En un lejano 1989, perdí una plaza de profesor en una universidad privada, cuyo nombre no expongo, no por el daño a la institución, sino por el daño a los alumnos egresados de ella que, como casi todos los egresados de escuelas particulares  sólo son vistos como clientes y como tales se les debe dar toda clase de facilidades para obtener un título, llegando el caso de permitirles el plagio de tesis enteras o simplemente titularlos con tesinas monográficas que son refritos de otras. Aquella ocasión me pidieron ser sinodal de una tesis sobre administración y resultó que el trabajo era un plagio de un capítulo de un libro, por lo que hice ver la gravedad del asunto al coordinador académico, el resultado fue que no volví a ser docente en esa universidad. El argumento es que se debe tener un alto índice de titulados para demostrar la calidad de la universidad. Bueno no importa la ética, ni los derechos de autor, ni mucho menos la calidad profesional demostrada en conocimientos adquiridos y en competencias en su aplicación, sólo el papel. (otro tema es la lectura, muchos profesionistas NO SABEN LEER, entienden, pero no comprenden y les aburre).

Más recientemente, un jefe y amigo muy estimado, me pidió revisar un artículo para una revista que le había sido rechazado para su publicación, ya que se encontraron copias de párrafos de otros autores sin entrecomillar y frases célebres atribuidas a personajes distintos a los citados y a veces ni citados. Claro, mi amigo había encargado a un profesionista que con las ideas base de mi jefe como hipótesis, las desarrollara, se tuvo que rehacer el artículo y cargar con la vergüenza del primer rechazo.

La problemática viene desde la primaria, desde ahí no se nos enseña a investigar, sólo a copiar. Recuérdese las famosas monografías de papelería hoy sustituidas por Wikipedia, no hay un esfuerzo mínimo por enseñar metodología de la investigación ni en secundaria ni en preparatoria o vocacional en sus respectivas modalidades, y cuando los alumnos llegan a facultad son casi neófitos en tal materia; para los profesores es un reto enseñar una materia vital para el desarrollo de cualquier país pues sólo así avanza la ciencia, y los alumnos la consideran aburrida, complicada e innecesaria.

Los resultados en la vida profesional están a la vista, nuestros profesionistas sólo sirven para recibir y transmitir órdenes, en el mejor de los casos, a veces sólo recibir y no aplicar bien; investigar, crear nuevos productos, agregar valor al trabajo y al producto, adquirir nuevas tecnologías y desarrollarlas, eso no está en su mentalidad, de ahí que muchas empresas extranjeras que se instalan en México, traen su propio personal directivo o contratan sólo a los que han hecho un posgrado en sus universidades. Pero cuando ese fenómeno se da en los altos niveles de gobierno, la ética aprendida en sus trabajos escolares y la forma de proceder sin bases teóricas conducen a resultados que constituyen un verdadero crimen, pues no hay salidas para el subdesarrollo ni económico ni social. Todos nuestros programas y políticas públicas son copias, y mal hechas de otras aplicadas anteriormente o de otros países, sin conocer las bases teóricas ni su adecuación a la realidad siempre cambiante en tiempo y espacio.

La poca afición a la lectura que desde su encargo como gobernante del Estado se descubrió, lo llevó a contratar una persona que leía y resumía en párrafos los informes, las notas que él creía eran relevantes para el ejercicio gubernamental y éste se quejaba que ni siquiera eso leía. Sólo de plática, de consejos de amigos y allegados adquiría la información para la toma de decisiones; no sé si eso siga igual, pero hábitos adquiridos es difícil cambiar.

Bueno te invito a leer el nuevo dato que descubre Aristegui, que de seguro le valdrá otra demanda y otro empleo aunados a la persecución que ya sufre.

Etiquetas

Sobre el autor

Eduardo Escutia

Eduardo Escutia

E. Eduardo Escutia J, es maestro en Administración Pública por el INAP, Licenciado en Administración por la UAM; curso la Licenciatura en Sociología en la UNAM y ha realizado diferentes cursos y diplomados. Laboró por más de 35 años en el sector público y es asesor de diferentes Organizaciones como la Caja de Previsión y Ahorros del Sindicato del IMSS, fue asesor investigador externo del Instituto Belisario Domínguez, de Investigación Legislativa del Senado de la República, ha realizado diferentes investigaciones y estudios para el sector público y fue docente de diferentes universidades públicas y privadas desde 1978 a 2012 Es un apasionado de los temas de la Democracia, la Gobernabilidad y las políticas públicas.

Una Respuesta

  1. Josie

    Ah, the classic rainbow cake. I used to love these as a kid. I made rainbow cupcakes for my seconds 1st bday almost a year ago and I still get compliments on them. Their so beautiful. I hope Landon had a great bday part. For Draven, it was he wanted a Cars and Spiderman the#3&m82e0;. At this age, they just cant make up their mind!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *