Centro Público

Más allá de una novia del viento: Leonora Carrington en el Museo de Arte Moderno

La primera pieza, con la que la pintora inglesa adoptada mexicana, Leonora Carrington reclamó su independencia es también la primera pieza de la exposición “Leonora Carrington: Cuentos Mágicos” que se puede visitar hasta el 23 de septiembre en el Museo de Arte Moderno. La muestra retrospectiva marca el cierre de festejos del centenario de su nacimiento y su vasta creación con más de 200 objetos, pinturas, gráficas, dibujo, escultura, máscaras y diseños escenográficos, textiles, fotografías, documentos, libros y objetos personales de la artista.

“The Inn of the Dawn Horse (Autorretrato)” de 1936 -1937 con 19 años, la joven Leonora viviendo en París, se pinta vestida para montar con unos pantalones blancos y una chaqueta verde, pero lo más curioso es su cabello negro suelto. Después de renunciar a una vida de lujo, etiquetas y paternalista en Inglaterra, Leonora llega a la ciudad de las luces en una búsqueda creativa intensa. Desde niña había tenido la necesidad de crear sus propios mundos, en la literatura, en sus dibujos, en su comportamiento, la única hija de una familia en ascenso, tenía un futuro prometedor en la sociedad inglesa, justo como los sueños de grandeza de su madre. Sin embargo, incapaz de cumplir con las reglas de comportamiento por las diferentes instituciones educativas por las que pasó desde Inglaterra, hasta Italia y Francia, veía en la pintura su refugio, y cuando su madre le regaló una copia del libro “Surrealismo” de Herbert Read y la pieza de Max Ernst en la portada, “Deux Enfants sont menacés par un rossignol” (1924) se dio cuenta que esa era la fuerza creativa que requería.

En Londres coincidió en una cena con el artista alemán de 46 años, quien quedó totalmente hipnotizado por la joven, se dice que su primer acercamiento fue al poner su dedo para detener la espuma de una bebida y evitar que se desparramara. Con el empuje de Max en París, Leonora tomó la decisión de partir y emprender una vida, si acompañada por su amante, pero en sus propios términos.

Aunque ya había estudiado dibujo en la Academia de Amédée Ozenfant, llegó con más energía a París y ahí comenzó a pintar su autorretrato, retomando un espacio físico “neutral”, una esquina con las paredes blancas y un piso de baldosas, sin grandes referentes arquitectónicos de un lugar específico, con una ventana, tal y como algunos cuadros renacentistas, donde se ven un retratado y una escena que ocurre a través de esas ventanas, y rodeada de animales. Durante toda su infancia, Leonora juraba que ella era una potranca y que podía hablar con los caballos. Por lo que es importante la presencia de los dos caballos, tanto el de juguete colgado en la pared que Max había comprado en un mercado de pulgas como su caballo de la infancia que corre hacia la libertad en la ventana.

Lo más singular de la pintura es la presencia de una hiena con sus tetillas al aire. Mientras que los caballos son animales majestuosos, la hiena es una habitante de la noche, la hiena encarna al sexo y la fertilidad de la joven, con una curiosidad insaciable por ver todo lo que hay en el mundo, sin embargo, es un animal salvaje presentado en un contexto de domesticación, ya que se encuentra en un espacio interior, al centro de la composición desafiante al ver directamente al espectador y a la espera de una orden por parte de Leonora, quien se encuentra sentada entre la hiena y el caballo en la pared.

En “La Debutante”, un cuento que escribe Leonora, en relación a su presentación en la corte del rey Jorge V en 1935, narra la historia entre la debutante y una hiena, donde ella le enseña francés a la hiena y su vez, el animal le le enseña su idioma, en este intercambio la hiena la convence de tomar su papel en la presentación y no es sino por la pestilencia que la gente se da cuenta, que la debutante se había quedado en casa leyendo “Los viajes de Gulliver” en lo que la hiena asistía al evento.

Leonora se convierte dentro del círculo surrealista la máxima representación de la femme-enfant, o un antecedente de la “Lolita”, una joven atractiva, abierta a la vida con un señor mayor, mucho mayor como guía, en este caso Max Ernst. En alguna entrevista Leonora niega haber sido surrealista, ya que para ella las mujeres surrealistas eran las musas que les hacían de comer, tenían un papel simplemente de inspiración y de amas de casas, un adorno como el caballo en la pared, ella quería ser artista por sí misma, es por eso que la hiena se presenta como una fuerza que está al acecho de ser liberada como un torbellino, que también se ve una pequeña premonición de esta fuerza livinal en el piso borrado.

La pintura, no solamente es un enunciado de libertad sino también un poco de premonición de lo que sucedería, la mano derecha sugiere un gesto de maldición y que al final, la liberación de la hiena se convertiría en la pérdida de su cordura. Max y Leonora se mudaron al sur de Francia escapando de la esposa celosa de Max, de los malentendidos surrealistas y de la vida parisina. En Saint-Martin d’Ardèche crean su propio mundo, es donde termina este autorretrato. Sin embargo, esta vida idílica sólo dura unos cuantos meses antes de que lleguen las primeras acciones de la Segunda Guerra Mundial, que incluyen la reclusión de Max en campos de trabajo al ser alemán en Francia.

Al no contar con la certidumbre del estado de Max y del futuro, Leonora comienza a perder su cordura y viaja al otro lado perdiendo todo control de sus actos, tal y como un caballo desbocado.
El cuadro es una resistencia ante las expectativas del deber ser como hija, por sus consideraciones de clase y género; a la educación; de ser una femme-enfant para Max Ernst y los surrealistas; al sexismo, por los roles establecidos para la mujer de ser esposa y madre sin deseo; de las nociones de la realidad y, de la naturaleza, al cuestionar al ser humano como poseedores de la “verdad”.

La muestra es un viaje por el interior de la creación de Leonora, una hechicera que logró cruzar el umbral de las convenciones, siguiendo su instinto y sus fantasías y perderse en un tratamiento psiquiátrico en Santander y salir con un conocimiento de ella misma capaz de tomar sus propias decisiones alejadas del “deber ser” y empoderada al llegar a México a pintar como ella solamente podía hacerlo, en especial en su pieza “La Giganta” (1950) esta diosa blanca con el huevo del conocimiento y todo un mundo ocurriendo a su alrededor como Gulliver, más allá de una novia del viento.

Ximena Apisdorf Soto

Ximena Apisdorf Soto

Maestra en Arte, con especialidad en Art Business por la Universidad de Manchester y egresada de la Licenciatura en Arte por la Universidad del Claustro de Sor Juana. Se enfoca en la creación de mejores relaciones para el intercambio de instituciones nacionales e internacionales. Actualmente, trabaja para el Barroco Museo Internacional, el cual será inaugurado en 2016 en Puebla y como consultora de relaciones internacionales con las asociaciones como la Asociación de Directores de Museos de Arte (AAMD por sus siglas en inglés) y Bizot para el Museo del Palacio de Bellas Artes. En 2014 fue coordinadora operativa de la 2da. Bienal de Arte Veracruz, para la creación y difusión de artistas del estado. Desde el 2011 se ha especializado en arte contemporáneo latinoamericano y su difusión en las plataformas digitales como fundadora y editora del blog Tildee.info. Escribe para las publicaciones especializadas: Flash Art, Revista Código, Artishock, entre otras. Ha trabajado en instituciones públicas y privadas, enfocada en la coordinación estratégica, operativa y de comunicación; tanto en México como en Estados Unidos; entre los que destacan: el Museo Nacional de Arte, el Museo Tamayo, Proyectos Monclova, I-20, Casey Kaplan Gallery, Prospect 2.5. Ha impartido clases para la Suprema Corte de la Nación (2007) y el Instituto Realia (2014). En el 2008 curó y coordinó la primera exposición de arte contemporáneo en el Museo Diego Rivera Anahuacalli: “Elefante Negro: Arte Contemporáneo”, en la cual participaron 21 artistas de 10 nacionalidades diferentes.

Add comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Algo mas para visitar

CP en Twitter

CentroPublicoMX Un plan “tranqui” para este fin de semana -sin excesos-, puede ser el #cine. ¿Ya vieron #BohemianRhapsodyMovie ?… https://t.co/zBsoLVEoxr
49mreplyretweetfavorite
CentroPublicoMX El caso de #ValeriaMedel y para variar, #Veracruz y los indicadores de violencia en #México! Escribe @yosoyjavo https://t.co/RtgJToVqbm
57mreplyretweetfavorite
CentroPublicoMX RT @yosoyjavo: La periodista mexicana, @aperezcanedo, concluyó su etapa profesional en @CanalOnceTV, sin duda, su salida de la televisora d…
CentroPublicoMX RT @eduardocervants: 30 llamadas en un día por parte de @ATTMx @ATTMxAyuda. Que @ServicioTelcel @Telcel es quien proporcionó mis datos pers…