Seguramente es un tema extraño y que más de uno pregunta ¿Porqué es importante estudiar la salud y poder? ¿qué no es más importante buscar nuevas vacunas y medicamentos para curar enfermedades?.

La explicación es simple las personas que hemos elegido como gobernantes generan políticas de salud que nos afectan de forma individual o grupal, porque el control no solo es por lo que se nos prohíbe o permite sino también por el como vemos nuestro cuerpo y el ideal de salud que deberíamos tener. La salud tiene un gran peso al momento de tomar decisiones, no sólo por su componente económico también porque la salud puede ser algo que no recuperemos causando daño o muerte en el individuo.

Esto es algo poco estudiado en nuestro país desde el punto de vista médico donde el grupo en el poder concibe la posibilidad de generar individuos controlados de varias formas y que a la voz disidente se le tache de “loco” o “inadaptado social”, siendo la primera la que más miedo da, ya que uno podrá tener una gripe, cáncer y será considerado digno de conmiseración pero al enfermo mental se le aleja y evita en un afán de evitar “el contagio”. Michel Foucault hace mención de ello en sus lecturas sobre los cuerpos dóciles y vigilar y castigar.

Nos encontramos en una sociedad donde hemos llegado a sugerir la figura humana como un modelo a seguir, idealizado y endiosando la discriminación, ya que si la persona no tiene ese cuerpo ideal se percibe como enfermo y es algo que solo se logra con dinero, hemos llegado al ridículo de generar áreas de negocio con un ente nuevo llamado health coach donde se paga porque “un especialista” nos guié para obtener la “el estado ideal salud”. Casualmente ahora la moda en ciertas clases sociales pudientes es ir al médico antes de enfermar cosa que desde hace decenios se conoce como medicina preventiva, la única variante es que hoy es obtenida por medio de una entidad de negocio no por un proceso educativo o de consenso social.

La búsqueda de la salud y el cuerpo ideal no es fácil ya que es idealizada, muy cara y no todos tenemos buen salario como los de actrices de telenovela de televisa para lograr este “ideal” (diablos porque no explote mi físico para una telenovela cuando lo tuve, reflexiono y me doy cuenta que nunca lo llegue a tener y se me pasa).

Nuestro modelo se basa en lo oficial como lo único valido, no es preventivo, privilegia ciertos sectores sociales en la búsqueda de votos a futuro y como ejemplo de controversia podemos ver al seguro popular que es como una aseguradora privada sin cobertura universal, que no cubre todas las enfermedades, sí las cubre no cuenta con todos los recursos o “subroga” el servicio a entidades de la iniciativa privada a un costo mayor del que se pagaría como gobierno en el sector publico, el paciente considera que esta siendo bien atendido pero a un costo social altísimo no solo por los costos económicos elevados sino por la pérdida de una infraestructura del estado, es aquí donde nos preguntamos ¿quién se beneficia?, ¿asociaciones civiles privadas?, se genera entre el personal de salud una precariedad laboral a costa de pudrir servicios públicos beneficiando a los privados, ¿debemos pensar el la precariedad como una nueva forma de vida o clase social?

¿Porqué en otros países si se puede tener mejores condiciones sin tener estos esquemas depredatorios y en el nuestro no?

Yo solo reflexiono y comento: abusados, la salud es tan buen negocio que hasta China se mete en cuestiones de salud en nuestro país, aunque parezca de risa y no se caracterizan por ser los mejores patrones no vaya siendo la moneda de cambio al quitarles la concesión del tren México- Queretaro.

Todo ahora en salud se basa en el financiamiento de los servicios de salud basado en resultados como son:

  1. Mejorar la salud de la población.
  2. Impulsar la calidad en torno de la experiencia del paciente.
  3. Incrementar la eficiencia y reducir costos.

Claro desde una óptica empresarial no desde una visión social, porque ¿qué es mejorar la salud de la población? Existen enfermedades desde las más simples a más complejas que el seguro popular no paga porqué no se tiene el recurso y punto. Quien lo dude vaya a varios centros de salud y ni abatelenguas se tienen ¿tendrán acaso el mejor medicamento que necesito?

Este manejo empresarial constantemente cuestiona y dice que se gasta mal, pero no es el personal de salud el que “gasta mal” porque ni siquiera dispone del recurso es una elite dentro del gobierno que decide “a sepa Dios” que intereses y nosotros solo vemos el resultado de sus pésimas políticas.

Esta de moda la evaluación (léase política del garrote) para determinar la calidad de la atención, para justificar reformas que mas que ser profundas e ir a la medula del problema, son reformas laborales. El actual modelo y sus propuestas de cambio no son algo “conectado” con los pacientes y sus necesidades reales, donde se busque la autogestión en salud, se nos habla de “estímulos” y responsabilidades a personal –pacientes y familiares sin comprender que la enfermedad no es un ente que yo pueda elegir si quiero tener o no en muchos casos, y que tampoco puedo prevenir en una sociedad que demanda que la persona trabaje jornadas inhumanas mal pagadas, en un modelo de consumo donde lo verdaderamente preventivo no cabe; si lo duda vea en cuanto sale “comer bien y nutritivo” es un lujo que la inmensa mayoría de los mexicanos no puede darse y por consiguiente enfermara a futuro, eso sin contar que el personal de salud es escaso y mal pagado, con supervisiones y evaluaciones a modo elaboradas por empresas privadas justificando a como de lugar sus políticas gubernamentales de “cambio”, si alguien lo duda ya esta la evaluación por entidades privadas de “El conocimiento y uso de guías de practica clínica en el sector salud”, a ver con que nos salen.

Estas son algunas de las situaciones que debemos considerar sin dejar de mencionar el poder de la industria farmacéutica para definir políticas globales de salud y de los medios de comunicación que educan a nuestra población en lo que la persona debe considerar como adecuado, por algo los infomerciales promoviendo cierto tipo de productos y la barra nocturna que vende suplementos, aparatos maravilla que lograran que esa panza adquirida con tanto esfuerzo a punta de cientos de tacos y tortas desaparezca mágicamente en 7 días, cual salario que no alcanza a llegar a fin de quincena. Con situaciones como esta y de no cambiar drásticamente podemos vaticinar que no solo seremos el país más pobre sino el país con más enfermos y unos cuantos millonarios por las siguientes tres generaciones.

Estamos ampliando la brecha de medicina para ricos y medicina para pobres.

Estimado lector(a), la reforma en salud es un hecho que este gobierno priista va a llevar a cabo en algún momento, ya sea de manera formal u oculta como se ha estado haciendo, es por ello que no podemos dejar de opinar y participar con la finalidad de seguir evitando abusos y políticas erradas que al final dañan nuestro bienestar como individuo o población.

Comentando la noticia: Parece ser que se ha suspendido la convocatoria que afectaba a nivel federal a enfermeras, trabajadores sociales y terapistas. Un consejo, en la SEP, la flamante reforma educativa no a traído consigo un nuevo paradigma ideológico de la educación, pedirle a Emilio Chuayffet Chemor que piense en algo benéfico para la población es como decir que los cerdo vuelan y sin embargo ha logrado consternación y deterioro de la calidad educativa; todo esto sustentado en las reformas “constitucionales” imposibles de discutir afectando en su momento a jefes de clase de escuelas secundarias y parece que ahora a prefectos, orientadores, laboratoristas y médicos escolares, donde se dice habrá cambio de claves, aumento de jornada, perdida de prestaciones y probablemente recorte de personal. Compañeros enfermeros(as) no crean en el canto de las sirenas cual Ulises de la Odisea, tapen sus oídos y piensen como van a continuar, esto apenas inicia y tenemos un gobierno sumamente apurado en sacar sus reformas que benefician a unos cuantos en un país que es un estado fallido, que se esta cayendo a pedazos y es a nosotros a los que les urge tomar esta tarea para hoy y no para mañana, animo y éxito.

Una Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *