Para Anna… por todo

“Ellos mandan hoy… porque tú obedeces!”
Albert Camus (1913 – 1960)
Premio Nobel de literatura

Inicia ese paréntesis nacional que conocemos como “Semana Mayor” -creo que la llaman así por ser la única que tiene cuatro domingos- donde al amparo o pretexto de la muerte y resurrección de un señor llamado Jesús Corona… digo… Cristo, los mexicanos detenemos todo lo que hacemos para dedicarnos con singular alegría a ese monumental trabajo de no hacer nada.

Por ello vamos a fijar nuestra atención en las elecciones del próximo 7 de junio y deducir que serán como “Semana Santa en Acapulco”: un gasto infame, completamente inútil y que sólo nos dejara más cansados.

Lo pongo así porque realmente no hay para donde hacerse: la partidocracia se ha adueñado del espectro político y los avances que se habían logrado en el 2000, han desaparecido o cuando menos, retrocedido. El INE es una copia burda de independencia más cercano a un programa de la “Rosa de Guadalupe” o de “Laura en América” que a ese instituto ciudadanizado que fue ejemplo en el mundo; lo mismo para el IFAI donde lo único transparente es el agua que toman sus funcionarios.

Si a esto sumamos lo patético, pobre, nauseabundo y miserable de los candidatos y partidos que los cobijan, bueno, pues esto ya parece “Guerra Mundial Z” o “The Walking Dead” donde los zombies son mayoría.

Para ejemplo veamos a los famosos “trapecistas” de nuestro circo político, quienes sin el menor rubor, saltan de un partido a otro para “defender su proyecto”, figura retórica que usan para designar su coto de poder e impunidad.

Vamos a comenzar con los peces gordos como el hombre que nos obligó a andar con tapabocas durante el operativo contra la influenza AH1N1, el exsecretario de Salud del calderonato. José Ángel Córdova Villalobos, quien contiende bajo los colores del PRI por la alcaldía de León. Suponemos que le dio la espalda al PAN por razones de salud… digo, salud financiera… la suya.

Otro panista que abandonó los colores albiazules para cambiar de casaca es el exsenador y exmandatario estatal interino Fernando Elizondo Barragán, quien ahora busca chamba como gobernador de Nuevo León con el Movimiento Ciudadano. El partido que recoge cascajo donde se lo ofrecen.

Si usted piensa que los únicos trapecistas se mueven de la derecha a la izquierda, podríamos decirle que está equivocado:  en el campo de los “defensores del pueblo bueno” también se dan chaquetazos de amplia envergadura. Por ejemplo, “La Gacela Mayor”, aquel grupo femenino de defensa que parecía sacado del sueño húmedo de cualquier sultán árabe, Polimnia Romana Sierra abandonó las filas del amor lopezobradorista para irse a competir por un hueso en la asamblea capitalina bajo las siglas de la nefasta unión entre PRI-Verde. Otro más que se va con los “lanzabúlgaras” es el diputado federal Jorge Sotomayor, quien también se lanza por un buen huesito en la ALDF.

Obvio, los “trapecistas” de la política cambian de discurso, de plataforma y hasta de héroes. De defender a Gómez Morín pasarán a cantar loas a Colosio o de AMLO prenderán veladoras al “chavorruco” verde o de Mickey Mouse harán lo propio con “El Pájaro Loco”.

El secreto detrás de, o la motivación tras el ánimo de “chaquetear”, son los inmensos beneficios que significa trabajar, o fingir que se trabaja, en una estructura partidista donde es bien sabido que pertenecer a un partido es lo más alejado que existe  a verdaderos cambios ideológicos, políticos y sociales. Es una chamba más, muy bien pagada. Ya sea en el Poder Legislativo, en la estructura del partido -aunque sea repartiendo volantes-, en alguno de sus gobiernos ya sea municipal, estatal, federal o delegacional. O de plano desde ese gran invento de “camuflaje” que significa ser representante en el INE. ¡Esa sí es la pura vida!

Así que cambiar de partido es casi como cambiar de trabajo con la ventaja que aún perdiendo la elección, siempre existe la posibilidad de ser “asesor”, “consultor” o “correveidile” de cualquier funcionario. Y lo mejor: no se necesita de estorbosos electores, seguidores o acarreados para triunfar.

La clave es tener buenos amarres entre los “vividores”… digo, los dirigentes partidistas, caerles bien, no hacer olas o de plano que Mancera no te aplique el veto. Ya si de plano se quiere tener un éxito redondo, más vale tener un montón de secretos escondidos de muchos políticos transas -sólo basta rascar tantito- y si es en video mejor, para tenerlos quietos bajo la amenaza de: “o me das candidatura o se lo filtro a los periodistas”. Con tantas     corruptelas, cacicazgos, nepotismo, antidemocracia, orgías, reventones, vicios y secretos de alcoba de nuestros H. representantes populares, pues hay materia para extorsionarlos cinco vidas.

Así que olvídense de confiar en sus candidatos a los puestos de elección popular, van desde transas cínicos como José Ignacio Peralta, que ahora quiere recorrer el mundo a costa del erario estatal como lo hizo cuando fue munícipe del PRI en Colima, hasta funcionarias de dudosas credenciales como la candidata priista a la gubernatura de Nuevo León, pasando por el patiño de payaso Jorge Camacho que quiere chamba de gober en Guerrero o Ricardo Monreal que luego de acabar con el PRD en Zacatecas, ahora quiere hacer lo mismo en la delegación Cuauhtémoc.

Usted se preguntará: ¿Por quién votar?

Pues mire, yo le diría que por el menos malo.

Recuerde que si vota en blanco, no vota o de plano lo hace por “Cantinflas”, eso le beneficia al PRI. Así que, usted dirá…

 

Dato fascinante: Se sabe que detrás de la detención de los comuneros en Holbox, Quintana Roo, hay intereses muy fuertes en los que están involucrados varios empresarios como Fernando Ponce García, Jorge Emilio González, Pedro Joaquín Coldwell y Roberto Borge, gobernador del estado. Para el gobierno federal, el hecho de que el problema no haya tenido impacto en los medios fue un problema menos, ya que el asunto escalaría en tópicos de defensa de la tierra y derechos indígenas. Guillermo Haro, titular de la PROFEPA, sería el primer funcionario del que se tendrían pruebas irrefutables de su parcialidad a la hora de tomar decisiones de gabinete.

Sobre el autor

José Luis Guzmán Monroy

José Luis Guzmán Monroy "Miyagi"

Twitter

Nació en algún momento del “baby boom” sesentero (para que no les oculte la edad lo hizo en 1964) y nunca negó su cuna de ocote. Producto de la cultura del esfuerzo, su vida estudiantil transcurrió en escuelas públicas hasta titularse en la FCPyS de la UNAM con la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación y luego una Maestría en Ciencia Política. Como su madre lo echó de su casa al grito de “yo no mantengo vagos!!”, cuando el apenas contaba con 5 años de edad, José Luis ha desempeñado los más variados y diversos empleos que van de “cerillo” en un Aurrerá a Productor del Presidente Vicente Fox en ese monumento al humorismo involuntario llamado “Fox en Vivo, Fox, Contigo” que se transmitió durante el sexenio 2000 – 2006 a cargo de la Oficina de Imagen y Opinión Pública de la Presidencia de la República. Fue también Reportero del Instituto Mexicano de la Radio (IMER) desde 1992 y hasta el año 2000 cubriendo todas las fuentes informativas destacando el Senado de la Republica y la Secretaria de Gobernación. Cubrió también el levantamiento zapatista en Chiapas en enero de 1994 y las Platicas de Paz de San Andres Larrainzar, Chis, en 1996. Ha colaborado en medios electrónicos como Grupo Imagen y W Radio, como productor de Carmen Aristegui y Javier Solórzano del 2000 al 2005. Como productor en “Radioactivo” durante 5 años y creador de “juguetes” radioactivos así como de programas unitarios. Actualmente produce y conduce “Charros Vs. Gangsters” en el 102.5 Noticias MVS; luego de realizar otros esfuerzos como “El Atorón” y “Las Del Estribo”. En televisión ha colaborado en “Circulo Rojo” de Televisa y “El Almohadazo” de Canal 52 en el sistema Dish; contando también como guionista en Canal 11 del IPN. En medios impresos ha colaborado en los periódicos Reforma, Milenio y como miembro fundador del diario “La Crónica de hoy”. Además de escribir para publicaciones mensuales como “Rolling Stone”, “Esquire” y “Playboy”. Actualmente produce “Ultra Noticias” con Javier Solorzano. Tiene un hijo, 4 divorcios, 3 pensiones, una infección venérea, una novia a la que adora y le gusta la ropa de GAP.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *