Centro Público

Rusia y la nueva política de contención occidental o la fractura ucraniana: de Crimea a Dónbass.

No han pasado más de 3 meses de la celebración del referéndum secesionista de Crimea, la autoproclamación de su independencia y su anexión a la Federación Rusa; y en el contexto de nuevas tensiones políticas en el este de Ucrania, el pasado 11 de mayo, las provincias del este de Donetsk y de Lugansk llevaron a cabo una consulta en relación a la autodeterminación de estas regiones. Según lo informado, un 89% de los votantes se manifestaron a favor de la independencia, con un 10% en contra y un número marginal de votos nulos.

Como era de esperarse, tanto Estados Unidos como la Unión Europea han rechazado este ejercicio, calificándolo de ilegal y han advertido que no reconocerán sus resultados. El gobierno ruso, en cambio, ha respaldado el referéndum sin definir aún lo que para algunos podría ser la anexión de estos territorios, tal y como lo hizo en el caso de Crimea.

En la región de Donbáss que comprende las provincias de Donetsk y Lugansk, habitan alrededor de 7.3 millones de ucranianos, de los cuales 3.1 millones de personas conforman el padrón electoral. De acuerdo con declaraciones del jefe de la Comisión Electoral de Donetsk, Roman Lyagin, el 75% del padrón participó en los comicios. De acuerdo con lo informado por el propio Lyagin, la votación se inclinó en un 89% a favor de la independencia de las provincias orientales. Acto seguido, el lunes 12 de abril, el representante del Gobierno de la República Popular de Donetsk (RPD), Denís Pushilin, declaró la soberanía de la región y designó como organismo supremo del Estado a una entidad denominada Consejo Superior, mismo que pidió formalmente al gobierno de Vladimir Putin considerar su anexión a la Federación Rusa. Por su parte, el Consejo de Seguridad de Lugansk, ente similar al Consejo Superior de Donetsk exhortó al gobierno interino de Ucrania a efectuar los cambios constitucionales relativos a la independencia de esta provincia. No obstante, los gobiernos referidos, ni el ruso ni el ucraniano, han emitido aún respuesta formal a estas peticiones. Lo cierto es que Donetsk y Lugansk han comenzado ya a analizar la posibilidad de plantear su unificación como “estados soberanos independientes” previo a lo que líderes de ambas autoproclamadas repúblicas podrían trazar luego, como una anexión a la Federación Rusa.

La reacción del gobierno ucraniano y la imposición de más sanciones de la UE

El presidente interino de Ucrania, Alexandre Turchinov, declaró que el referéndum es un “paso hacia el abismo y la autodestrucción”, sostuvo que éste no tendrá efecto jurídico ni repercusión alguna en la integridad territorial del país, ya que no existe un marco legal en la Constitución ucraniana para la celebración de consultas locales. El secretario del Consejo de Seguridad Nacional de Defensa, Andrei Parubi, afirmó que se considerará como acto de agresión por parte de Rusia si reconoce los resultados de las votaciones y planea su anexión de las regiones separatistas de Ucrania, como sucedió con la península de Crimea.

El mismo lunes 12 de mayo, la Unión Europea (UE) comunicó que su lista de 48 personalidades sancionadas aumentó a 61 por encontrarlas como responsables de llevar a cabo, o ayudar, a la celebración de los refrendos secesionistas. Por añadidura, Didier Burkhalter, presidente del organismo más importante de seguridad nacional -la Organización para la Seguridad y la Cooperación para Europa (OSCE)- presentó ante el bloque europeo y Rusia una hoja de ruta con medidas encaminadas a solucionar la inestabilidad de Ucrania, el cual fue aceptado por ambas partes. Éste define cuatro puntos torales retomando lo acordado durante la reunión sostenida en Ginebra el mes pasado, en la que participaron representantes de la propia UE, Ucrania, Estados Unidos y Rusia a saber: “el cese de la violencia y la amnistía a los opositores pro rusos, el desarme de los grupos armados, el regreso del «monopolio de la fuerza al Estado ucraniano», la promoción del diálogo nacional y la organización de las elecciones del 25 de mayo”.

Para reforzar este esfuerzo, el martes 13 de mayo por la mañana, el ministro de Asuntos Exteriores de Alemania viajó a Ucrania para apoyar el proceso de diálogo nacional entre las regiones centrales y las regiones separatistas del este del país.

Perspectivas

Existen aún distintos temas por aclararse del todo que, sin embargo, tendrán implicaciones a futuro. Por un lado, a pesar de que los separatistas pro rusos han afirmado que la población votó por la independencia de estas dos regiones del este ucraniano, no todas las personas que emitieron su sufragio tenían claro la finalidad última de este ejercicio. Mientras para algunas personas, consistía en decidir si las regiones se convertirían en un estado autónomo dentro de Ucrania, para otros se trató más bien de una votación sobre la anexión a Rusia. No hay que perder de vista que, tal y como lo reflejó una investigación reciente del Pew Research Center, un 70% de los habitantes del este de Ucrania desean ciertas dosis de autonomía bajo un Estado unificado.

Por otro lado, en la opinión de la Comisión Europea, este referéndum contravino los estándares electorales internacionalmente aceptados. El referéndum fue convocado por los mismos ciudadanos, sin la participación ni el aval del gobierno interino ucraniano ni de instituciones electorales formales. Más aún, las votaciones no contaron con un padrón electoral actualizado –toda vez que se empleó el censo del 2012 debido a que el Servicio de Seguridad Ucraniana (SBU) aparentemente habría bloqueado las bases de datos- los tres millones de papeletas impresas no contaron con mecanismos de control como sellos de protección y tampoco hubo presencia de observadores internacionales. Nunca fue claro tampoco, quiénes fueron los encargados de supervisar y efectuar el conteo de votos y, si acaso, habrá oportunidad de comprobar la legalidad y transparencia de los resultados.

Es importante resaltar que la estrategia del premier ruso Vladimir Putin ha cambiado considerablemente. En esta ocasión, lejos de la confrontación previa con Ucrania que adquirió en distintos momentos una dimensión militar en relación con Crimea, ésta vez se ha limitado a hacer un llamado a respetar el resultado de las consultas, a criticar las nuevas sanciones impuestas por la Unión Europea y, en definitiva, a manifestarse en la búsqueda de una solución duradera y aceptable para las partes con la participación de la comunidad internacional y la mediación de organizaciones como la propia OSCE.

De acuerdo con la opinión de analistas internacionales es poco probable que Rusia intervenga militarmente en las regiones separatistas, tal y como lo hizo en Crimea, debido a que no necesariamente cuenta con el apoyo mayoritario de la población. Del mismo modo, Vladimir Putin aún no ha definido si planteará la posibilidad de anexionar estos territorios a su Federación; y más aún, está el hecho de si Ucrania permitirá que esto suceda, ya que las dos provincias generan el 20% del PIB del país y un tercio de la producción industrial, mientras que Crimea solamente representaba un 3.7%. La región de Donbáss es, sin duda, la región productora más grande de hierro y acero en Ucrania y uno de los principales complejos de la denominada industria pesada en el mundo.

Finalmente, en el comunicado final de la UE del lunes 12 de mayo, los líderes europeos han respaldado con mano firme los comicios presidenciales en Ucrania para el 25 de mayo y han hecho un llamado a todos los actores involucrados al respecto de esta herramienta democrática cuya finalidad, calificó el organismo, es solventar la crisis y que Ucrania elija su propio futuro. Aunque la posición de Rusia estuvo notoriamente en contra de la celebración de elecciones, hoy parece haberse matizado y distanciarse radicalmente de lo que, por ejemplo, el autoproclamado presidente separatista de la región de Donetsk declaró apenas terminado el referéndum: que estas elecciones no se llevarán a cabo en la región. En contraste, Vladimir Putin ha decidido apoyar las elecciones presidenciales en Ucrania y ha informado que comenzará a retirar los 40 mil efectivos militares que tiene desplegados en la frontera este.

Sin duda, estos son los desafíos más relevantes en el mediano plazo. Por un lado la celebración de las elecciones presidenciales que supondrá un paso relevante en la nueva institucionalidad ucraniana y, por el otro, la resolución de la crisis política en las regiones del este con la activa participación de Rusia. Queda aún la pregunta, sin embargo, si las nuevas autoproclamadas repúblicas seguirán un curso de acción distinto y hasta cierto punto impredecible hasta hace algunos días. De acuerdo con Miroslav Rudenko, copresidente del gobierno de la República Popular de Donetsk, el nuevo Estado no buscaría necesariamente integrarse a Rusia sino, en todo caso, “unirse con las regiones de Lugansk, Jarkov, Odessa y Nikolayev, sobre una base federalista, para formar un nuevo país llamado Novorossia”. Una vez más, las tensiones entre principios como el de autodeterminación, el de soberanía e integridad territorial de los Estados chocan irremediablemente en un contexto desafiante para Rusia y Ucrania, la región eurasiática y, desde luego, para la comunidad internacional en su conjunto.

Centro Público

Centro Público

Add comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Algo mas para visitar

CP en Twitter

CentroPublicoMX Un plan “tranqui” para este fin de semana -sin excesos-, puede ser el #cine. ¿Ya vieron #BohemianRhapsodyMovie ?… https://t.co/zBsoLVEoxr
36mreplyretweetfavorite
CentroPublicoMX El caso de #ValeriaMedel y para variar, #Veracruz y los indicadores de violencia en #México! Escribe @yosoyjavo https://t.co/RtgJToVqbm
44mreplyretweetfavorite
CentroPublicoMX RT @yosoyjavo: La periodista mexicana, @aperezcanedo, concluyó su etapa profesional en @CanalOnceTV, sin duda, su salida de la televisora d…
CentroPublicoMX RT @eduardocervants: 30 llamadas en un día por parte de @ATTMx @ATTMxAyuda. Que @ServicioTelcel @Telcel es quien proporcionó mis datos pers…