No, no me voy a envolver en la bandera de México para tirarme desde la torre de Televisa Chapultepec. No, tampoco voy destacar la “histórica” participación de la selección de la FEMEXFUT (que no de México) en el Mundial de Brasil. Lo único que quiero decir es que cuando la selección de Camerún hacía una barrera, parecía la persiana de mi casa.

En muchos aspectos ha sido una Copa del Mundo particular: hasta este lunes no ha habido empates; los favoritos están para el perro: Brasil, Italia y Argentina sufrieron para ganar; Holanda y Francia deberían vender los videos de sus triunfos a “youporn” porque hicieron con sus rivales lo que Ron Jeremy hacía con sus coestrellas; y las indudables sorpresas han sido el triunfo de Costa Rica sobre Uruguay y la debacle sin precedentes de España.

Sin embargo, hasta ahora el protagonista del Mundial ha sido o han sido (para usar un perfecto castellano) las nalgas de Givanildo Vieira de Souza más conocido como “Hulk”, tan grandes que servirían sin ningún problema, como mesita botanera.

Los números invitan al asombro: mide 111 centímetros, mucho más que la Miss Bumbum de Brasil del 2013 (100 centímetros) y que la conocida Andressa Urach (que se atribuyó un encuentro sexual con Cristiano Ronaldo), cuya medida es de 110. Para que usted se dé una idea del tamaño de ese tambache, extienda su brazo derecho, la distancia entre su dedo medio y el hombro izquierdo es lo que mide ese gigantesco trasero.

¿A muchos hombres les gustaría tener la retaguardia de “Hulk”?… sí, pero a la altura de la nariz…. ¡En fin! Para todo hay gustos.  Lo único que podemos decir como consuelo para quienes tenemos las nalgas pasteleadas (como le quedaron a Alejandra Guzmán) es que seguro “Hulk” no es feliz sabiendo que sólo lo quieren por lo que pone en la banca.

Más allá de eso, Brasil 2014 ya hizo historia en los Mundiales de Futbol: el domingo 15 de junio durante el partido entre Francia y Honduras en Porto Alegre, se registró el primer gol concedido de manera electrónica debido a que el arbitro y sus achichincles en el campo no pudieron determinar si el balón cruzó completamente la línea de meta del arco resguardado (muy mal, para ser honestos) por el arquero hondureño Noel Valladares.

Atrás queda la polémica sobre los goles “fantasma” de Inglaterra 1966 y Sudáfrica 2010. La tecnología puede demostrar, ya sin lugar a dudas, si un gol es o no válido. Sin embargo, resulta poco menos que curioso que algunos todavía pongan en duda su efectividad, como si las cámaras fueran tan parciales del mismo modo que un abanderado checheno o un arbitro japonés, o que en el colmo de la insensatez cercana a la lobotomía el árbitro termine atribuyéndolo como un autogol.

Esto es lo verdaderamente notable: a falta de grandes jugadores, grandes jugadas o partidos de alarido, los personajes de la Copa del Mundo (hasta ahora) son las cámaras robot y las nalgas de un jugador. ¿Es ése el lugar donde se encuentra “el juego del hombre”? Esperemos que no, porque las nalgas, a menos que se pongan de corazón, son un lugar muy incómodo para estar y pues si preferimos a las cámaras robot, mejor organicemos campeonatos mundiales con las consolas de los videojuegos.

Muchas lecciones nos esta dejando el Mundial: que Giobrandy puede ser un buen jugador cuando se lo propone, que ser portero de España no evita que hagas el ridículo, que el carichueco de Ribery no es indispensable, que hasta Messi juega con weva y que Inglaterra es como el Presidente Nacional del PAN: sólo vive de los recuerdos. Pero quizás la lección más importante es algo que siempre sospechábamos que una buena nalga vale más que tres partidos.

 

Dato fascinante: Llenar el álbum Panini del Mundial te puede llevar hasta 6 cajas de 100 estampas cada una.

Etiquetas

Sobre el autor

José Luis Guzmán Monroy

José Luis Guzmán Monroy "Miyagi"

Twitter

Nació en algún momento del “baby boom” sesentero (para que no les oculte la edad lo hizo en 1964) y nunca negó su cuna de ocote. Producto de la cultura del esfuerzo, su vida estudiantil transcurrió en escuelas públicas hasta titularse en la FCPyS de la UNAM con la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación y luego una Maestría en Ciencia Política. Como su madre lo echó de su casa al grito de “yo no mantengo vagos!!”, cuando el apenas contaba con 5 años de edad, José Luis ha desempeñado los más variados y diversos empleos que van de “cerillo” en un Aurrerá a Productor del Presidente Vicente Fox en ese monumento al humorismo involuntario llamado “Fox en Vivo, Fox, Contigo” que se transmitió durante el sexenio 2000 – 2006 a cargo de la Oficina de Imagen y Opinión Pública de la Presidencia de la República. Fue también Reportero del Instituto Mexicano de la Radio (IMER) desde 1992 y hasta el año 2000 cubriendo todas las fuentes informativas destacando el Senado de la Republica y la Secretaria de Gobernación. Cubrió también el levantamiento zapatista en Chiapas en enero de 1994 y las Platicas de Paz de San Andres Larrainzar, Chis, en 1996. Ha colaborado en medios electrónicos como Grupo Imagen y W Radio, como productor de Carmen Aristegui y Javier Solórzano del 2000 al 2005. Como productor en “Radioactivo” durante 5 años y creador de “juguetes” radioactivos así como de programas unitarios. Actualmente produce y conduce “Charros Vs. Gangsters” en el 102.5 Noticias MVS; luego de realizar otros esfuerzos como “El Atorón” y “Las Del Estribo”. En televisión ha colaborado en “Circulo Rojo” de Televisa y “El Almohadazo” de Canal 52 en el sistema Dish; contando también como guionista en Canal 11 del IPN. En medios impresos ha colaborado en los periódicos Reforma, Milenio y como miembro fundador del diario “La Crónica de hoy”. Además de escribir para publicaciones mensuales como “Rolling Stone”, “Esquire” y “Playboy”. Actualmente produce “Ultra Noticias” con Javier Solorzano. Tiene un hijo, 4 divorcios, 3 pensiones, una infección venérea, una novia a la que adora y le gusta la ropa de GAP.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *