Centro Público

Rusia y Estados Unidos negocian el futuro de Ucrania

Durante la Guerra Fría , los ministros de Relaciones Exteriores del Estado soviético y estadounidense, negociaban habitualmente el resultado de las crisis y el destino de los países . La semana pasada me invadió una sensación de déjà vu.. Estadounidenses y rusos, negociaron sobre la cabeza de todo el mundo para encontrar una manera de desactivar la crisis en Ucrania y , en el curso de eso, dar forma a su destino.

Durante las conversaciones , el presidente de EEUU, Barack Obama, dejó en claro que Washington no tiene intención de ampliar la OTAN hacia Ucrania o Georgia. Los rusos por su parte, han declarado que no tienen intención de intervenir de manera armada en Ucrania . Las conversaciones entre el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov, y el secretario de Estado de EE.UU. , John Kerry, ha sido amplia y permanente. Por diferentes razones , ninguna de las partes quiere que la crisis continúe, y cada uno tiene una lectura diferente de la situación.

La Perspectiva de Rusia

Los rusos están convencidos de que el levantamiento en Kiev fue fomentado por los servicios de inteligencia occidentales que apoyan las organizaciones no gubernamentales y que sin esto, las manifestaciones se habrían extinguido y el gobierno habrían sobrevivido . Esto no es una nueva narrativa por parte de los rusos . También alegaron que la Revolución Naranja tenía las mismas raíces. Los rusos realmente creen esto. Apuestan a que la inteligencia occidental tiene la capacidad de desestabilizar Ucrania y potencialmente a otros países en la esfera de influencia rusa , o incluso la propia Rusia.

Los rusos han elevado el precio del gas natural en un 80 por ciento para Ucrania, y el rescate de la deuda soberana de Ucrania del Fondo Monetario Internacional lleva consigo el dolor social y económico. Se ha hablado de la acción en Moldavia, ya que Rusia enviará suministros a esta región, y en caso de seguir escalando el conflicto, Ucrania impediría el paso de éstos, a través de su territorio; lo que orillaría a Moscú, a intervenir de manera armada y ponerlos de nuevo, donde empezaron.

Una acción de los rusos en los países bálticos es posible; el Kremlin podría alentar a las minorías rusas a salir a las calles . Pero los países bálticos están en la OTAN , y la respuesta sería impredecible. Los rusos quieren mantener su esfera de influencia en Ucrania sin romper los lazos comerciales y políticos con Europa, sobre todo Alemania . Las tropas rusas que se trasladen a los países bálticos, desafiarían relación de Rusia con Europa.

La Perspectiva de EEUU

Estados Unidos, ve a los rusos como si tuvieran dos palancas: militarmente, los rusos son más fuertes que los estadounidenses en la región. Estados Unidos no tenía opciones militares prácticos en Crimea , al igual que no los tuvieron en Georgia -2008-. A Estados Unidos, le tomaría meses acumular fuerzas en caso de un conflicto mayor en Eurasia. La preparación para la Tormenta del Desierto tomó seis meses y la invasión de Irak en 2003, llevó una preparación similar. Los estadounidenses no quieren entrar directamente en conflicto con los rusos, ya que por un lado, se puede poner en entredicho la incapacidad de EE.UU. para organizar una respuesta militar oportuna y podría revelar las debilidades de la OTAN.

Los estadounidenses tampoco quieren poner a prueba a los alemanes, ya que no saben en qué dirección se moverá Berlín . En cierto sentido, los alemanes comenzaron la crisis mediante la confrontación de la negativa de los ucranianos para proceder con un proceso de la UE y el apoyo a uno de los líderes del levantamiento, tanto antes como después de las protestas. Pero desde entonces, los alemanes cada vez toman las cosas con mayor tranquilidad; y la persona a la que apoyan, Vitali Klitschko, ha abandonado la carrera por la presidencia de Ucrania. Los alemanes se han retirado.

Los alemanes no quieren un conflicto, entienden que éste, agravaría la inestabilidad de la Unión Europea y podría forzar a Alemania en acciones más enérgicas que realmente no quiere llevar a cabo. Berlín está muy ocupado tratando de estabilizar la Unión Europea y mantener unida a Europa meridional y central en la cara de la perturbación económica masiva y el surgimiento de una derecha radical cada vez más visible. No necesita un duelo con Rusia. Los alemanes también reciben un tercio de su energía de Rusia. Esto es beneficio mutuo, pero los alemanes no están seguros de que Rusia lo tome así durante una crisis. Es un riesgo que los alemanes, no correrán.

Si Alemania es prudente, los europeos centrales serán cautelosos. Polonia no puede simplemente ignorar a Alemania, por ejemplo. Los Estados Unidos podrían crear relaciones bilaterales en la región, como ya he sugerido que sucedería en su momento, pero por el momento, los estadounidenses no están dispuestos a actuar en absoluto , y mucho menos en una región donde dos potencias -Rusia y Alemania- podría oponerse a la acción estadounidense.

Washington, como Moscú, tiene opciones limitadas. Los rusos se han dirigido a los estadounidenses para aliviar la crisis, pidiendo la creación de una federación en Ucrania, Estados Unidos, ha sido cauteloso en su respuesta y en sus declaraciones –algo que no es normal para la política exterior estadounidense-.

La importancia de las negociaciones

Lo más interesante de esto, es que con el próximo acto que se está reproduciendo , los rusos y los americanos han tendido la mano uno al otro. Los rusos han hablado con los europeos, pero a medida que las discusiones lleguen a la etapa de definición del futuro y opciones, Lavrov llamará a Kerry y Kerry contestará el teléfono.

Esto nos dice algo importante sobre cómo funciona el mundo. He presentado la debilidad de ambos países, pero incluso en la cara de esta debilidad , los rusos saben que no pueden sustraerse a la crisis sin la cooperación de América; los Estados Unidos, entienden que deberán hacer frente a los rusos y no puede simplemente imponer una sanción.

Parte de esto, pudiera ser una lección aprendida en la Guerra Fría. Pero es más que eso. Si los rusos quieren llegar a una solución al problema de Ucrania protegiendo sus intereses nacionales sin forzar más allá de un nivel de riesgo que consideren aceptable, el único país que puede colaborar es Estados Unidos. No existe una única voz en Europa, los británicos hablan para los británicos, los franceses para los franceses, los alemanes para los alemanes y los polacos para los polacos.

Un acuerdo entre EE.UU. y Rusia sobre la desactivación de la crisis probablemente traería a los alemanes y al resto del trato. Alemania quiere una solución que no interrumpa las relaciones con Rusia y no tensar las relaciones con Europa Central. Los alemanes necesitan buenas relaciones con los centroeuropeos, en el contexto de la Unión Europea. Los estadounidenses quieren buenas relaciones, pero tienen poca dependencia de Europa central en el momento. Por lo tanto, los estadounidenses potencialmente puede dar más que los europeos, aunque los europeos podrían haberse organizado para negociar.

Por último, Estados Unidos tiene intereses globales que los rusos pueden afectar . Irán es la más obvia. Por lo tanto, los rusos pueden vincular las cuestiones en Ucrania a los problemas en Irán para extraer un mejor trato con los Estados Unidos. Una negociación con Estados Unidos tiene un componente económico mínimo y los componentes políticos y militares máximos. Hay lugares en los que Estados Unidos, requiere de la ayuda rusa.

Las preocupaciones estadounidenses divergentes

Lo más importante, Estados Unidos no tiene claro sobre lo que quiere de los rusos. En parte quiere crear una democracia constitucional en Ucrania. Los rusos en realidad no se oponen a eso, mientras Ucrania no se una a la OTAN o la Unión Europea, sin embargo, los rusos también son conscientes de que la construcción de una democracia constitucional en Ucrania es una empresa vasta y posiblemente inútil. Ellos saben que el gobierno está construido sobre arenas movedizas y existen graves peligros económicos y sociales. En EEUU, hay un gobierno dividido, el que se preocupa de Rusia y su probable renacimiento económico y militar y otro,             que se obsesiona con el Medio Oriente.

Como ocurre a veces en los Estados Unidos, hay diversidad ideológica e institucional compleja. El Departamento de Estado y el Departamento de Defensa casi nunca ven nada de la misma manera, y las diferentes oficinas tienen vistas distintas de la competencia, y luego, está el Congreso. Eso hace que los Estados Unidos en algunos aspectos, sean tan difíciles de tratar como los europeos. Pero también abre oportunidades para la manipulación en el curso de la negociación.

Rusia sufrió una reversión masiva después que el ex presidente de Ucrania, Viktor Yanukovich cayó. Actuó no tanto para revertir la derrota como para dar forma a las percepciones de su poder. El poder de Moscú es real, pero insuficiente para revertir directamente los eventos mediante la ocupación de Kiev. Tendrá que utilizar la debilidad económica de Ucrania, la fragmentación y el tiempo para tratar de reafirmar su posición política. Necesita una solución negociada. Para tener esa solución, Moscú necesita un interlocutor significativo. Los Estados Unidos es el único disponible. Y a pesar de su complejidad y rareza, es el único que puede proporcionar la plataforma estable que Rusia necesita ahora .

Los Estados Unidos no están dispuesto a reconocer que han entrado en un período durante el cual la competencia con Rusia será un elemento decisivo en su política exterior. Su lógica interna no se centra en Rusia, ni se alinean los intereses burocráticos internos. Hay un argumento para afirmar que no es en el interés de EEUU para poner fin a la crisis de Ucrania, que permite a Rusia ir más profundo en el pantano de Ucrania. Pero Estados Unidos opera por su propio proceso, y aún no está listo para pensar en términos de debilitamiento de Rusia, y teniendo en cuenta el aislamiento relativo de los Estados Unidos, el aplazamiento no es una mala idea.

Por lo tanto, las negociaciones son prometedoras. Pero lo más importante, los rusos nos han mostrado el camino del mundo que sigue funcionando. Cuando algo se quiere conseguir, el número a llamar, es todavía Estados Unidos.

http://www.stratfor.com

George Friedman

George Friedman

Presidente de Stratfor y autor del Best Seller, La próxima década.

Add comment

Algo mas para visitar

CP en Twitter

CentroPublicoMX Desde hace años se han demandado acciones concretas en materia de #migración y #DDHH. Ninguno de los candidatos a l… https://t.co/P257Wx2BT2
CentroPublicoMX Las páginas ocultas del diario de Ana Frank: https://t.co/lJqtpkSPaf
CentroPublicoMX RT @INEMexico: #EnVivo Sigue el Segundo Debate Presidencial y únete a la conversación #DebateDelDebate #DebateINE https://t.co/crf1Sbp2d7
CentroPublicoMX Orgullosos de nuestra experta en arte: Ximena Apisdorf @AldonzaS @PMovimiento @RadioUNAM @tvunam https://t.co/u42ng2HJnj
CentroPublicoMX Conflictos geopolíticos a raíz de la nueva embajada estadounidense. Escribe @WongSandraC para #CentroPublico. https://t.co/boGozTBV2s