Dejar de amar a una persona es tan poco explicable como enamorarnos de ella.

El descubrimiento de ese repentino desamor es una experiencia dolorosa que no resulta fácil de manejar. Son muchas y muy variadas las formas en que las personas perciben el fin del amor. Cada quien tiene su manera muy personal de descubrir que los sentimientos que le inspiraba su pareja se han esfumado para siempre.

De acuerdo a distintos expertos, entre las principales razones por las que se acaba el amor son las siguientes:

Pérdida de romanticismo.

La sensación de desamor, desatención, de pérdida de detalles y ROMANTICISMO en la mujer es una causa vital para el desamor en la mujer.

Poco entendimiento con la familia y amigos.

Cuando uno de los dos miembros es incapaz de establecer una buena relación con la familia y los parientes de su media naranja, los problemas empiezan a minar en la relación.

Relación a larga distancia.

Al principio puede ser emocionante porque los encuentros son más intensos, se aprovecha más el tiempo compartido y se retrasan los roces de la convivencia, pero al final hay muchas carencias y necesidades no cubiertas.

Poca ambición.

La falta de compromiso y de objetivos importantes de futuro, especialmente los que tienen que ver hogar, hijos, y matrimonio.

Peleas constantes.

La violencia psicológica, verbal, física y sexual hace que el amor se acabe.

Pérdida de confianza.

Este valor es pilar dentro de la relación, y si se pierde, en muchas ocasiones la pareja ya no es capaz de seguir adelante y el amor se desvanece con el paso del tiempo.

La traición.

La infidelidad es casi imperdonable. La ruptura en muchos casos es casi siempre inmediata y definitiva.

La monotonía.

El hacer siempre las mismas cosas, el aburrimiento por la rutina y la costumbre hacen que una pareja pueda desmoronarse, puesto que siente que no va a haber novedad ni renovación de la relación.

Sexo.

En una relación, el sexo es la manera de demostrar el amor y el deseo que existe en una pareja, y cuando éste llega a ausentarse, suele ser un síntoma de que algo está fallando en la relación.

Es tiempo de recuperar el amor en la pareja. Las relaciones se construyen con el diálogo, el respeto y la constancia, por eso, para que el amor no se acabe, hay que intentar conservar la magia con detalles espontáneos, preservando la empatía y la constancia, antes que sea tarde.

Fuente: Globovisión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *