Durante el Calderonato, el deporte favorito de muchos medios de comunicación se llamó “contar muertos” y se tradujo en un instrumento de terribles recuerdos llamado “Ejecutometro”. Criticado de manera acre por su insensibilidad y acusado de convertir a personas en meros números, fue desapareciendo de los medios conforme terminaba la docena trágica del panismo al frente de la administración federal. Sin embargo, resulta inocultable que el “Ejecutometro” fue un factor más en el ánimo de los votantes, para que se negaran a seguir con el PAN… sí a eso sumamos a los “matraqueros”, los “maiceados”, los convenencieros y los ingenuos, pues resulta fácil adivinar la razón del triunfo de EPN en las elecciones del 2012.

Pensamos que el “Ejecutometro” estaba arrumbado junto al botox de la “Maestra” Elba Esther, los pasaportes de Raúl Salinas, los Acuerdos de San Andrés de Zedillo, las toallas de Fox o el uniforme militar de Calderón… sin embargo, ahí esta viendo pasar el tiempo –como la Puerta de Alcalá–.

Tres hechos terribles lo volvieron a convertir en necesario:

a)La llamada “Masacre de Tlatlaya” donde el Ejercito, aparentemente, fusiló a 22 sospechosos de pertenecer al grupo “Guerreros Unidos”, delincuentes que secuestraban, violaban, asesinaban, traficaban con armas y drogas, y que operaban en los límites del Estado de México con Morelos y Guerrero.

b)El 24 de septiembre, en menos de 52 segundos, un grupo armado secuestró al diputado federal del PRI, Gabriel Gómez Michel. Su cadáver apareció calcinado al otro día. Fuentes cercanas a la investigación aseguran que esto no es más que un mensaje con un solo significado: El regreso de “Los Zetas”.

c) La noche del viernes 26 de septiembre se registraron en Iguala tres enfrentamientos entre policías municipales y civiles que dejaron seis muertos, entre estos tres estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, quienes volvían a su escuela tras realizar un boteo en esa ciudad. Además se reportó la desaparición de 57 estudiantes. 44 Siguen desaparecidos y el alcalde de Iguala ya se peló y ofrecen una lana para quien lo atrape.

Estos son los hechos noticiosos. Pero hay eventos subterráneos que ya nadie reporta por miedo, indiferencia o complicidad y que ponen en evidencia una violencia subterránea que las autoridades sólo toman en cuenta si aparece en los noticiarios de Televisa o con sus paleros… digo… ”periodistas”: “Guayderito” y “Loreto”.

Quien esto escribe, es decir su mero charro negro, realizó el recuento de una semana de los hechos delictivos en distintas entidades del país. Contabilizando solo los casos registrados por medios serios y confiables. No creemos en “La Cotorra de Puruándiro” o “La Corneta A Trapas de Sanjasmeo”. Los resultados son escalofriantes:

Chihuahua 27, hubo en una sola semana dos enfrentamientos entre el ejercito y grupos armados con un saldo de 21 muertos en Guachochi; Baja California 7, en Tijuana torturaron y ejecutaron a mujer ex policía municipal y así la cuenta sigue… Guerrero 15, Coahuila 1, Puebla 1, Sinaloa 3, Veracruz 7, Aguascalientes 1. Jalisco 1, Sonora 1, Guanajuato 5, Tamaulipas 5, D.F. 2, Edomex 2, Morelos 1, San Luis Potosí 1 y Tabasco 1.

Es decir, en una semana hubo 82 muertes ligadas a la violencia que no se ha ido y que los priistas según sí sabían como evitar.

Cada una de las familias de estos hombres y mujeres asesinados ¿deberá marchar hacia Gobernación para ver si los recibe Osorio? ¿O se tendrán que contentar con la explicación oficial de que la violencia no es la vida es tan solo percepción? Repito el remate de la anterior edición de esta columna: ¿no que el PRI sí sabía como hacerlo?

Dato fascinante: La represión de los médicos en el 64, la matanza del 2 de octubre del 69, la tragedia del 11 de junio del 71, los ejecutados en el Río Tula en enero del 81, el número real de muertos en los terremotos del 85, los perredistas asesinados durante el sexenio de CSG, las masacres de Aguas Blancas en el 95 y Acteal en el 97, los “daños colaterales” en la Guerra contra el Narco de Calderón… ¿De cuantas investigaciones “exhaustivas y hasta sus últimas consecuencias” seguiremos esperando los resultados?

Etiquetas

Sobre el autor

José Luis Guzmán Monroy

José Luis Guzmán Monroy "Miyagi"

Twitter

Nació en algún momento del “baby boom” sesentero (para que no les oculte la edad lo hizo en 1964) y nunca negó su cuna de ocote. Producto de la cultura del esfuerzo, su vida estudiantil transcurrió en escuelas públicas hasta titularse en la FCPyS de la UNAM con la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación y luego una Maestría en Ciencia Política. Como su madre lo echó de su casa al grito de “yo no mantengo vagos!!”, cuando el apenas contaba con 5 años de edad, José Luis ha desempeñado los más variados y diversos empleos que van de “cerillo” en un Aurrerá a Productor del Presidente Vicente Fox en ese monumento al humorismo involuntario llamado “Fox en Vivo, Fox, Contigo” que se transmitió durante el sexenio 2000 – 2006 a cargo de la Oficina de Imagen y Opinión Pública de la Presidencia de la República. Fue también Reportero del Instituto Mexicano de la Radio (IMER) desde 1992 y hasta el año 2000 cubriendo todas las fuentes informativas destacando el Senado de la Republica y la Secretaria de Gobernación. Cubrió también el levantamiento zapatista en Chiapas en enero de 1994 y las Platicas de Paz de San Andres Larrainzar, Chis, en 1996. Ha colaborado en medios electrónicos como Grupo Imagen y W Radio, como productor de Carmen Aristegui y Javier Solórzano del 2000 al 2005. Como productor en “Radioactivo” durante 5 años y creador de “juguetes” radioactivos así como de programas unitarios. Actualmente produce y conduce “Charros Vs. Gangsters” en el 102.5 Noticias MVS; luego de realizar otros esfuerzos como “El Atorón” y “Las Del Estribo”. En televisión ha colaborado en “Circulo Rojo” de Televisa y “El Almohadazo” de Canal 52 en el sistema Dish; contando también como guionista en Canal 11 del IPN. En medios impresos ha colaborado en los periódicos Reforma, Milenio y como miembro fundador del diario “La Crónica de hoy”. Además de escribir para publicaciones mensuales como “Rolling Stone”, “Esquire” y “Playboy”. Actualmente produce “Ultra Noticias” con Javier Solorzano. Tiene un hijo, 4 divorcios, 3 pensiones, una infección venérea, una novia a la que adora y le gusta la ropa de GAP.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *