador de “juguetes” radioactivos así como de programas unitarios. Actualmente produce y conduce “Charros Vs. Gangsters” en el 102.5 Noticias MVS; luego de realizar otros esfuerzos como “El Atorón” y “Las Del Estribo”.
En televisión ha colaborado en “Circulo Rojo” de Televisa y “El Almohadazo” de Canal 52 en el sistema Dish; contando también como guionista en Canal 11 del IPN.

En medios impresos ha colaborado en los periódicos Reforma, Milenio y como miembro fundador del diario “La Crónica de hoy”.
Además de escribir para publicaciones mensuales como “Rolling Stone”, “Esquire” y “Playboy”.

Actualmente produce “Ultra Noticias” con Javier Solorzano.
Tiene un hijo, 4 divorcios, 3 pensiones, una infección venérea, una novia a la que adora y le gusta la ropa de GAP.

Add comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Algo mas para visitar

CP en Twitter

CentroPublicoMX La Reforma educativa: el punto final (anotaciones financieras, políticas y sociales de la contra reforma educativa)… https://t.co/4UI9ThekLB
18hreplyretweetfavorite
CentroPublicoMX #Depresión, la enfermedad silenciosa; o como le llamaron los posmodernistas: la realidad interna... Karen Martínez… https://t.co/ZvjgAH96Av
CentroPublicoMX Esta semana, el presidente Andrés Manuel López Obrador, presentará el proyecto del #TrenMaya. Alma Soto nos hace u… https://t.co/tXMnMSi7Ph
CentroPublicoMX Comunicación y Poder; medios públicos, estatales y gubernamentales. @yosoyjavo escribe sobre las facultades de la… https://t.co/GByzqOMp22
CentroPublicoMX Imperdible la exposición #HitchcockMásAllá en la ⁦@CinetecaMexico⁩. Ximena Apisdorf nos sumerge en el suspenso y… https://t.co/SiQDoyPWhu