Centro Público

Una catedral sin paredes: Jardín Escultórico de Edward James de Xilitla

Definitivamente, es un espacio dedicado a una fuerza más amplia que la humana: la naturaleza; sin un límite, cada detalle es una totalidad en sí misma, volviéndolo la meca de Instagram, sin poder capturar toda su magia, belleza, atmósfera, en una sola toma; la experiencia es la reina celosa en su imposibilidad de ser compartida. Edward James (1907-1984), poeta y coleccionista excéntrico inglés, encontró en Xilitla un lugar lo suficientemente parecido a la atmósfera a su natal Escocia, pero con la capacidad de transmutación en cada momento del día y sobre todo en cada estación para construir un sueño alejado de sus miedos de infancia. Un lugar donde la imaginación vuela sin un tiempo definido, con la ayuda de una razón creadora y que sostienen los pilares que flotan alrededor de este gigante jardin.

James nació siendo surrealista. No se definiría sino hasta algunos años después cuando convivió con los artistas del movimiento artístico, pero su corazón y su alma encontraron un poco de paz al hallarse entre creadores y darse cuenta que no era el único que jugaba con ciudades flotantes y donde los estándares rigurosos de la alta sociedad británica no congeniaban con sus alocadas ideas. Toda su vida fue un viajero, un ciudadano del mundo, con casas en West Dean (Escocia), en California, en México, nunca permanecía más de unos meses en cada latitud, es como si la necesidad de moverse fuere la fuerza motora que lo mantendría con vida.

Cada una de las 37 estructuras creadas en Las Pozas son un gatillo para detonar algo que no está ahí, historias, experiencias, sentimientos que dependen de quién las esté caminando, James sólo deja los elementos como horcrux después de pequeñas muertes de haber visto obras fantásticas, principalmente de sus mejores amigos: Salvador Dalí, René Magritte, Leonora Finni o Leonora Carrington. Cada estructura es recipiente de la más poderosa magia y, en su conjunto, de un hechizo capaz de transportarte a otros mundos imposibles, donde no son necesarios muros para vivir, pero se juegan con las luces eléctricas, totalmente perdidas por el ambiente hostil para la electricidad; donde salen flechas del anillo de la reina, tal y como los haces de los estigmas de San Francisco; donde las serpientes de los pecados capitales de reciben, incluso te saludan las reales; donde proliferan hongos miniaturas o hongos que juegan a ser trompas de elefantes tan ligeros y altos que parecerían que flotan en un ambiente cálido. En un ambiente rodeado de los dragones más fantásticos de la imaginación o los más sabios de la naturaleza; donde la arquitectura es capaz de ser y hacer lo que quiere, como quiere, donde quiere; aunque creo que eso es más bien el efecto del dinero.

Casi al inicio del recorrido, sugerido, se ven unas manos saliendo de la tierra, ¿será que alguien vive ahí abajo? ¿será que estará resucitando de entre los muertos?, pero curiosamente en el momento en el que saqué la foto, por la posición en que están colocadas pareciera que la sombra de una ellas fuera el signo de los cuernos, o del amor en el lenguaje de sordos; que en un inicio era para evitar el mal de ojo y que hoy en día, después de que Ronny James Dio lo retomará de su abuela en un concierto de Black Sabbath se hiciera famoso como la señal del heavy metal. Esas manos podrían ser como un retrato de alguien con las líneas bien definidas y la casualidad de la sombra es un guiño al Autorretrato que su amiga Leonora Carrington realizará en 1937 y donde hace la misma señal a una hiena.

El jardín de Edward James es una gran catedral vegetal llena de momentos de plegarias a la historia del arte, a lo que ya pasó y vio y, a lo que no había pasado y hoy en día conocemos. Es un lugar de peregrinación para todos los amantes de la naturaleza, del arte, de la vida misma. El camino a la Huasteca Potosina es tan tortuoso que, en efecto, asemeja al esfuerzo que se requiere para llegar a un lugar sagrado, donde el aire que se respira es diferente, donde el agua fluye de manera tan libre que es transparente, donde la naturaleza es tan amable que durante 10 años recibió y creció un jardín con más de 100 diferentes variedades de orquídeas, con un espacio especial para su guacamaya de 80 años.

Es un espacio imposible de describir, imposible de capturar, imposible de compartir; lo único que quedan son pequeños destellos que las otras personas alcanzan a percibir, que medio pueden imaginarse y sin embargo nunca podrán abarcar hasta que tengan la experiencia por sí mismos. Con unas escaleras que conducen al cielo proveniente de la misma inspiración que Robert Plant, es la nostalgia de un momento que no se puede capturar que también intentaría el artista Cai Guo-Qiang al mostrarle a su abuela la magia que realiza con fuegos artificiales. Con una dama que asegura que todo lo que brilla es oro, recordaría a la pieza de Carrington: La Giganta (La Giganta del huevo), 1947 de la que platicaron ampliamente en sus cartas, esa dama que en la primera pieza que le compró, por 450 dólares y que permaneció en la habitación de James en West Dean, “La casa de enfrente”, 1945 parecería precursoras de esas escaleras para escapar de la realidad. El jardín está lleno de pequeñas señales, serán como pequeños pasos de aves, de pequeñas ondulaciones que retomará en las alfombras de su casa y que incluso fueron el pretexto una instalación en un jardín.

A pesar de su belleza, tiene cierto grado de melancolía a su alrededor, desde las estructuras que no se terminaron, hasta la sensación de insatisfacción que persiguió a James. En efecto, él es la pieza que completa el círculo que asemeja al hombre de Vitruvio, pero también fue el creador de un sin fin de historias, de melodías que nos susurra el viento y que hubiera sido increíble escuchar al compás de los acordes de Flash de Queen.

Ximena Apisdorf Soto

Ximena Apisdorf Soto

Maestra en Arte, con especialidad en Art Business por la Universidad de Manchester y egresada de la Licenciatura en Arte por la Universidad del Claustro de Sor Juana. Se enfoca en la creación de mejores relaciones para el intercambio de instituciones nacionales e internacionales. Actualmente, trabaja para el Barroco Museo Internacional, el cual será inaugurado en 2016 en Puebla y como consultora de relaciones internacionales con las asociaciones como la Asociación de Directores de Museos de Arte (AAMD por sus siglas en inglés) y Bizot para el Museo del Palacio de Bellas Artes. En 2014 fue coordinadora operativa de la 2da. Bienal de Arte Veracruz, para la creación y difusión de artistas del estado. Desde el 2011 se ha especializado en arte contemporáneo latinoamericano y su difusión en las plataformas digitales como fundadora y editora del blog Tildee.info. Escribe para las publicaciones especializadas: Flash Art, Revista Código, Artishock, entre otras. Ha trabajado en instituciones públicas y privadas, enfocada en la coordinación estratégica, operativa y de comunicación; tanto en México como en Estados Unidos; entre los que destacan: el Museo Nacional de Arte, el Museo Tamayo, Proyectos Monclova, I-20, Casey Kaplan Gallery, Prospect 2.5. Ha impartido clases para la Suprema Corte de la Nación (2007) y el Instituto Realia (2014). En el 2008 curó y coordinó la primera exposición de arte contemporáneo en el Museo Diego Rivera Anahuacalli: “Elefante Negro: Arte Contemporáneo”, en la cual participaron 21 artistas de 10 nacionalidades diferentes.

Add comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Algo mas para visitar

CP en Twitter

CentroPublicoMX Esta semana, el presidente Andrés Manuel López Obrador, presentará el proyecto del #TrenMaya. Alma Soto nos hace u… https://t.co/tXMnMSi7Ph
14hreplyretweetfavorite
CentroPublicoMX Comunicación y Poder; medios públicos, estatales y gubernamentales. @yosoyjavo escribe sobre las facultades de la… https://t.co/GByzqOMp22
CentroPublicoMX Imperdible la exposición #HitchcockMásAllá en la ⁦@CinetecaMexico⁩. Ximena Apisdorf nos sumerge en el suspenso y… https://t.co/SiQDoyPWhu
CentroPublicoMX Nuestro Jefe Editorial con @temoris comentando el documental: #NoSeMataLaVerdad. https://t.co/JqqkrjIKTk
CentroPublicoMX Deben leer la historia de #IsabellaSpringmuhl. Coraje ante la adversidad y una gran resilencia, la han colocado en… https://t.co/gBSCwce8DF