Centro Público

¿Un mundo sin abejas es posible?

Las abejas (Anthophila ‘que aman las flores’), son insectos himenópteros, se trata de un linaje monofilético con más de 20 000 especies conocidas en el mundo. Las abejas, al igual que las hormigas, evolucionaron de las avispas.

Hay muchas especies de abejas que aún no han sido estudiadas a fondo. Se les puede encontrar en todos los continentes, excepto en la Antártida. Están en todos los hábitats donde hay plantas con flores (magnoliofitas o angiospermas). Están adaptadas para alimentarse de polen y néctar, usando el primero fundamentalmente como alimento para las larvas y el segundo como material energético.

La especie más conocida es la abeja doméstica (Apis mellifera), a veces simplemente llamada “abeja”. Esta especie es un insecto social que vive en enjambres formados por tres clases de individuos: reina, obreras y zánganos; sin embargo, la mayoría de las especies de abejas son solitarias, es decir, que no forman enjambres. Existe también un número de especies semisociales, con capacidad de formar colonias; por ejemplo, los abejorros. Estas colonias no llegan a ser tan grandes ni duraderas como las de la abeja doméstica.

Las abejas son los polinizadores más importantes de las plantas con flores o magnoliófitas. Se calcula que la tercera parte de los alimentos humanos son polinizados por insectos, fundamentalmente abejas.

Como acabamos de decir, se trata de animales que polinizan. Al alimentarse recogen polen en sus patas, antenas y pelos para llevarlo a la colmena, pero al ir de flor en flor sueltan una parte, lo que resulta en un método reproductivo muy usado por gran variedad de plantas. Así, las abejas ayudan enormemente a que la vegetación del planeta siga creciendo.

También son muy importantes para otras especies vivas, como animales herbívoros que se alimentan de vegetales, y para los humanos, ya que necesitamos la vegetación para vivir, pues de ella obtenemos alimento, zonas con más agua y con distintos climas, y plantas para fabricar ropa y otros materiales.

La Organización para la Agricultura y la Alimentación de las Naciones Unidas (FAO) dice que hay 100 especies de cultivos que proporcionan el 90% de los alimentos en todo el mundo, y 71 de ellos se polinizan con las abejas. Sólo en Europa, el 84% de las 264 especies de cultivo y 4000 variedades vegetales existen gracias a la polinización por abejas. En 2012, la población de abejas en Estados Unidos se redujo en un 60%, muy por encima del 5% o 10% habitual después de la temporada invernal, lo que ha llevado a expertos a calificar el 2012 como el peor año de la historia en apicultura. ¿Por qué están desapareciendo estos insectos?

Muchas son las especies de abejas, avispas y abejorros que corren riesgos, pero realmente las más afectadas son las primeras. Concretamente, podemos basarnos en el estudio llamado «Lista Roja de Abejas» llevado a cabo por IUCN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza), encargada de actualizar la Red List de especies amenazadas y en peligro, junto con STEP (Estado y Tendencia de Polinizadores en Europa), ha determinado que casi 1 de cada 10 abejas en estado salvaje en Europa está bajo amenaza de extinción. Se ha realizado este estudio sobre 1.965 especies de abejas en Europa, un número elevado sobre todo considerando que se conocen unas 2.000 especies en Europa.

Concretamente, se ha concluido que actualmente más del 9% de las especies de abejas salvajes están amenazadas. Además, se ha demostrado que la tendencia es al alza y que cada año este porcentaje aumenta significativamente, de hecho, se calcula que en breve esta cifra aumentará más de un 5%, superando el 15% de las especies de abejas salvajes. Por ello, la Comisión Europea ha mostrado apoyo a estas dos entidades con proyectos para salvar a las abejas.

Entre las principales causas de la cercana desaparición de las abejas se han destacado las siguientes:

  • El deterioro y la pérdida de los hábitats de las abejas.
  • Enfermedades y parásitos que las afectan directamente, como el parásito interno Acarapis Woodi que produce acarapisosis y el parásito externo Varroa Destructor, que es un ácaro que les produce la enfermedad conocida como varroasis.
  • El aumento de especies depredadoras de abejas, como las avispas asiáticas o Vespa velutina.
  • Especies invasoras, tanto animales como vegetales.
  • El cambio climático acelerado.
  • Vertidos de sustancias tóxicas al ambiente, como plaguicidas e insecticidas usados en la agricultura industrializada.
  • En general, la contaminación ambiental.

La organización no gubernamental Greenpeace alertó a la población sobre el peligro que representaría la extinción de las abejas. Invitó a la población mundialy sobre todo aquellos encargados de los procesos agrícolas a optar por un modelo de agricultura ecológica más moderno e inteligente.

Las cifras más alarmantes están en Europa y Estados Unidos, donde las comunidades de abejas se han reducido considerablemente. La península de Yucatán, juega en México un papel fundamental. Quintana Roo cuenta con un santuario para preservar a la especie.

Sin embargo, en México, las abejas también han sufrido las consecuencias de las acciones humanas al ver reducidas sus comunidades hasta en un 80 por ciento en algunas regiones del país..

Greenpeace España lanzó una campaña a la que llamó “Salvemos a las abejas: #SOS abejas”, que implica conocer cuáles son las tareas de estos insectos, así como el peligro de su inexistencia.

Aun cuando en nuestro país, la desaparición de abejas no se ha presentado con la misma intensidad que en el viejo continente, las “damas de la miel” se encuentran en peligro y por tanto la humanidad misma.

Por todo lo mencionado, la desaparición de las abejas provocaría una auténtica crisis alimentaria. Cerca de un 84% de los cultivos comerciales depende de la polinización que realizan. Más allá del dinero, de la producción de miel, de lo importantes que son los polinizadores para aumentar el rendimiento de los cultivos a nivel económico, lo que está en juego es la polinización de las flores, esenciales para la sostenibilidad de la agricultura en todo el mundo.

Albert Einstein no dudó en afirmar que el ser humano no se mantendría sobre el planeta ni siquiera unos cuantos años si las abejas desapareciesen. Una hipotética extinción de estos pequeños animalitos perjudicaría de forma importante el equilibrio ecológico del planeta hasta tal punto que la supervivencia humana sería imposible.

Bruselas ya ha actuado con el veto a los 3 pesticidas. Habrá que esperar a conocer nuevos datos tras su aplicación práctica. En cuanto a la eliminación del ácaro, en EEUU han inventado un sistema eléctrico denominado Mitezapper, o atrapa-ácaros, un cuadro eléctrico que irradia calor y es eficaz en un 85%. La Universidad de Pensilvania lo combate con ácido fórmico, y otros apicultores han constatado mediante azúcar en polvo. La Universidad del Mar del Plata (Argentina), ha ensayado con aceite esencial de pomelo, con resultados positivos.

Recientemente, en México el llamado a la conservación de las abejas ha sido escuchado en instancias gubernamentales. Algunas entidades federativas han afirmado que se establecerán programas para su conservación, los cuales están orientados a la problemática para proteger la producción de miel, ya que en nuestro país se estima que se obtiene, en promedio, alrededor de 56 mil toneladas de miel que generan ganancias de casi dos mil millones de pesos anuales (ocupamos el sexto lugar a nivel mundial en este rubro).

Por lo anterior, actualmente, diputados de entidades como Coahuila, Guanajuato, Jalisco y Sinaloa (y la lista sigue en aumento) están proponiendo iniciativas para la “protección de las abejas y otros polinizadores”; inclusive, el Senado de la República está evaluando una iniciativa para establecer una Ley General de Conservación, Protección y Fomento Apícola.

Sin embargo, aunque es loable dicha iniciativa, se propone que ésta no sea enfocada únicamente en proteger a la especie responsable de la producción de miel, al incremento de colmenas y a la capacitación para apicultores de esta especie. Es conveniente dejar en claro que proteger la apicultura en su contexto actual no es precisamente proteger la diversidad de abejas silvestres del país.

Es importante que se tomen decisiones y que se implementen una política adecuada de conservación de las abejas en México, diversificando las acciones sobre la cantidad real de especies de estos polinizadores. En grandes ciudades de otros países están implementando medidas para ayudar a preservar a sus polinizadores, brindando refugio y alimento a través de nidos artificiales y jardines urbanos con numerosas flores (con plantas nativas).

Desde el año pasado, por lo menos 27 países de la Unión Europea prohibieron por completo el uso de ciertos plaguicidas que son tóxicos para las abejas. Además, se ha incentivado a los agricultores a mantener la biodiversidad en sus campos de cultivo, evitando el corte de las plantas con flores que crecen en la periferia o mantener parches de vegetación natural cercanos. Existen, por lo tanto, buenas estrategias y técnicas para la conservación de los polinizadores que se pueden implementar o adaptar a México.

Ofrecemos esta información para que se aproveche el impulso reciente a las políticas sobre la protección de las abejas, y se incluya a las demás especies que tienen este papel tan relevante en México. Este enfoque integral es el más adecuado en términos de lo que tenemos en el país. De no hacerse y desaparecer especies de estos polinizadores, la sociedad estará perdiendo y pagando, finalmente, las consecuencias, disminuyendo el bienestar que nos ofrecen dichas especies. Está en nuestras manos hacerlo de la manera correcta y no solo centrando el valor en el aspecto económico, la producción de miel.

Alma Rosa Soto González

Alma Rosa Soto González

Licenciada en biología egresada de la FES Iztacala UNAM
Asistente en investigación de la Faculta de Medicina
Asesor y representante de temas biológicos y ambientales de la Ciudad de México, de la asociación “Tortugas de Totonacapan A.C”

1 comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Algo mas para visitar

CP en Twitter

CentroPublicoMX RT @cuauhmedina: ¿Qué significado tiene asesinar el futuro? Ai Wei Wei en el MUAC https://t.co/saLWFNiG9M
CentroPublicoMX Dicen que las calorías ganadas en época vacacional, no cuentan... Así que dense una vuelta a #LeMacaronBoutique la… https://t.co/7NcqSizWzj
CentroPublicoMX Presos políticos y arte, #Ayotzinapa y la memoria funcional. @aiww asesinando el futuro o de como estados totalitar… https://t.co/eOKDYfXYCn
CentroPublicoMX Sobre el #MeToo, medios y opinión pública; el contexto original y cómo se estructuró en #México. Seguiremos leyend… https://t.co/2uwYxXihIw
CentroPublicoMX Posterior a la transformación ocurrida en #LosPinos, la cuarta sección (cultural) de #Chapultepec es el proyecto má… https://t.co/9bh7RL0zcy