Si no entendí mal, en su Bitácora del Director, Beltrán del Río pugna por una paridad a medias. Desde su concepción, las cuotas de género han sido viables para que lleguen cada vez más mujeres como legisladoras, asunto que aplaude como un triunfo contra las resistencias machistas, pero cuando se plantea que sirvan para que lleguen más mujeres como presidentas municipales, las califica como una absurda corrección política, y arremete contra el Instituto Nacional Electoral (INE) por ir más allá, al establecer criterios para hacer efectiva la paridad en las candidaturas que estarán en juego en los procesos electorales en trece entidades federativas este año.

El alegato principal de Pascal es contra el criterio que establece que en el caso de un número impar de municipios, se deberá postular como candidata a una mujer más, como medida afirmativa, para contribuir a que más mujeres tengan oportunidades de llegar como alcaldesas, acercándose a la mitad.Aquí valdría entender las diferencias entre la paridad en las postulaciones y las posibilidades de acceder al cargo, determinadas más allá del mero hecho de ganar la elección, sino de las condiciones partidistas y político-electorales que están en juego.

Además de confundir cuotas de género con paridad, tema en el que no profundizaré en esta ocasión, justifica lo absurdo de las reglas establecidas para que los partidos cumplan con postular a mujeres en la mitad de sus candidaturas, en el hecho de que a raíz de las elecciones de 2015 los partidos tuvieron que cumplir de última hora con la resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) lo que “provocó fenómenos indeseados, como que algunos aspirantes fuesen sustituidos por sus cónyuges”, de acuerdo a su óptica “no cabe duda que las cuotas tienen sentido en los Congresos porque las posibilidades de encontrar candidatas competentes y competitivas son mucho mayores”, pero con este tipo de medidas se “fuerzan las cosas, obligando a los partidos a improvisar aspirantes en los municipios”.

De esta serie de afirmaciones, hago varias acotaciones. Desde el año pasado existen jurisprudencias del TEPJF sobre la paridad horizontal y vertical, por lo que los criterios aprobados recientemente en el Consejo General del INE para que se cumpla a cabalidad con la paridad no deberían tomar desprevenidos a los partidos, pues tuvieron tiempo para prever su cumplimiento, permitiendo perfilar como candidatas a mujeres con trayectoria. Un hecho irrevertible es que mujeres hay, y si no lo cree dese una vuelta por los padrones de militantes y estructuras de base de los partidos, compuestos mayoritariamente por mujeres, a quienes generalmente no se les ve como “competitivas”, pero a las que se recurre para hacer campañas.

Además, las resoluciones del TEPJF, no han dejado lugar a dudas, se hará cumplir con las medidas que fortalezcan el ejercicio de los derechos político-electorales de las mujeres, y lo ha venido demostrando particularmente la famosa sentencia 12624 del 2011, conocida como “anti-juanitas” o una de las más recientes y contundentes, al haber hecho cumplir en Chiapas con la paridad a unos días de la elección. Así que los partidos han tenido tiempo para procesarlo y prepararse.

La falta de tiempo y previsión no puede ser justificación para argumentar que han tenido que “sustituir a aspirantes con sus cónyuges”, lo que además de ser anti-democrático, es un absurdo incumplimiento de la ley, pues pretenden, mediante una visión patrimonialista de los cargos, que sigan siendo los hombres quienes a través de mujeres cercanas sigan detentando el poder. Es un nuevo modelo de “juanitas” promovido por los partidos, que sí se tiene que atacar, no así los criterios establecidos para evitar que se le de vuelta a la ley.

La otra gran arista de lo planteado por Pascal, es pretender que no se puede pensar en la paridad a nivel municipal por falta de candidaturas competitivas de mujeres, lo que remite a una falsa discusión y que si bien puede argumentar que esa no es la intención de esa afirmación, baste con revisar los comentarios al margen de su Bitácoraque se centran en la idea de que las mujeres deben llegar por capacidad no por cuota.
Si quienes nos gobiernan y toman decisiones públicas llegaran por capacidad, otra sería nuestra historia. La realidad de las cosas es que se trata del acceso al poder, un juego en el que poco tiene que ver la capacidad de las personas, sino las redes que se construyen y los recursos con que se cuenta para estar en posibilidades de acceder, tarea en la que los hombres han llevado la ventaja, desde el diseño mismo de las esferas de lo público y lo privado, en el que a las mujeres les fue conferido el mundo doméstico – familiar – reproductivo, y a los hombres el público – político – productivo, sobre el cual se han desarrollado los roles que cada uno debe desempeñar. Deconstruir este diseño, ha llevado siglos y es una tarea en la que se inscribe la batalla por el reconocimiento pleno de los derechos políticos de las mujeres y la igualdad sustantiva, que pasa por reconocer que las mujeres tenemos el mismo derecho para gobernar desde el ayuntamiento, el nivel más cercano a las necesidades de la ciudadanía, integrada por mujeres y hombres con necesidades diferentes.

Así pues, estimado Pascal, observar la realidad desde la óptica de género, te permitirá identificar los absurdos en otra parte, y colocarse en contra del incumplimiento de la ley y no a favor de su elusión.


Cortesía de attimes.mx

Una Respuesta

  1. Sylvia g

    Deberiamos llegar “por capacidad y no por cuota”/ si somos capaces no necesitamos cuotas. Ve en este momento a l@s aspirantes a candidaturas municipales, brillan por su ausencia las “candidatas” y en el caso que las haya son-si no me equivoco- esposas de ex-predidentes municipales o mujeres escogidas entre el-eso sí – padrón donde abundan mujeres hechas cmdidtas al vapor justificando la nueva ley electoral… Debian los partidos empezar a formar cuadros de mujeres? O es tarde…

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *