Centro Público

Quid pro Quo. Mesura petrolera.

Desde hace varios años el sector petrolero es el punto de inflexión de fuerzas políticas, de posiciones intelectuales y de la batalla por el adepto popular. Constituye el principio y el fin de diversas banderas patrióticas y patrioteras de diversos líderes. El petróleo y PEMEX son el punto crítico de este gobierno que, desde el inicio de su administración, ha sido el más impulsado como ícono de progreso y modernización. Con argumentos como el de eliminar las barreras monopólicas, mejorar los precios de la energía, dar muchísimas más fuentes de empleo, fortalecer al sector, modernizarlo, atacar al sindicato “corrupto y corruptor” e incrementar las fuentes de ingreso del país.

Si bien es cierto que el país debe dejar de depender de manera tan apremiante de la “gallina de los huevos de oro” y que muchas de las razones planteadas son irrefutables, es también cierto que tiene que fortalecerse todo el proceso de aprobación de la normatividad en torno a este sector. La transparencia es vital en este sentido y más en un ambiente en donde la mayoría de los mexicanos se opone a la apertura de una de las petroleras más grandes del mundo. La oposición al partido oficial ha tomado esta bandera para arrebatar la popularidad inicial del Presidente Peña Nieto y de su equipo para hacerlo ver como otro grupo más de nuestra amplia cartera de pillos de cuello blanco.

Es cierto que el asunto ya ha sido plenamente debatido durante años y que los foros que se pretenden organizar no son para nada nuevos; es más, me parece que cuando se tengan ya en marcha serán pobremente escuchados por una debilitada sociedad civil. Sin embargo, el gobierno tiene que reaccionar como un verdadero experimentado agente y no como un temeroso negociante. Y es que es precisamente eso, el asunto debe negociarse, debatirse y debe ser tan abierto que debe llegar a convencer, por lo menos, a los indiferentes ciudadanos de a pie. Sabemos que el típico priista no es tan transparente, ni tan abierto, ni tan escuchante, pero tendría esa responsabilidad de por lo menos aparentar de ser tan diferente.

Por otra parte, el entorno económico no ayuda, ¿o sí? El dinamismo económico en México ha sido pobre y escueto en argumentos para decir que vamos bien en el tiempo transcurrido en el que Enrique Peña Nieto habita en Los Pinos. Por más que se diga que la situación es estable y paulatinamente mejor, la realidad nos alcanza. No hay mejoras consistentes en la creación de empleos ni en la apertura de empresas ni en la confianza de los consumidores ni, evidentemente, en el consumo mismo. El crecimiento es poco más que raquítico y no hay una definición de para cuándo estaremos en una mejor posición. Claro está que el entorno externo no es el más boyante, pero tampoco no se ve un rumbo definido al interior.

Entonces vendrán con más fuerza los argumentos de que las leyes secundarias deben aprobarse para que la situación mejore casi inmediatamente, pero ¿será así? Definitivamente no, pero será materia de tiempo para que la realidad nos alcance nuevamente y nos muestre que este sector tendrá un rumbo mejor, pero en el largo plazo. Las inversiones multimillonarias, si vienen, lo harán con medida y con planeación. Así, la política y las promesas deberían moderarse si es que no se quiere que nuevamente la esperanza se vea finiquitada por una dosis del comentado realismo. La mesa está servida para que el gobierno actúe con responsabilidad y mesura y para que sea lo más incluyentemente posible; de no hacerlo, está condenado a que si capital político se empobrezca más que el de los bolsillos de los campesinos mexicanos y eso se paga, de entrada, en las elecciones intermedias.

Gustavo Hernández

Gustavo Hernández

Economista del ITAM y Financiero del Tec de Monterrey con cursos de International Management en la Universidad de San Diego. Actualmente trabaja como Project Investment Manager en Grupo Diavaz, empresa dedicada a los servicios integrales para la industria petrolera. Previamente en Scotiabank México, así como en IXE Casa de Bolsa y en GEA Grupo de Economistas y Asociados, se dedicó al análisis económico y financiero.

Add comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Algo mas para visitar

CP en Twitter

CentroPublicoMX ¿Cómo asegurar un Derecho a la Ciudad equitativo, independiente del capital acumulado, y que represente intereses y… https://t.co/atzX2FfKjg
CentroPublicoMX RT @AldonzaS: Para que se inspiren a ver el documental #PrimeraDamadelaRevolucion les dejo la nota de @elpais_america @elpais_cultura @Spar
CentroPublicoMX RT @Aeromexico: Información actualizada sobre el #Vuelo2431 https://t.co/2EjK0jvR1l
CentroPublicoMX Tripulación del #Vuelo2431 de @Aeromexico Capitán - Carlos Galván MEYRAN Primer Oficial - Daniel DARDON Cháve… https://t.co/Y6IA4rp3jo
CentroPublicoMX Dos coexistencias, el ámbito público y el privado. Tan relacionados como distantes; la percepción del control de la… https://t.co/wWLkHAq6Zl