La semana que recién concluyó, fue una de las peores en la historia de la aviación comercial desde que a unos bicicleteros llamados Wilbur y Orville Wright se les ocurrió inventar el aeroplano. A la trágica caída de vuelo 17 de Malaysia Airlines le siguieron el desplome del vuelo GE-222 de TransAsia Airways el miércoles 23 de julio y el del vuelo de Swiftair AH-5017 el viernes 25.

Para que la tragedia en Ucrania resulte completa, se confirmó que la aeronave fue derribada por un misil tierra-aire-piedra-papel-tijera lanzado por quién-sabe-quien.

Aquí todos se echan la culpa: ya sean los rusos, los ucranianos y esas lindas personitas conocidas como “los prorrusos” que lo mismo rapiñan los restos del avión para robarse el maquillaje y subir las fotos a internet, que secuestran los cadáveres hasta que no llegue a buscarlos alguien que les caiga bien, digamos Lionel Messi. Junto a los “prorrusos” nuestros “Zetas” son como Prudencia Griffel y Sarita García.

Sin embargo, quedan algunas dudas por resolver. Se las voy a enumerar.

1. ¿Por qué alguien tendría un avión de pasajeros en la mira?

La respuesta es que “los prorrusos” son más cavernícolas que Pedro Picapiedra y tal vez confundieron al avión con una nave militar ucraniana. Los muy brutos habían anunciado que habían derribado un avión de transporte ucraniano y cuando se dieron cuenta que era un avión civil estrangularon a su jefe de prensa.

2. ¿Por qué el avión volaba sobre una zona de guerra?

El vuelo de Malaysia Airlines salió de Ámsterdam con destino a Kuala Lumpur. Voló sobre el este de Ucrania, ruta común para los vuelos internacionales. Además los aviones de todo el mundo vuelan sobre zonas en conflicto sin mayor problema: Kabul, Bagdad, Ecatepec… ¡y no pasa nada!

3. ¿Cuándo podrán entrar los investigadores internacionales al sitio del accidente?

Nadie lo sabe. “Los prorrusos” ya se apoderaron el área y es como cuando García Luna Productions hacía sus “representaciones”: las investigaciones quedan en manos de los mismos criminales. Acabaron de limpiar todo el tiradero y hasta sustituyeron los restos del avión con unos dumbos que se volaron de Disneylandia.

4. ¿Ya se recuperaron los cadáveres de todas las víctimas?

Sólo se han recuperado 282 cuerpos en ataúdes que serán enviados vía aérea hacia Holanda. Pero los restos de 16 personas siguen desaparecidos, dijo el presidente ucraniano Petro Poroshenko. Hay 87 “fragmentos de cuerpos” que no está claro a quién pueden pertenecer.

Y la duda más importante… ¡cha cha cha chan!

5. ¿Cómo responderá Rusia?

Si se concluye que los rebeldes derribaron el avión con un misil que Rusia haya provisto o, peor aún, si lo derribaron los mismos rusos, el Zar Vladimir Putin, tendrá dos opciones y ninguna buena para su salud.

A) Podría rechazar las conclusiones y defender a los rebeldes. Pero se arriesga a quedar más aislado que un perro en un bote y que le impongan sanciones económicas.

B) Podría cortar relaciones con los rebeldes y dejarlos que con su pan se lo coman; pero le pegarían donde más le arde a un macho man como él: en su orgullo. Va a parecer como un cobarde ante la comunidad internacional, y se arriesga a que en las fiestas del G-8 le digan   “mariquita sin calzones”. Además tendría que renunciar, por el momento, a querer reconquistar Ucrania, lugar de las mujeres más bellas del mundo, luego de Zapopan.

¡Ya veremos qué pasa!

 

Dato fascinante: En 1956 la fábrica Kodak da a conocer su cámara portátil de cine llamada “Brownie”. Tenía un precio de 34 pesos con 75 centavos.

Etiquetas

Sobre el autor

José Luis Guzmán Monroy

José Luis Guzmán Monroy "Miyagi"

Twitter

Nació en algún momento del “baby boom” sesentero (para que no les oculte la edad lo hizo en 1964) y nunca negó su cuna de ocote. Producto de la cultura del esfuerzo, su vida estudiantil transcurrió en escuelas públicas hasta titularse en la FCPyS de la UNAM con la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación y luego una Maestría en Ciencia Política. Como su madre lo echó de su casa al grito de “yo no mantengo vagos!!”, cuando el apenas contaba con 5 años de edad, José Luis ha desempeñado los más variados y diversos empleos que van de “cerillo” en un Aurrerá a Productor del Presidente Vicente Fox en ese monumento al humorismo involuntario llamado “Fox en Vivo, Fox, Contigo” que se transmitió durante el sexenio 2000 – 2006 a cargo de la Oficina de Imagen y Opinión Pública de la Presidencia de la República. Fue también Reportero del Instituto Mexicano de la Radio (IMER) desde 1992 y hasta el año 2000 cubriendo todas las fuentes informativas destacando el Senado de la Republica y la Secretaria de Gobernación. Cubrió también el levantamiento zapatista en Chiapas en enero de 1994 y las Platicas de Paz de San Andres Larrainzar, Chis, en 1996. Ha colaborado en medios electrónicos como Grupo Imagen y W Radio, como productor de Carmen Aristegui y Javier Solórzano del 2000 al 2005. Como productor en “Radioactivo” durante 5 años y creador de “juguetes” radioactivos así como de programas unitarios. Actualmente produce y conduce “Charros Vs. Gangsters” en el 102.5 Noticias MVS; luego de realizar otros esfuerzos como “El Atorón” y “Las Del Estribo”. En televisión ha colaborado en “Circulo Rojo” de Televisa y “El Almohadazo” de Canal 52 en el sistema Dish; contando también como guionista en Canal 11 del IPN. En medios impresos ha colaborado en los periódicos Reforma, Milenio y como miembro fundador del diario “La Crónica de hoy”. Además de escribir para publicaciones mensuales como “Rolling Stone”, “Esquire” y “Playboy”. Actualmente produce “Ultra Noticias” con Javier Solorzano. Tiene un hijo, 4 divorcios, 3 pensiones, una infección venérea, una novia a la que adora y le gusta la ropa de GAP.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *