Centro Público

Los ocho cuartos y Jesusa la bolseada: las falsedades de un libro escrito de oídas o porqué no me gusta “El Despido”

Para Anna… cómo todo lo que hago

Amo los libros desde que tengo tres años, de hecho, los amo más que a ciertas personas. Mi más antiguo recuerdo se ubica a esa edad y en una circunstancia especial: el sol acariciaba mi rostro sin quemarlo, frente a mí escuchaba cantar a mi madre mientras lavaba ropa y movía su rotundo y generoso trasero al compás de alguna canción, sentía en las manos la tapa de un libro -el primero que me compraron- y aunque no podía caminar… supongo que fue la combinación de la música, el ligero viento que soplaba, el sol, mi madre, su enorme trasero y el libro que por un breve momento, todo pareció encajar de manera perfecta. Me descubrí feliz. Desde entonces amo el sol, amo la música, amo a las mujeres (con o sin generosos traseros), por mi Edipo desaforado y amo a los libros.

Esa relación se ha fortalecido con el paso del tiempo y he leído tantos libros -como hoteles de paso he visitado- que la cuenta he perdido de su número, unos buenos, otros malos, otros terribles, algunos cambiaron mi vida y otros los olvidé a los 5 minutos de terminar de leerlos. Sin embargo, nunca había experimentado la sensación de leer algo que yo viví, algo que a mi me constaba… pero escrito de manera completamente diferente. Como si mi vida ni siquiera fuera como yo la recordaba, de hecho, me sentí como en un capítulo de la Dimensión Desconocida y sólo faltó que comenzara a escuchar una canción de “Creedence Clearwater Revival”. Eso me pasó cuando tuve oportunidad de leer “El Despido” de Wilbert Torre, un texto que es cualquier cosa menos “La verdad detrás de la salida de Carmen Aristegui del noticiero más escuchado en México”. Mucha gente, desde la aparición de ese libro me ha solicitado una opinión y ahora, por primera vez, la hago pública en el ánimo de poner los puntos sobre la íes. Aquí le recomiendo poner “Also sprach Zarathustra” de Richard Strauss, mientras lee los siguientes párrafos.

Está plagado de datos falsos, inexactitudes y verdades a medias –como si fuera boletín de Gobernación o Los Pinos- que sólo demuestran una muy mala, si no es que inexistente investigación. Ni siquiera me refiero al diferendo con MVS, -de eso se encargaron ya los jueces- hablo de cosas que yo conozco de primera mano por haber sido productor de Javier Solórzano y Carmen Aristegui por espacio de 5 años.

Les pongo tan sólo dos ejemplos:

1) Pág. 23. Se lee “… Miret, una chica de ojos vivaces y cabello negrísimo a cargo de la producción de Aristegui desde hace catorce años…”. ES FALSO

Fui productor de Carmen Aristegui de febrero del año 2000 a mayo del año 2004, precisamente cuando Carmen se hace cargo del espacio matutino en W Radio. Fui separado del mismo sin siquiera una indemnización por “grilla” dentro de la misma empresa y que fue aprovechada por Miret quien conocía tanto de radio que creía que la “Hora Nacional” pasaba por televisión. Es decir, la señorita Miret lleva como “productora” -auxiliada por 5 asistentes- once años y donde se ha destacado por su prepotencia, soberbia y trato humillante a sus subalternos. Para eso las anécdotas al respecto son de dominio público entre la gente de ambas estaciones que trabajó con ella. Hubiera sido muy fácil platicar con los operadores, ya no de MVS, sino de W Radio para que Wilbert Torre hubiese obtenido un retrato más exacto de dicha mujer.

2) Pag. 66. Se lee “…En ese tiempo apareció en el radar de los periodistas Ivo Gaytán, que había conducido Cinemacity en Radioactivo…” ES FALSO.

Ivo Gaytán apareció “en el radar” recomendado por José Álvarez y nunca pudo haber conducido “Cinema City” -así se debería escribir- por la sencilla razón que era conducido por Esteban Silva. El programa era escrito y producido (cada semana) por su servidor y Fernando Zamora. Nosotros escribíamos y producíamos mientras Gaytán se hacía cargo de las relaciones públicas.

Esas son sólo dos de las muchas inexactitudes que localicé en un texto que parece escrito desde la tribuna de los fans, desde la “barra brava” del periodismo y donde la ausencia de crítica brilla por su ausencia. Esto me hace dudar del resto de su contenido porque si datos fáciles de comprobar, y que no son precisamente secretos de Estado, fueron investigados con tan poco escrúpulo -como si fuera una averiguación previa de la PGR- da terror imaginar como estuvo la investigación del resto de los datos precisamente polémicos.

Ya sé que me van a volver a llover los tuits infamantes, los insultos en el programa de radio y las llamadas amenazadoras a mi celular, así como las agresiones públicas. Pos ni modo, sólo me queda aguantar vara. Sin embargo, me parecería peor guardar silencio -“como un coyón rajado” diría José López Portillo- que externar mi justo reclamo.

¿Recomiendo “El Despido”? No sé… si usted quiere una muestra de falsa investigación periodística que se anuncia como la neta del Planeta, pues lo que me huele es a un gigantesco fraude. Allá usted si quiere leerlo. En caso contrario le recomiendo aguantar unos meses más y comprar el mío. Ese sí estará bien investigado y hecho con criterio periodístico, con ilustraciones, dibujos para recortar, fotos y audios inéditos, así como documentos extraídos del CISEN con rascahuele. Claro que trata sobre la migración de nativos de Alaska hacia Champotón, Chiapas, a mediados del siglo XIX… pero ¡bueno! Hay temas para todos.

Dato fascinante: La semana pasada se dio a conocer que Hillary Clinton y el Departamento de Estado de los Estados Unidos metieron las manos en la Reforma Energética que tanto ha cacareado la administración de EPN. Como resulta lógico, se inició una investigación que terminó por involucrar al Secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell y su pandilla… digo… a su equipo de colaboradores más cercano. Resulta que se descubrió que personal del staff de Pedro Joaquín, filtró información y de esta forma se “confirmaba” la versión de la injerencia extranjera. La semana que hoy inicia le van a decir a Coldwell de qué se trata y cómo le van a hacer para correr a varios de sus colaboradores. Este es un tache más para el Secretario de Energía, quien además tiene acusaciones serias por corrupción y enriquecimiento ilícito, así como el de conflicto de intereses -su remoción, se esperaba desde el mes pasado-. ¡Así que aguantemos!

Ps… Para la columna del jueves dejo lo de las elecciones de las dirigencias de los partidos, ¡Anaya ya se llevó el PAN!

José Luis Guzmán Monroy

José Luis Guzmán Monroy "Miyagi"

Nació en algún momento del “baby boom” sesentero (para que no les oculte la edad lo hizo en 1964) y nunca negó su cuna de ocote. Producto de la cultura del esfuerzo, su vida estudiantil transcurrió en escuelas públicas hasta titularse en la FCPyS de la UNAM con la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación y luego una Maestría en Ciencia Política.
Como su madre lo echó de su casa al grito de “yo no mantengo vagos!!”, cuando el apenas contaba con 5 años de edad, José Luis ha desempeñado los más variados y diversos empleos que van de “cerillo” en un Aurrerá a Productor del Presidente Vicente Fox en ese monumento al humorismo involuntario llamado “Fox en Vivo, Fox, Contigo” que se transmitió durante el sexenio 2000 – 2006 a cargo de la Oficina de Imagen y Opinión Pública de la Presidencia de la República.

Fue también Reportero del Instituto Mexicano de la Radio (IMER) desde 1992 y hasta el año 2000 cubriendo todas las fuentes informativas destacando el Senado de la Republica y la Secretaria de Gobernación. Cubrió también el levantamiento zapatista en Chiapas en enero de 1994 y las Platicas de Paz de San Andres Larrainzar, Chis, en 1996.
Ha colaborado en medios electrónicos como Grupo Imagen y W Radio, como productor de Carmen Aristegui y Javier Solórzano del 2000 al 2005. Como productor en “Radioactivo” durante 5 años y creador de “juguetes” radioactivos así como de programas unitarios. Actualmente produce y conduce “Charros Vs. Gangsters” en el 102.5 Noticias MVS; luego de realizar otros esfuerzos como “El Atorón” y “Las Del Estribo”.
En televisión ha colaborado en “Circulo Rojo” de Televisa y “El Almohadazo” de Canal 52 en el sistema Dish; contando también como guionista en Canal 11 del IPN.

En medios impresos ha colaborado en los periódicos Reforma, Milenio y como miembro fundador del diario “La Crónica de hoy”.
Además de escribir para publicaciones mensuales como “Rolling Stone”, “Esquire” y “Playboy”.

Actualmente produce “Ultra Noticias” con Javier Solorzano.
Tiene un hijo, 4 divorcios, 3 pensiones, una infección venérea, una novia a la que adora y le gusta la ropa de GAP.

7 comments

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Querido José Luis,

    Tu opinión es importante, ya que es necesario plantear una opinión crítica y también porque viviste el famoso “despido” de cerca . Pero me parece que tus argumentos carecen de seriedad. En efecto, sería pertinente desarrollar tus ideas y exponer los “datos falsos, inexactitudes y verdades a medias” relevantes en el caso. Los dos ejemplos que das no son suficientes, a mi juicio, para defender el argumento según el cual el libro no es más que una muestra de falsa investigación periodística.
    Sin embargo, creo realmente que vale la pena publicar tus ideas al respecto, ya que coincido plenamente contigo en que la ausencia de crítica brilla en este caso.

    Atentamente,

    Diego Zúñiga

    • Si creo que serían necesarios unos 1417 ejemplos para que apenas así, podamos acaso aceptar que, a Carmen se le toque con el pétalo de una rosa.
      Como sólo son 2 con pelos y señales, pssss nel, como sólo trabajaste con ella 5 años, pssss nel, como en esos 5 años acaso pudiste enterarte de algunos mínimos detalles, pssssss menos eh.
      De cualquier manera, gracias y sigue participando.

  • Poner al mismo nivel a Carmen Aristegui, que Manuel Buendia,Rafael Loret de Mola, Jose Gutierrez Vivo o Granados Chapa, es no saber de periodismo y no saber de lo que es libertad de expresio. Acusan a MVS de violar la libertad de expresion y la señora en su alegato legal adujo que se estaba poniendo en peligro la libertad de expresion solo porque ella no estaba al aire en una concesion publica.

    Pero la trampa esta a la vista: muchos buenos periodistas que son mejores que ella, siguen en sus programas diciendo lo que quieren y no corre peligro su vida, no corre peligro su trabajo y no corre peligro la libertad de expresion, ahi siguen: Miyagy, Rafael Loret de Mola, Katia D Artigues, Sanjuana Martinez, Lidya Cacho, Jorge Zepeda, Jairo Calixto, Ruben Luengas, Jorge Ramos, que si bien estos dos viven en EUA siguen dando opinion.

    La lista es larga, como para decir que solo no se escucha Aristegui, pero no por violar la libertad de expresion, sino porque en su soberbia no se dio cuenta que era una empleada y no una igual a los Vargas, eso los arisbots no lo entienden ni lo entenderan, porque son lacayos, pero ella no era concesionaria era empleada y como empleada fue despedida al querer poner condiciones, ¿donde se permite eso cuando se es empleado y no par? En ningun lado, por eso jamas leeria ese “libro” de mentiras y de estupideces.

  • Que poca vergüenza José Luis.
    Publicar tantas mentiras.
    Bastaría que contaras la verdad de porqué dejaste de pertenecer al equipo de Carmen, o mejor dicho, porqué te corrieron.
    Ojalà y algún día des la cara para ver si tienes el valor de repetir tus mentiras.

  • Con este post me doy cuenta que este cabrón es un intelectual de pacotilla güevón que busca colarse en todas partes con aportaciones pobres para ver de donde mama algo de dinero.

Algo mas para visitar

CP en Twitter

CentroPublicoMX #Depresión, la enfermedad silenciosa; o como le llamaron los posmodernistas: la realidad interna... Karen Martínez… https://t.co/ZvjgAH96Av
CentroPublicoMX Esta semana, el presidente Andrés Manuel López Obrador, presentará el proyecto del #TrenMaya. Alma Soto nos hace u… https://t.co/tXMnMSi7Ph
CentroPublicoMX Comunicación y Poder; medios públicos, estatales y gubernamentales. @yosoyjavo escribe sobre las facultades de la… https://t.co/GByzqOMp22
CentroPublicoMX Imperdible la exposición #HitchcockMásAllá en la ⁦@CinetecaMexico⁩. Ximena Apisdorf nos sumerge en el suspenso y… https://t.co/SiQDoyPWhu
CentroPublicoMX Nuestro Jefe Editorial con @temoris comentando el documental: #NoSeMataLaVerdad. https://t.co/JqqkrjIKTk