No, ¡no se confundan! Esta no será una más de las largas columnas escritas para glorificar el legado, la herencia musical o humana del ex líder de “Soda Stereo” quien falleció de manera sorpresiva, aunque no inesperada, la mañana del pasado jueves 4 de septiembre.

Ni nos crucificaremos, ni nos daremos golpes de pecho o haremos videos para pedir disculpas. Y es que desde que Gustavo Adrián Cerati Clark cayó en coma en mayo del año 2010, se tuvo la certeza de estar ante algo irreparable. Sólo un milagro lo haría regresar de ese estado con plena consciencia y uso de sus facultades tanto físicas como mentales, tal cual ocurre en las películas. Regresaría tan disminuido, que apenas podría ocupar una curul en San Lázaro o un escaño en Insurgentes y Reforma o la dirigencia nacional de un partido de izquierda.

Resulta doloroso imaginar que se despertaría como en la cinta “El Bulto” de Gabriel Retes y sólo nos costaría mucho trabajo explicarle como es que Pitbull domina el panorama musical, que Argentina no ha ganado la Copa del Mundo, que el reggaetón es la forma predominante en el gusto de las mayorías, que Shakira ha sido descubierta varias veces plagiando las rolas de otros… ¡ah! y que tanto Arjona como Ricky Martin siguen vivos.

Su muerte, injusta como todas las muertes, tiene una raíz más contemporánea: el fenómeno de los silver foxes o zorros plateados. Y es que desde que cayó en coma se manejó una tesis realmente novedosa para explicarlo: la familia de Cerati consideraba a la modelo Chloe Bello responsable directa de ese estado, debido a que la jovencita de 21 años le pedía al rockero que consumiera Viagra, lo cual combinado con drogas y alcohol -algo que tenía prohibido porque era hipertenso- colapsó la salud del músico a los 51 años. No puede quejarse, sí tuvo un paro… sólo que no en la parte del cuerpo donde lo necesitaba.

Cerati no es el único que ha andado con una chavita 30 años menor; de acuerdo a una encuesta publicada en un portal de citas para adultos, el 60% de los hombres mayores de 50 años tienen aventuras amorosas –más o menos estables- con mujeres hasta 30 años más jóvenes.

Es lo que llamamos un “Silver Fox” o “Zorro plateado”, para quienes el descubrimiento más importante en la Historia de la humanidad es el Viagra (la pastilla azul) o tal vez el Cialis (la pastilla naranja). Aunque me han contado que los efectos secundarios son dolor de cabeza, fatiga, sangrado, dolor de encías y sofocación… eso me han contado.

Para estos hombres, cuyos detractores aseguran que sólo sacan belleza y juventud de las carteras, el tener una amante joven se vuelve algo que les otorga estatus, reconocimiento y hasta envidia, particularmente si la joven en cuestión es bella. Con o sin Viagra o Cialis y sin portales de infidelidad, sin medios masivos que glorifican la juventud y sin falsas moralinas, este fenómeno es muy viejo.

Miren, tan sólo hace 100 años durante el estallido de la Primera Guerra Mundial los millonarios productores de armas tenían una esposa decente, una querida vistosa y una demi mondaine (jovencita mantenida por su amante). ¿Cómo cumplían sexualmente en tres frentes sin viagra? Sólo se explica mediante un rayo… ¡pero de bicicleta! Además Cerati no sería la única víctima caída en el tálamo en pos de actos heroicos más allá de su edad: el Presidente de Francia en el anterior cambio de siglo, Félix Faure murió repentinamente de una apoplejía el 16 de febrero de 1899, mientras su amante le practicaba el sexo oral.

Así que recordemos a Cerati con su música y a los zorros plateados con el viejo refrán chino: “Cada paso que da el zorro le acerca más a la peletería”.

 

Dato fascinante: Durante 1963 en plena “Guerra Fría”, el Secretario de la Defensa del Reino Unido, John Profumo, sostuvo un romance con la prostituta Christine Keeler quien, a su vez, mantenía relaciones con un espía soviético. El escándalo fue tal que el Primer Ministro de Inglaterra, Harold McMillan tuvo que renunciar a su cargo, Profumo acabó lavando platos en un restaurante y Christine se hizo muy famosa.

Etiquetas

Sobre el autor

José Luis Guzmán Monroy

José Luis Guzmán Monroy "Miyagi"

Twitter

Nació en algún momento del “baby boom” sesentero (para que no les oculte la edad lo hizo en 1964) y nunca negó su cuna de ocote. Producto de la cultura del esfuerzo, su vida estudiantil transcurrió en escuelas públicas hasta titularse en la FCPyS de la UNAM con la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación y luego una Maestría en Ciencia Política. Como su madre lo echó de su casa al grito de “yo no mantengo vagos!!”, cuando el apenas contaba con 5 años de edad, José Luis ha desempeñado los más variados y diversos empleos que van de “cerillo” en un Aurrerá a Productor del Presidente Vicente Fox en ese monumento al humorismo involuntario llamado “Fox en Vivo, Fox, Contigo” que se transmitió durante el sexenio 2000 – 2006 a cargo de la Oficina de Imagen y Opinión Pública de la Presidencia de la República. Fue también Reportero del Instituto Mexicano de la Radio (IMER) desde 1992 y hasta el año 2000 cubriendo todas las fuentes informativas destacando el Senado de la Republica y la Secretaria de Gobernación. Cubrió también el levantamiento zapatista en Chiapas en enero de 1994 y las Platicas de Paz de San Andres Larrainzar, Chis, en 1996. Ha colaborado en medios electrónicos como Grupo Imagen y W Radio, como productor de Carmen Aristegui y Javier Solórzano del 2000 al 2005. Como productor en “Radioactivo” durante 5 años y creador de “juguetes” radioactivos así como de programas unitarios. Actualmente produce y conduce “Charros Vs. Gangsters” en el 102.5 Noticias MVS; luego de realizar otros esfuerzos como “El Atorón” y “Las Del Estribo”. En televisión ha colaborado en “Circulo Rojo” de Televisa y “El Almohadazo” de Canal 52 en el sistema Dish; contando también como guionista en Canal 11 del IPN. En medios impresos ha colaborado en los periódicos Reforma, Milenio y como miembro fundador del diario “La Crónica de hoy”. Además de escribir para publicaciones mensuales como “Rolling Stone”, “Esquire” y “Playboy”. Actualmente produce “Ultra Noticias” con Javier Solorzano. Tiene un hijo, 4 divorcios, 3 pensiones, una infección venérea, una novia a la que adora y le gusta la ropa de GAP.

2 Responses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *