Para Anna: Sigue llenando este minuto que te veo de razones para respirar

Realmente resulta aburrido escribir dos veces por semana sobre lo mediocres, pusilánimes, patéticos y aburridos que son nuestros políticos en la actualidad. Sus esfuerzos por ganar nuestros votos -gracias a una legislación regañona como la que vivimos cortesía del INE- hace que estas elecciones sean tan anticlimáticas como el marido cornudo que regresa a casa antes de lo previsto.

Así que este jueves no los voy aburrir con mis profundos análisis sobre nuestra deprimente clase política y sus tonterías cotidianas.

Hoy, luego de ver un documental sobre el terremoto del 85, cenar malteada de chorizo y escuchar los promos de los candidatos bailarines, llegué a la conclusión de que todo tiempo pasado siempre fue peor. Es decir, los “políticamente correctos” nos han venido con la cantaleta cotidiana de que “en tal punto de nuestra historia, México cambió hacia alturas insospechadas de madurez política”. Lo cual no ha dejado de ser una mentira… bonita, pero mentira.

Después del 68, luego del 88, en la sombra del 94, tras el 2000… seguimos igual de tontos, analfabetas democráticos y esperanzados a ese caudillo mesiánico que nos va a salvar de la miseria. Escuchar tantas veces como “el país cambió luego del 68, el terremoto del 85, la revuelta zapatista del 94, las elecciones del 2000” me ha convertido en un cínico consumado que no cree en nada… porque en esta especie de país nunca nada ha cambiado: estamos igual que con Echeverría en el 70… sólo que sin petróleo.

Para documentar su optimismo más allá de lo estrictamente político, tenemos la música. Hay estaciones que dedican fines de semana enteros a recordar la peor década musicalmente hablando: los 80.

Yo sé que muchos tacharán de herejía lo que digo, pero para muestra les dejo las peores 10 canciones de una década horrenda en lo musical, lo político y lo social en este país y el mundo.

* Las 10 peores canciones de los 80, para ser escuchadas sólo bajo vigilancia médica. Se recomienda no conducir, cuidar niños u operar maquinaria pesada.

1.Live is Life interpretada por Opus

1984

Desde su inicio mismo -¿es en vivo?- y el titulo absurdo “Vivir Es Vida”, la canción me provocaba roña por indefinida. El enigma no se resuelve mientras la canción avanza y si descubre una de las letras más estúpidas y banales en la historia de la música. Si esto es rock yo soy físico nuclear.

2.The Safety Dance interpretada por Men Without Hats

1985

Junte usted teclados dizque folklóricos del norte de Inglaterra, una villa plagada de enanos –como si alguien hubiera desarmado el futbolito-, una rubia con cara de loca junto a un cantante que parece nos está regañando y tendrá a la canción más sobrevalorada de la década. ¡Y todavía hay gente que le gusta!

3. The Final Countdown interpretada por Europe

1986

Interpretada por imitadores de Bon Jovi -¡Dios nos libre!- y con un riff de guitarra que se ha quedado de manera indeleble en nuestra psique como mancha en los dedos cuando se rompe el papel higiénico, se ha convertido en clásico de los clásicos deportivos como El Unión de Curtidores-Zacatepec.

4.Lady In Red interpretada por Chris de Burgh.

1986

Tuve una novia que lloró cuando muere el papá de “El Rey León”, bueno está canción es aún más cursi. Me ha tocado verla interpretada en bodas, bautizos y primeras comuniones como señal de que ha llegado del momento del arrejunte. Prefiero a Los Mágicos Violines de Villafontana en las fiestas de quinceañoras.

5.Rock me Amadeus interpretada por Falco.

1986

Mozart debe estar agradecido de que nunca encontraron su tumba para no tener así un lugar donde revolcarse tras escuchar este rap alemán, mal cantado, mal interpretado y de dudoso gusto. Aunque creemos que Wofgang Amadeus si tuvo algo que ver en el ataque al corazón que mató a Falco. ¡Dios existe!

6. Never Gonna Give You Up interpretada por Rick Ashley

1987

Éxito innegable en bares gay, clubes de strippers masculinos y todo lo que quepa en medio, perpetrada por una especie de “crooner” con sintetizador que atormentó a millones al ponerse de moda. Cuando algún nostálgico pone esta canción en las fiestas, ahí uno sabe que llegó el momento de largarse.

7. Heaven interpretada por Warrant

Every Rose has Its Thorn interpretada por Poison

1989

No hay nada más cercano a un despertar en el infierno que las llamadas “power ballads” propias para conquistar tapatías mochas. Si además son berreadas por bandas de “hair metal” que significaban una gota de talento en un océano de cabello, la mezcla era aterradora, insufrible y patética.

8. Ice Ice Baby interpretada por Vanilla Ice

1990

En fuerte competencia con Gerardo y su “Rico Suave” como la mezcla cultural más repugnante en la historia del rap, Robert Matthew Van Winkle gana por una nariz sólo por fusilarse la base rítmica de “Under Pressure” de Queen/David Bowie y engañar a todo mundo haciéndole creer que sabia cantar.

9. New Kids On the Block

1990

Este año fue el de sus mayores éxitos, sin embargo, son considerados como una de “Las plagas de Egipto” a la música contemporánea. Retrasaron la evolución humana por siglos y crearon generaciones de adictos al royphnol y retalin. Sólo faltó que lloviera sangre y que los muertos volvieran de sus tumbas.

10. Achy Breaky Heart interpretada por Billy Ray Cyrus

1993

Una esencial de las bodas -junto al “Payaso del Rodeo”- está canción lleva torturándonos por espacio de 22 años más los que se acumulen. Pero, ¡hay un Dios! y por las fechas en que era un éxito mundial, Billy Ray se encargó de escribir a Paris y vio el nacimiento de su hija Miley. Luego dicen que el Karma no existe.

Datos fascinante: El conflicto de intereses no es tan conflictivo cuando usas al pariente de un juez -que resulta ser tu cuate- para que te reinstale en tu trabajo… ¿o no?    

 

Sobre el autor

José Luis Guzmán Monroy

José Luis Guzmán Monroy "Miyagi"

Twitter

Nació en algún momento del “baby boom” sesentero (para que no les oculte la edad lo hizo en 1964) y nunca negó su cuna de ocote. Producto de la cultura del esfuerzo, su vida estudiantil transcurrió en escuelas públicas hasta titularse en la FCPyS de la UNAM con la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación y luego una Maestría en Ciencia Política. Como su madre lo echó de su casa al grito de “yo no mantengo vagos!!”, cuando el apenas contaba con 5 años de edad, José Luis ha desempeñado los más variados y diversos empleos que van de “cerillo” en un Aurrerá a Productor del Presidente Vicente Fox en ese monumento al humorismo involuntario llamado “Fox en Vivo, Fox, Contigo” que se transmitió durante el sexenio 2000 – 2006 a cargo de la Oficina de Imagen y Opinión Pública de la Presidencia de la República. Fue también Reportero del Instituto Mexicano de la Radio (IMER) desde 1992 y hasta el año 2000 cubriendo todas las fuentes informativas destacando el Senado de la Republica y la Secretaria de Gobernación. Cubrió también el levantamiento zapatista en Chiapas en enero de 1994 y las Platicas de Paz de San Andres Larrainzar, Chis, en 1996. Ha colaborado en medios electrónicos como Grupo Imagen y W Radio, como productor de Carmen Aristegui y Javier Solórzano del 2000 al 2005. Como productor en “Radioactivo” durante 5 años y creador de “juguetes” radioactivos así como de programas unitarios. Actualmente produce y conduce “Charros Vs. Gangsters” en el 102.5 Noticias MVS; luego de realizar otros esfuerzos como “El Atorón” y “Las Del Estribo”. En televisión ha colaborado en “Circulo Rojo” de Televisa y “El Almohadazo” de Canal 52 en el sistema Dish; contando también como guionista en Canal 11 del IPN. En medios impresos ha colaborado en los periódicos Reforma, Milenio y como miembro fundador del diario “La Crónica de hoy”. Además de escribir para publicaciones mensuales como “Rolling Stone”, “Esquire” y “Playboy”. Actualmente produce “Ultra Noticias” con Javier Solorzano. Tiene un hijo, 4 divorcios, 3 pensiones, una infección venérea, una novia a la que adora y le gusta la ropa de GAP.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *