“La fama es una maldición. Sin ningún elemento para la redención”

Allen Gingsberg

Este 9 de octubre John Winston Ono Lennon hubiera cumplido 74 años. No llegó a tal edad porque fue asesinado la noche del 8 de diciembre de 1980. Desde el momento de su muerte los periódicos, críticos y fans los consideraron “un héroe” que “se proyectó más allá de la industria del entretenimiento para brindar una gentil filosofía de la vida”… fue comparado con Kennedy, con Gandhi, con Cristo y hasta con el ratón de los dientes. Como ocurre con los muertos, recibió más atención al morir que cuando estaba con vida.  

¿Como podrían sus compañeros –más destacadamente Paul McCartney– reclamar su parte del legado de The Beatles siendo incómodamente mortales mientras John yacía ya, en la percepción publica, al lado de los dioses?

Como homenaje a Lennon –que evidentemente no requiere ni uno más– me permitiré señalar algunos de los grandes mitos que rodearon su vida para devolverlo a nosotros en este cumpleaños 74 como alguien más parecido a nosotros, es decir, más humano.

Mito 1

John Lennon era un pacifista: en realidad Lennon era un tipo agresivo, intolerante y manipulador. Durante su primer matrimonio con Cinthya Powell, con quien procreó a Julian, abundaron los golpes y maltratos. Ella cita en entrevistas que “Sus canciones sobre la paz no son más que una cuestión comercial porque en su vida privada era otro”. De la misma manera Lennon era un traidor con sus amigos: en enero de 1969, propuso con cinismo que sustituyeran a Harrison por Eric Clapton. A John siempre se le olvidó que el único beatle que siempre le ayudaba a grabar todas sus canciones, incluso inventando el sonido que demandaba John, sin pedir crédito fue George. Como pago, este “hombre de paz”, no apareció en ninguna canción de George Harrison desde 1966.

Mito 2

Fue el creador de las “grabaciones al revés” así como un pionero en la música electrónica: la primera canción con grabaciones al revés en la historia del rock fue “Rain” en junio de 1966. Lennon, un mitómano redomado, aseguraba que el era el autor de la idea. Su productor George Martin lo recuerda de manera distinta: “Yo siempre estaba jugando con las cintas y pensé que sería divertido hacer algo más con la voz de John. Así que aumenté un poco su voz pasándola por la máquina de cuatro pistas, la puse en otro carrete, pero al acomodarse, la cinta corrió hacia atrás para poder ajustarse. John no estaba en ese momento, pero cuando regresó, quedo sorprendido por cómo se oía.”. De hecho, tanto Harrison como McCartney exploraron más la música electrónica que Lennon. George, de hecho, lanzó el primer disco de música electrónica en la historia y uso el primer sintetizador en un disco comercial con la canción “Here Comes The Sun”.

Mito 3

Las mejores canciones de The Beatles son de su autoría: esto es discutible desde cualquier punto de vista. Para algunos críticos, la creatividad de Lennon desapareció en 1966 debido a su incesante consumo de drogas. Era incapaz de terminar una canción solo y fue en ese momento que McCartney se hizo cargo del control creativo de la banda. El mejor disco de The Beatles “Sgt. Pepper´s Lonely Hearts Club Band” fue ideado y diseñado por Paul. Lennon compuso solo un puñado de canciones de calidad para los últimos álbumes del cuarteto y vio como Harrison florecía como compositor con obras maestras como “While My Guitar Gently Weeps” o “Something”

Mito 4

Lennon nació bajo un bombardeo: de manera unánime todas las biografías de Lennon aseguran que el niño llegó al mundo el 9 de octubre de 1940 en el Liverpool Maternity Hospital mientras la ciudad sufría un devastador bombardeo por parte de la Luftwaffe para destacar que este “hombre de paz” nació y murió bajo el signo de la violencia. Poético, pero falso. De acuerdo a documentos de la Segunda Guerra Mundial, la “Operación León Marino“ que consistía en bombardear Inglaterra para destruir las defensas británicas, se concentró en Londres desde junio de 1940 y hasta el 12 de octubre de 1940. Fue hasta noviembre, es decir, cuando Lennon tenía ya un mes de nacido, que los bombardeos iniciaron no sólo sobre Liverpool, sino sobre Birmingham, Plymouth, Mánchester, Sheffield, Hull, y Brístol. Se desconoce de donde salió la versión del “nacimiento bajo el bombardeo”.

Mito 5

Fue el creador del nombre de The Beatles: parece ser que la verdadera mente a la que se le ocurrió que aquel grupo de jóvenes cantantes se llamara The Beatles, fue la de Stuart Sutcliffe, primer bajista de la banda. Partiendo de la palabra “beetle” (escarabajo en inglés), se cambió una “e” por una “a” para que se aludiera al ritmo que los caracterizaba inspirado en el nombre de la banda de Buddy Holly, The Crickets, que tenía una doble referencia para los británicos: era al mismo tiempo un popular deporte inglés y un grillo. Hay más datos oscuros sobre la misma relación de John con Stuart. Pauline Sutcliffe, hermana de Stu, afirma en el libro “The Beatles Shadow,” que Lennon sostenía una relación homosexual con su hermano y que prácticamente lo mató con la golpiza que le brindó celoso de que Stu tuviera novia. Stuart murió el 10 de abril de 1961 a los 21 años, exactamente 9 años después McCartney anunció la separación de The Beatles.

Una última anécdota nos pinta a un Lennon distinto al que nos han vendido. El 11 de mayo de 1968 John & Paul, rodeados de algunos de sus sicofantes, llegan a Nueva York para anunciar la creación de su sello “Apple”. A su regreso, todavía bajo los efectos del jetlag consume cantidades industriales de mariguana y LSD. En ese momento tiene una epifanía: “Soy Jesucristo. Estoy de vuelta” –dice a un asombrado Pete Shotton– “Tengo que decirle al mundo quien soy en realidad”. Shotton hace una llamada de emergencia y Paul, acompañado por algunos amigos de la banda, llega para atestiguar la Segunda Venida y proclamar el Evangelio. Un incomodo silencio los rodea cuando todos dan la bienvenida al Mesías a este planeta y se le baja la droga.

Así era el verdadero John Lennon.

Seguro ya muchos me odian…

Así que no habrá “Dato fascinante”.

(Escrito en colaboración con A.G. Vives)

4 Responses

  1. oscar

    Te odio Mizagui, te odio (mientras muerdo mi puño como amarga lópez) Desmitificación de los dioses, debería desmitificar a Morrison, Jagger,Clapton, etc gran columna

    Responder
  2. Edgar Chávez García

    JAJAJAJAJA, esto es una transcripción revisada y corregida de la Historia de la semana con Ana Gabriela Vives XD. Cálmese oscar, en realidad Morrison, Jagger y Clapton no necesitan ser desmitificados: todos sabemos que Morrison era galán y atascado, que Jagger ha vivido más vidas que un camaleón, y Clapton ¿pos qué?, como si hubiera hecho tanto enredo de su vida como para que hubiera que desmitificarlo XD. Lennon, en cambio, ha sido un vulgar ídolo de barro disfrazado de héroe de bronce: injustificadamente inflado y con muchos aspectos oscuros que en vida retocó para que fuera recordado de mejor modo.

    Responder
  3. Laura Mendoza

    Precisamente por todo eso que mencionas, siempre me he sentido más cerca de Lennon que de Paul, quien es también magnífico. Lennon siempre mostró un rostro más humano, más miserable, desgarrador. Y contrario a lo que muchos piensan después de este ensayo, me sigues cayendo bien, por si te preocupaba,jaja. Saludos.

    Responder
  4. Luis

    Desmitificando los mitos el no sin duda ese ni es necesario desmitificar a quienes si sabemos de John, el MITO 2 dejame decirte que el teclado MOGG de here comes the sun dista mucho de algo electrónico cuando los filtros del mismo eran analógicos (leer el sonido de los Beatles) , MITO 3 Paul no era tan bueno como muchos creen nunca podía hacer intros hasta la fecha como John, pero de hecho ningun Beatle era capaz de terminar una rola gracias a sir George Martin, MITO 4 la versión del bombardeo es más de Ringo dicho por el mismo a punto de moriri en el hospital incluídos los bombardeos MITO 5 ese será mito para todos digan lo que digan

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *