El conflicto entre Hamás e Israel atrae las miradas internacionales así como opiniones diversas, muchas de ellas tristes y desinformadas, por esta razón decidí dedicar esta colaboración a entrevistar a una verdadera experta, en un intento por informar al desinformado.

Un tema que sin duda continúa ocupando la atención y las planas de los periódicos, es el conflicto entre Hamás e Israel, he leído de todo y en todas partes, notas objetivas y otras no tanto, pero sobre todo, lo que ha llamado mi atención es el juicio de la gente en redes sociales que sin un mínimo de conocimiento previo, opinan como expertos.

Por esta razón, me di a la tarea de buscar a un verdadero experto para hacerle una entrevista y así conocer objetivamente sobre lo que pasó, está pasando y pasará con este tema de coyuntura.

La persona indicada es Claudia Prieto Piastro, candidata a Doctora en estudios de Medio Oriente por King´s College London (Inglaterra). Se especializa en el surgimiento del nacionalismo Israelí y su construcción en la vida cotidiana. Tiene una Maestría en Resolución de Conflictos en Sociedades Divididas por la misma Universidad y estudió la Licenciatura en Relaciones Internaciones en el Colegio de México.

Transcribo la entrevista (miércoles 27 de agosto de 2014):

“¿Por qué inicia el conflicto entre la organización palestina Hamás e Israel?

El conflicto entre Israel y Palestina inició antes del establecimiento del Estado Israelí en 1948. Empieza con el surgimiento de movimientos nacionalistas tanto árabes como judíos a finales del siglo XIX tanto en Europa como en Medio Oriente. Las grandes Potencias Europeas aprovecharon estos nuevos sentimientos nacionalistas y los utilizaron con el objetivo de apresurar la caída del Imperio Otomano, que en ese entonces dominaba parte importante del Medio Oriente, incluido Palestina.

Tanto judíos como árabes veían en la caída del Imperio Otomano la posibilidad de construir nuevos Estados en Medio Oriente que respondieran a las divisiones étnicas, nacionales y religiosas de la región. Sin embargo las promesas hechas por las potencias no se cristalizaron en la realidad y el final de la Primera Guerra Mundial trajo consigo sí la caída del Imperio Otomano pero también la división arbitraria de Medio Oriente. El Reino Unido ofreció Palestina tanto a árabes como a judíos a cambio de su apoyo en la guerra y esto ocasionó el inició de la confusión y el conflicto.  

Después de la Independencia de Israel del Mandato Británico, el conflicto se acentúa y a pesar de largos procesos de paz ha sido imposible encontrar una solución.

Hamás nació en 1987, como el brazo Palestino de la organización egipcia conocida como la Hermandad Musulmana. Es una reacción a la incapacidad de líderes de grupos Palestinos más moderados como Al-Fatah por encontrar una solución al conflicto que incluya el establecimiento de un Estado Palestino.

Hamás es parte del gobierno de la Franja de Gaza, territorio que formaría parte de este Estado, pero no es el único grupo dentro del gobierno palestino. La popularidad de Hamás también refleja el inició de un proceso de cambio en el conflicto el cual empieza a tomar tintes religiosos.

¿Qué necesita pasar para que el conflicto se solucione en definitiva?

El conflicto no tiene posibilidades de solución a corto plazo. Ninguno de los lados muestra la disposición para hacerlo y no sólo encontramos gobiernos enfrentados sino pueblos que no pueden entenderse. Citando al autor Israelí Amos Oz, la única solución para el conflicto es un “divorcio civilizado”. Hay dos condiciones básicas para poder reestablecer las condiciones necesarias para el inició de un proceso de paz: Hamás debe aceptar el derecho a existir del Estado de Israel y eliminar los principios antisemitas contenidos en sus estatutos; e Israel debe detener la construcción de asentamientos ilegales en Cisjordania.

¿Considera los fuertes ataques de Israel y sus consecuencias como un hecho justificado?

Considero que Israel tiene derecho a defenderse y a proteger a sus ciudadanos de ataques externos, sin embargo el conflicto fue asimétrico y en un sin número de ocasiones se cometieron errores que causaron la muerte de miles de civiles.

¿Es necesaria la intervención de organismos internacionales en la solución de conflictos de esta naturaleza, o es algo que se debe resolver entre las Naciones involucradas?

La ONU ha probado su ineficacia como mediadora en el conflicto por lo que me parece que la Unión Europea podría tomar un papel más activo en las negociaciones de paz. Es importante tomar en cuenta que no es sólo un conflicto entre dos naciones, factores religiosos también intervienen y provocan que actores externos intervengan constantemente.

Circula demasiada información sobre el tema, alguna desde mi punto de vista equivocada ¿Cuál es exactamente el estado actual de las cosas?

En este momento hay un cese al fuego. Las negociaciones reiniciarán en un mes en El Cairo con el objetivo de encontrar una solución más permanente. Es posible que no sea posible reiniciar a corto plazo un proceso de paz, lo que no significa que los ataques reinicien en un futuro cercano.

Los medios mexicanos solamente comunican sobre los ataques de Israel a la franja de Gaza y no de Gaza a Israel, ¿hay algún tipo de interés para que esto ocurra así, o es mera desinformación?

No creo que haya intereses detrás, la mayoría de la gente desconoce la historia del conflicto y por lo tanto toma posiciones sin estar informados. Sin embargo el antisemitismo es un problema aún presente en México y buena parte del mundo.

Hablando propiamente de Israel y Palestina, ¿cómo lograr la paz entre ambos países si desde la educación básica se les enseña a odiarse entre ellos?

La base del odio son las tenciones constantes, y la poca interacción que existe entre las comunidades. Clasificar a todos los israelíes como “opresores” y a todos los palestinos como “terroristas” ocasionan también que haya mayor desconfianza entre ellos.

¿Qué decirle a la gente que juzga y opina sin tener conocimiento del tema?

Es importante siempre tener una opinión informada no solo para poder mantener un debate de calidad sino porque nuestras acciones pueden generar mayores conflictos. Las redes sociales son un foro abierto para todos, pero debemos aprender a usarlo con cuidado: las palabras discriminatorias, las fotos de cadáveres, y las noticias fuera de contexto no ayudan a encontrar soluciones sino que contribuyen a aumentar tensiones.

Todas las posiciones políticas son válidas mientras no tengan como sustento una ideología racista, es importante reflexionar sobre nuestras propias posturas sobre el conflicto y cerciorarnos de que estas no son el resultado de miedos y prejuicios sino del análisis profundo de los hechos y su contexto histórico.”

 

Agradezco enormemente a la Doctoranda Claudia Prieto Piastro, la oportunidad, su tiempo y conocimiento, para platicar sobre este tema, que sin duda se coloca como uno de los más importantes a nivel internacional en estos momentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *