Centro Público

Reseña: ‘El papa Francisco, un hombre de palabra’, el documental que muestra la voz de Bergoglio

Jorge Mario Bergoglio, máximo líder de la Iglesia católica, en el documental de Wim Wenders titulado “El papa Francisco, un hombre de palabra” Focus Features

El director Wim Wenders también es el narrador de El papa Francisco, un hombre de palabra, un retrato documental del líder actual de la Iglesia católica. Al inicio, Wenders señala tres hechos pertinentes acerca del hombre y de su posición: es el primer papa jesuita, el primero de origen americano (nació en Argentina en 1936 y lo bautizaron como Jorge Mario Bergoglio), y es el primer pontífice en adoptar el nombre de san Francisco de Asís.

Para Wenders, este último hecho es muy importante. La cinta comienza con una larga toma desde un ángulo alto del pueblo italiano de donde era originario Asís, realizada con la técnica de cámara rápida para lograr transmitir lo que el cineasta considera que es la naturaleza atemporal del lugar.

Durante gran parte del documental, Wenders encuadra al papa en un sencillo primer plano medio y lo invita a expresar lo que piensa. Con su rostro amable, mirada inteligente y sonrisa fácil, Francisco es un personaje amigable y cautivador. Sin embargo, no es un soñador. Demuestra un profundo conocimiento de los horrores del mundo moderno y habla con sencillez, a partir de una investigación filosófica, acerca de lo que la Iglesia católica, apostólica y romana puede hacer para contrarrestarlos.

El singular enfoque de Wenders en el papa Francisco nace de una admiración sincera, pero también constituye una astuta estrategia. Este pontífice es muy controversial y el retrato del cineasta lo saca del contexto de las opiniones polémicas para permitirle hablar sin discutir. “El mundo está sordo en su mayoría”, dijo en algún punto. Y continuó con la descripción de su estrategia cuando viaja por el mundo y conoce a los dirigentes: “Habla poco. Escucha mucho”. No obstante, en este documental, el papa tiene libertad de palabra.

Las secciones de entrevistas son fascinantes y las partes que abordan los viajes del papa, durante los cuales a menudo lava los pies de quienes conoce, son conmovedoras. El abandono de la pompa del papado y la adopción de una relativa austeridad (que se extiende al uso de un auto muy pequeño llamado papamóvil) refuerza la afirmación del título de la película.

Lo que no ha tenido mucha aceptación son los intentos de Wenders de mostrar la vida de san Francisco. Estos se hicieron con un estilo semejante al del cine mudo, en blanco y negro, con un tenue titilar de la imagen.

No sé qué estaba pensando Wenders en esa parte. Si se trató de un intento extravagante de llegar a un público más amplio, no se logra la extravagancia ni la claridad. Simplemente se ve bobo… y frustrante, en especial si se considera que si Wenders buscaba realizar una cinta clásica para tratar de evocar a san Francisco, no debía ir más lejos de Las flores de san Francisco la espléndida película de 1950 filmada por Roberto Rosellini.


Fuente: NYTimes / Glenn Kenny

Centro Público

Centro Público

Add comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Algo mas para visitar

CP en Twitter

CentroPublicoMX ¿Cómo asegurar un Derecho a la Ciudad equitativo, independiente del capital acumulado, y que represente intereses y… https://t.co/atzX2FfKjg
CentroPublicoMX RT @AldonzaS: Para que se inspiren a ver el documental #PrimeraDamadelaRevolucion les dejo la nota de @elpais_america @elpais_cultura @Spar
CentroPublicoMX RT @Aeromexico: Información actualizada sobre el #Vuelo2431 https://t.co/2EjK0jvR1l
CentroPublicoMX Tripulación del #Vuelo2431 de @Aeromexico Capitán - Carlos Galván MEYRAN Primer Oficial - Daniel DARDON Cháve… https://t.co/Y6IA4rp3jo
CentroPublicoMX Dos coexistencias, el ámbito público y el privado. Tan relacionados como distantes; la percepción del control de la… https://t.co/wWLkHAq6Zl