“El matrimonio es una gran institución. Por supuesto, si te gusta vivir en una institución”
Groucho Marx (1890-1977)

El hecho de que al fin fuesen atrapados José Luis Abarca y su esposa María de los Ángeles Pineda, no significa necesariamente que el crimen ocurrido en Iguala, Guerrero, el 26 de septiembre pasado se encuentre cerca de terminar. Al contrario, se abren nuevas interrogantes que –y esa no es nuestra esperanza– terminen por convertir este caso en un circo mediático. Por ejemplo: ¿es verdad que entregaba maletines llenos de dinero a la PGR? ¿hasta dónde están implicados el exgobernador Ángel Heladio Aguirre y la cúpula perredista? ¿Por qué refugiarse en Iztapalapa –bastión político de MORENA– en lugar de huir, aunque sea, a Guatemala? ¿por qué mientras Abarca lucía con un físico salido de una clínica para gordos, su esposa sólo aparecía desmañanada? Quedan muchas dudas.

Sin embargo, la captura puede arrojar varias moralejas y la primera de ellas es: si usted es un alcalde prófugo, no permita que su hija –con un nombre tan poco convencional como Yazareth– suba todos sus lujos, comodidades y viajes al extranjero a sus redes sociales. No hay nada más sospechoso que la hija de un alcalde de un municipio pobre como Iguala presuma que viajó a Brasil, Italia o Turquía y que tiene varias propiedades a su nombre, cuando su único trabajo ha sido como cerillo en un Walmart. Eso sólo habla de un “espíritu Godínez” que nos impide negar nuestra cuna de ocote.

Una más podría aplicarse a los miembros del equipo de comunicación social de la PGR para que al momento de invitar a una conferencia de prensa –con muchas horas de retraso respecto al incidente– cuando menos tengan algo que informar; y una moraleja final podría ser que –y hasta que conozcamos los detalles de lo que realmente originó la tragedia– ser mandilón no nos convierte en mejores personas.

Lo peor que ahora podemos hacer, es quedarnos con los Abarca como únicos responsables de lo ocurrido y que terminen en los libros de “True Crime” al lado de personajes como Caril Ann Fugate & Charles Starkweather, Bonnie Parker & Clyde Barrow, Myra Hindley & Ian Brady o Karla Homolka & Paul Bernardo –para los que no lo saben, todas ellas parejas destacadas en eso de los asesinatos en serie y otras delicadezas–. Hay que investigar y lo más importante que los resultados de la investigación sean transparentes. Porque si no… ya de por sí hay mucha desconfianza, imagínense si no terminamos por enterarnos de toda la verdad.

Si hasta personajes de dudosas credenciales políticas como Thalía y Eugenio Derbez se suben al carrito de “demandar justicia por Ayotzinapa” esto sólo nos habla de una profunda desconfianza hacia el sistema de impartición de justicia como ahora lo conocemos o de un profundo oportunismo político que raya en lo cínico luego de haber sido bufones del poder. Como no queremos pensar mal de “Ludovico Peluche” creo que optaremos por lo primero. Aunque la frase “Ni el presidente es capaz de poner orden” me parece sacada de un drama ranchero de Televisa.

La cuestión es más compleja que hacer que José Luis Abarca nos confiese su dieta o que María de los Ángeles Pineda explique como hizo para no perder su cutis de colegiala; de fondo nos enfrentamos a una refundación de la arquitectura del poder político en México. Con las elecciones para nueve gubernaturas en menos de 8 meses, urge que la solución del caso Ayotzinapa convenza a todos. Lo que está en juego es el futuro de las instituciones en México, aunque algunas –como el matrimonio– generen conyugues como la ahora defenestada “Pareja Imperial”.
Ahora sí hasta escribí como columnista de “Milenio”…

Dato fascinante: En este maremágnum informativo una nota pasó desapercibida que nos habla de esta “arquitectura del poder en México”. Acusado del delito de lavado de dinero, fue detenido en Las Vegas, el empresario Rolando González Treviño, concesionario del principal sistema de televisión por cable de Monclova, Coahuila. Los agentes federales que lo arrestaron lo trasladaron después a la ciudad de San Antonio, Texas, porque la detención estaría vinculada al delito de lavado de dinero en transacciones bancarias y negocios de bienes raíces en esa ciudad y el Valle del Río Grande. Según el diario San Antonio Express-News el arresto de Rolando González está directamente relacionado con la detención de su sobrino Raúl González Fernández, hijo de Raúl González Treviño –dueño de la cadena de Televisión RGT–, el cual se declaró culpable de participar en el trasiego de droga a Estados Unidos en el juicio que se le sigue en una Corte de Texas. ¿Cómo ven?

Etiquetas

Sobre el autor

José Luis Guzmán Monroy

José Luis Guzmán Monroy "Miyagi"

Twitter

Nació en algún momento del “baby boom” sesentero (para que no les oculte la edad lo hizo en 1964) y nunca negó su cuna de ocote. Producto de la cultura del esfuerzo, su vida estudiantil transcurrió en escuelas públicas hasta titularse en la FCPyS de la UNAM con la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación y luego una Maestría en Ciencia Política. Como su madre lo echó de su casa al grito de “yo no mantengo vagos!!”, cuando el apenas contaba con 5 años de edad, José Luis ha desempeñado los más variados y diversos empleos que van de “cerillo” en un Aurrerá a Productor del Presidente Vicente Fox en ese monumento al humorismo involuntario llamado “Fox en Vivo, Fox, Contigo” que se transmitió durante el sexenio 2000 – 2006 a cargo de la Oficina de Imagen y Opinión Pública de la Presidencia de la República. Fue también Reportero del Instituto Mexicano de la Radio (IMER) desde 1992 y hasta el año 2000 cubriendo todas las fuentes informativas destacando el Senado de la Republica y la Secretaria de Gobernación. Cubrió también el levantamiento zapatista en Chiapas en enero de 1994 y las Platicas de Paz de San Andres Larrainzar, Chis, en 1996. Ha colaborado en medios electrónicos como Grupo Imagen y W Radio, como productor de Carmen Aristegui y Javier Solórzano del 2000 al 2005. Como productor en “Radioactivo” durante 5 años y creador de “juguetes” radioactivos así como de programas unitarios. Actualmente produce y conduce “Charros Vs. Gangsters” en el 102.5 Noticias MVS; luego de realizar otros esfuerzos como “El Atorón” y “Las Del Estribo”. En televisión ha colaborado en “Circulo Rojo” de Televisa y “El Almohadazo” de Canal 52 en el sistema Dish; contando también como guionista en Canal 11 del IPN. En medios impresos ha colaborado en los periódicos Reforma, Milenio y como miembro fundador del diario “La Crónica de hoy”. Además de escribir para publicaciones mensuales como “Rolling Stone”, “Esquire” y “Playboy”. Actualmente produce “Ultra Noticias” con Javier Solorzano. Tiene un hijo, 4 divorcios, 3 pensiones, una infección venérea, una novia a la que adora y le gusta la ropa de GAP.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *