El término fotodaño (fotoenvejecimiento) se refiere a las alteraciones en la estructura, función y apariencia de la piel, como resultado a la exposición prolongada y repetida a la radiación ultravioleta del sol.

Dentro del daño causado encontramos:

  • Arrugas finas y profundas
  • Asperezas
  • Pecas
  • Manchas
  • Cambios en la pigmentación
  • Hasta lesiones pre-cancerosas (y el cáncer de piel como tal).

La tecnología actual pone a nuestro alcance tratamientos para revertir y tratar éste daño solar.

  • Luz pulsada. Es una fuente lumínica de alta intensidad que ayuda a estabilizar la producción excesiva de pigmento en la piel, también ayuda a sintetizar nuevo colágeno en la dermis, reduce las manchas rojas y mejora la textura de la piel.
  • Láser Fraxel Tulio. Se trata de un láser vanguardista, disponible solo en clínicas médicas, que posee la particularidad de tener dos longitudes de onda, por lo que trata a la vez manchas y líneas de expresión. Se realiza con anestesia local en forma de crema. Es bien tolerado por los pacientes, sin inyecciones, bloqueos o sedación.

¿Deseas más información sobre estos y otros tratamientos que tenemos disponibles para ti? Contacta a Dermédica

 

Una Respuesta

  1. Raquel

    Hola !mi hijo tiene vitiligo en la parte del ojo y le recetaron sodimel y estoy viendo que es tambien para el fotodaño, le ayudara en la coloracion de su piel?

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *