Debo confesarlo abiertamente: a mi sí me gusta la celebración del 15 de septiembre y el Grito de Independencia. Los creo fundamentales como rito de nuestra nacionalidad. Como todos los ritos, puede no tener una base histórica justificada o si quiera lógica alguna pero, como todos los ritos, nos hace partícipes de una comunión masiva que afirma lo que somos y lo que no somos.

Actualmente, frente a ritos masivos contemporáneos como asegurar “no fue penal”, buscar una lata de refresco de cola con mi nombre, aplaudir obligatoriamentelas tonterías de una selección de futbol dirigida por un oligofrénico que se siente Dios, ligar extranjeras en la Condesa en busca del verdadero amor o seguir en twitter a Chumel Torres porque es “divertido y transgresor”, prefiero mil veces gritar “¡Viva México cabrones!”

Creo que hemos sacrificado nuestra honestidad moral por hacer “lo que está de moda” y al hacerlo, nos hemos convertido en personas profundamente vacías… tan vacías de inteligencia como un camión lleno de actrices de TV Azteca o Televisa.

Sin embargo, más allá de los ritos debe haber una exigencia por conocer la verdad y enfrentarla como personas maduras.

Es decir, no se vale solamente decir “no fue penal”, hay que argumentarlo; no se trata de estar en contra de esa entelequia llamada Selección Mexicana de Futbol, hay que ser críticos y no matraqueros; tampoco se trata de estar en contra de las estrellas de internet, tan fugaces como el amor de una prosti –¿o alguien recuerda al Werevertumorro?- pero ¡Por los clavos de Cristo! ¿Hay alguien que los encuentre remotamente inteligentes, cuando todo su chiste es mentar madres, decir “pendejo” cada 10 segundos, salir con pelucas ridículas color de rosa o asegurar “me cagan las matracas de estos pinchis weyes” como si hablaran de la palabra revelada por Dios?

Lo más patético es que se promocionan como información alternativa y hasta ¡se atreven a dar conferencias! ¡Vamos! ¡si no saben ni hablar! Lo triste es que con lo que dicen y el IQ que demuestran, apenas serían dignos de vender tacos de canasta o intercambiar mi fierro viejo; sin embargo, sus videoblogs y cuentas de twitter aparecen saturadas de gente que los sigue.

Si a esto sumamos que personalidades como Kalimba tienen más de un millón de seguidores, honestamente creo que merecemos una lluvia de fuego, una invasión de langostas y que el agua se convierta en sangre.

Es en este sentido, por mantener los ritos con honestidad caliente, que resultaría digno reivindicar de una vez a Agustín de Iturbide ya no como “Padre de la Patria”, pero sí como la de una figura fundamental en la Consumación de la Independencia, quien creó algunas de las piezas clave de nuestra idiosincrasia: a él debemos el diseño y los colores de la primera bandera nacional, la primera marcha o himno oficial, el primer escudo, el nombre de nuestro país y hasta el platillo típico de la fecha: ¡los chiles en nogada!

El historiador Alejandro Rosas dice con justicia, que México es el único país del mundo que mandó matar a sus padres fundadores: el Congreso firmó las actas con las que se fusilaron a Agustín de Iturbide y Vicente Guerrero. Recordemos también que Iturbide fue el primero en llamar a nuestro país como “México”, los que lo mandaron matar nos impusieron luego el nombre de Estados Unidos Mexicanos. Lo cual es una tontería porque nuestro gentilicio sería: estadounidensemexicano.

Así que les invito a que no se dejen ir por la moda, descrean de esos falsos profetas conocidos como videoblogueros y exijan la verdad… aunque por ello pierdan a la novia y se les fugue con un médico.

Dato fascinante: No existe algún documento que detalle cuales fueron las palabras precisas del Grito de Dolores, sin embargo los testimonios de varios personajes, de acuerdo con el escrito “Versiones del grito de Dolores y algo más” de Carlos Herrejón Peredo, el “Padre de la Patria” pudo haber dicho lo siguiente:

Juan Aldama, general Insurgente (1811): “¡Viva Fernando VII!, ¡viva América!, ¡viva la religión y muera el mal gobierno!”

Manuel Abad y Queipo, obispo (1810): “¡Viva nuestra madre santísima de Guadalupe!, ¡viva Fernando VII y muera el mal gobierno!”

Lucas Alamán, político e historiador (1840): “¡Viva la religión!, ¡viva nuestra madre santísima de Guadalupe!, ¡viva Fernando VII!, ¡viva la América y muera el mal gobierno!”.

Etiquetas

Sobre el autor

José Luis Guzmán Monroy

José Luis Guzmán Monroy "Miyagi"

Twitter

Nació en algún momento del “baby boom” sesentero (para que no les oculte la edad lo hizo en 1964) y nunca negó su cuna de ocote. Producto de la cultura del esfuerzo, su vida estudiantil transcurrió en escuelas públicas hasta titularse en la FCPyS de la UNAM con la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación y luego una Maestría en Ciencia Política. Como su madre lo echó de su casa al grito de “yo no mantengo vagos!!”, cuando el apenas contaba con 5 años de edad, José Luis ha desempeñado los más variados y diversos empleos que van de “cerillo” en un Aurrerá a Productor del Presidente Vicente Fox en ese monumento al humorismo involuntario llamado “Fox en Vivo, Fox, Contigo” que se transmitió durante el sexenio 2000 – 2006 a cargo de la Oficina de Imagen y Opinión Pública de la Presidencia de la República. Fue también Reportero del Instituto Mexicano de la Radio (IMER) desde 1992 y hasta el año 2000 cubriendo todas las fuentes informativas destacando el Senado de la Republica y la Secretaria de Gobernación. Cubrió también el levantamiento zapatista en Chiapas en enero de 1994 y las Platicas de Paz de San Andres Larrainzar, Chis, en 1996. Ha colaborado en medios electrónicos como Grupo Imagen y W Radio, como productor de Carmen Aristegui y Javier Solórzano del 2000 al 2005. Como productor en “Radioactivo” durante 5 años y creador de “juguetes” radioactivos así como de programas unitarios. Actualmente produce y conduce “Charros Vs. Gangsters” en el 102.5 Noticias MVS; luego de realizar otros esfuerzos como “El Atorón” y “Las Del Estribo”. En televisión ha colaborado en “Circulo Rojo” de Televisa y “El Almohadazo” de Canal 52 en el sistema Dish; contando también como guionista en Canal 11 del IPN. En medios impresos ha colaborado en los periódicos Reforma, Milenio y como miembro fundador del diario “La Crónica de hoy”. Además de escribir para publicaciones mensuales como “Rolling Stone”, “Esquire” y “Playboy”. Actualmente produce “Ultra Noticias” con Javier Solorzano. Tiene un hijo, 4 divorcios, 3 pensiones, una infección venérea, una novia a la que adora y le gusta la ropa de GAP.

2 Responses

  1. hugo bonilla

    Ese chumel y todo lo que venga de videoblogers son unos estúpidos sin razón, lamehuevos, verduleros provincianos que lo único que han obtenido es ser mainstream de rancho..

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *