La postura diplomática de México ante el conflicto español tuvo siempre como eje una marcada condena, pero siempre dentro del cause del derecho internacional y sus instituciones. En Ginebra, los enviados mexicanos del entonces gobierno cardenista, en contraste con la postura de otros países latinoamericanos, emprendieron una férrea defensa de la democracia española.

La participación de países como Italia y Alemania, que no disimularon su apoyo a los sublevados, fue abiertamente criticada por México, en una clara actitud de respeto a la soberanía española y a la no intervención. Esta política, fraguada desde los inicios del siglo XX en México por Venustiano Carranza, por quien se nombró justamente Doctrina Carranza, se caracterizó por el reconocimiento de la igualdad jurídica de las naciones y en consecuencia el respeto mutuo a sus instituciones, leyes y soberanía, bajo el estricto principio universal de no intervención.

La participación de México, fiel a su adhesión en 1931, del Pacto de la Sociedad de Naciones, se mantuvo siempre en la búsqueda de una solución pacífica que evitara la prolongación de un conflicto que ya cobraba entonces una cantidad significativa de vidas. Cárdenas apelaba a la eficacia conciliadora de la Sociedad de Naciones y a través de la delegación mexicana impulsaba todo esfuerzo en ese sentido, en apoyo siempre de la República española. Ello le valió al gobierno cardenista críticas de la propia derecha mexicana.

La política conciliadora cardenista no sólo tuvo como foro la Sociedad de Naciones, también se trasladó a la dimensión del apoyo a los exiliados españoles que fueron recibidos en México, su compromiso expresado en la frase “…los republicanos españoles encontrarán en México una segunda patria. Les abriremos los brazos con la emoción y cariño que su noble lucha por la libertad y la independencia de su país merecen”, se convirtió en una de las acogidas que más se ha reconocido de la política exterior mexicana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *