Nacido en la Ciudad de México el 31 de marzo de 1914, Octavio Paz trascendió en la historia de la literatura mexicana como uno de los grandes poetas hispanos de todos los tiempos.

Con motivo de los 100 años de su natalicio, la obra de uno de los más grandes pensadores en lengua española, será homenajeada por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA) con una serie de actividades  a lo largo del año.

En este contexto,  Marie Jo Paz, viuda del poeta, dirigió unas palabras ante el pleno de la Cámara de Diputados expresando su agradecimiento por el homenaje a su difunto esposo:

“Uno de los conceptos más caros de Octavio Paz fue el de la pluralidad: el del concierto de voces y correspondencias que constituye nuestro mundo. No una idea única y central sino una diversidad armónica. No una verdad sino varias versiones de la realidad. No un monólogo sino una conversación. Apostó por la pluralidad y el contrapunto y esa decisión le costó que los poderes lo mirarán con recelo, que no supieran qué hacer con sus disensos y su defensa de la libertad. Hoy se le honra en la Cámara de Diputados y el círculo se cierra: su voz puede sonar aquí y allá como la del individuo libre y valiente que siempre fue. Hoy se le desagravia. Agradezco en su nombre el reconocimiento que se le brinda y los invito a seguir su ejemplo de respeto y amor por las ideas y los ideales, de concebir la crítica como una forma de la honestidad, de no uniformarse porque sí, de reconocer en el debate libre uno de los instrumentos mayores de las democracias. Por un concierto de voces e ideas, y no una Babel de monólogos simultáneos”.

La obra del nobel Octavio Paz, sin duda quedará impregnada en la eternidad y estos 100 primeros años de su legado, son sólo una pequeña muestra del gran eco de sus letras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *