Centro Público

Mirar hoy 1968

Hoy el movimiento estudiantil de 1968 necesita ser mirado de manera diferente a lo tradicional porque México es distinto después de cincuenta años. El movimiento no puede seguir siendo solamente la indignación colectiva que muchos sentimos en algún momento, también debe ser motivo de una reflexión profunda para vivir el presente y evitar a toda costa repetir los errores del pasado.

El movimiento necesita de reflexión porque los acontecimientos que todos conocemos pueden ser percibidos e interpretados con otros puntos de vista. Un ejemplo de ello es la serie de Carlos Bolado Verano del 68 que estuvo alguna vez censurada, y hoy se puede ver sin ninguna censura. En ella vemos las voces de muchos actores que intervinieron en el suceso, muchas historias que convergen en un mismo contexto y que nos brindan otros panoramas del movimiento mismo.

Los jóvenes y no tan jóvenes interesados en el tema pueden recurrir a otras fuentes informativas sobre el caso y no quedarse sólo con La Noche de Tlatelolco de Elena Poniatowska como fuente única o principal como lo hicieron generaciones anteriores. La revista Proceso recientemente innovó la información de la época digitalizándola en su portal de internet con su proyecto a 50 del 68. Otra narrativa diferente y complementaría de lo que ya estaba documentado y sincronizado a los acontecimientos de la época.

La reflexión del movimiento no se puede hacer sin información y sin debate. Varias universidades públicas han convocado a foros de reflexión, mesas redondas, conferencias y seminarios donde la época se recrea de manera no tradicional, en contextos en donde México ya no cuenta más con los poderes políticos del PRI o del PAN, que censuren los discursos universitarios o periodísticos sobre el tema. Hoy podemos hablar del tema sin miedo, después de cincuenta años.

Sí, el movimiento fue el surgimiento de una juventud no vista por los adultos, fueron sus demandas, sus convocatorias, sus manifestaciones políticas e ideológicas. Sus redes sociales (no sociodigitales porque aún no había), sus estrategias de información y comunicación. Bien organizadas sus formas de debatir y tomar decisiones dentro del movimiento. Fueron sus aciertos y sus errores, las historias formales e informales que aún se cuentan y se difunden en gran cantidad de medios, pero también fue el caos y la incertidumbre que nos dejó la confusión de la matanza en Tlatelolco.

Después de la violencia y la indignación quedó el miedo. Miedo que nunca desapareció del todo y que se pronunció y reafirmó en algunos gobiernos posteriores al movimiento. Miedo que no quiere dejar de desaparecer como el que tiene la población por la ingobernabilidad en que entró México desde entonces y que en algunas partes del país aún perdura. Miedo que tienen las mujeres violentadas, los familiares de víctimas de la delincuencia o los periodistas investigadores que se juegan la vida con cada publicación.

Después del miedo un poco de libertad. Las generaciones futuras al movimiento estudiantil gozaron de algunas libertades con las cuales no supieron qué hacer. La libertad sexual, la libertad religiosa, la libertad ideológica, la libertad de consumo. Al no saber qué hacer con las libertades “ganadas” otra vez el caos y el destejido social que hoy nos asfixia en muchas dimensiones de nuestras realidades sociales y políticas.

Pareciera ser que los extremos entre el autoritarismo y la libertad no entendieron de medias tintas. Y entre el uno y el otro también existen claroscuros. Y los que hoy gritan sin ningún temor 2 de octubre no se olvida, también deberían replicar el contexto de la época y los relatos que alrededor de ella abundan. y no solo eso, sino la combinación de nuevas historias no contadas al menos públicamente, que circulan en la vida cotidiana de los mexicanos. TV UNAM ha dedicado espacios para estos contenidos en su programación. Gerardo Estrada hizo en ese canal una interesante entrevista al doctor Enrique González Pedrero protagonista de la época y el movimiento.

La fecha desde luego hay que conmemorarla, es decir hay que ponerla en la memoria de los indiferentes, y perfilarla a la memoria de los jóvenes interesados. Hoy las narrativas pueden ser múltiples y los recursos impresos y audiovisuales muy amplios. No perdamos de vista las nuevas crónicas del movimiento que no encontraron espacios en medios tradicionales. Hoy lo digital nos acomoda el discurso.

No podemos desdeñar a los hippies, al rock, al ambiente universitario, a los intelectuales de la época, muchos, al maestro José Revueltas protagonista fundamental por mencionar a uno. A los periodistas como Jacobo Zabludowsky y a los medios de comunicación incondicionales de un poder político de la época que no reconoció a nadie como interlocutor del movimiento y que lo llevó a tomar la decisión de la matanza.

Combinar entonces las miradas del movimiento de 1968 es hacer un esfuerzo desde cada una de nuestras trincheras a lo que ya se sabía y a lo que aún se investiga al respecto. Las rutas pueden ser muchas posibles. Recomiendo la mirada tradicional ya clásica del maestro Luis González de Alba con su clásico Los días y los años, para mí uno de los libros más importantes que se han escrito sobre el tema. La mirada actual puede hacerse desde el último libro de Sergio Aguayo Quezada El 68: los estudiantes, el presidente y la CIA, su tercer libro ya sobre esta temática. Pablo Gómez publicó 1968: la historia también está hecha de derrotas donde hay puntos de vista también para el debate. Sólo son dos fuentes posibles, hay muchas más alternativas.

No hagamos de la fecha una fiesta o un cliché folclorista. Hagamos ciudadanía, debatamos, conversemos. La fecha y el movimiento lo ameritan.

Fernando Molina López

Fernando Molina López

Periodista y comunicólogo. Aficionado al debate y al análisis. Docente e investigador puma. Gusta del café, la música y las conversaciones constructivas.

Add comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Algo mas para visitar

CP en Twitter

CentroPublicoMX Muchas felicidades a Amalia Sánchez, triatleta mexicana en el #IronmanWorldChampionship Kona, Hawaii 2018. ¡Qué o… https://t.co/CtfCmZ28Qy
CentroPublicoMX Que no se les pase hoy, en la #FILZócalo2018 en punto de las 18:00 estarán @nestora_salgado y @DrJMMireles en el fo… https://t.co/OjypDwfc5z
CentroPublicoMX El papel del #remake en la industria cultural financieramente más activa e importante a nivel global. Con datos de… https://t.co/SSO2tFNGwU
CentroPublicoMX Comienza el @cervantino con 2 invitados de lujo, #India 🇮🇳 y #Aguascalientes. 10 al 28 de #octubre, 35 naciones pa… https://t.co/JeuUcQgUZM
CentroPublicoMX El actual clima político parte del hartazgo social sobre los excesos de la clase gobernante, así como de la impunid… https://t.co/dcNW3OLYF7