Como parte de diversos programas para reducir la contaminación y fomentar el cuidado del medio ambiente, muchos países hacen uso de maquinas que reciclan latas, envases de vidrio o plástico; lo interesante radica en la mecánica de su uso.

Las máquinas biorecicladoras, permiten obtener un viaje en transporte público, a cambio de introducir en éstas, botellas de materiales reciclables.

En Ciudad de México, serán una realidad a partir de Marzo. Las máquinas se encontraran en las estaciones de la línea 1 del Metrobús que correo por la Avenida de los Insurgentes y funcionaran intercambiando botellas de PET y latas de aluminio, por puntos que permitirán hacer uso de los servicios de la Red de Transporte Público.

La propuesta es impulsada por la empresa HengPlasticMX, líder internacional en proveer ésta tecnología. Mediante el escaneo de las etiquetas, las biorecicladoras detectan el peso de las botellas y residuos en su interior, para posteriormente compactarlas. El reembolso de los puntos obtenidos, se hará por medio de una tarjeta recargable vía electrónica.

Sin duda, la medida será una dinámica eficiente para disminuir considerablemente el impacto ambiental que los residuos inorgánicos traen al entorno.

Conoce más en Fundación UNAM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *