Somos una sociedad profundamente hipócrita. Mientras hablamos de respeto e igualdad para con las etnias, todavía usamos la palabra “indio” para insultar e impedimos que indígenas entren a centros comerciales de postín; hablamos de nuestra madrecita con veneración cotidiana y sólo la recordamos el 10 de mayo para hacerle regalos patéticos; hablamos de la mujer y la igualdad y lamanodelmuerto mientras seguimos sexualizando los empleos y los mismos diputados se pasan por el “arco del triunfo” la cuota de género.

Nos llenamos la boca hablando de respeto a la vida privada y nos solazamos con las historias más mórbidas y truculentas de nuestros vecinos, ya sea que vivamos en una vecindad o en un condominio de lujo en Polanco. No es casualidad que la revista más vendida en México (en todo el país) sea aquella dedicada a los chismes de la farándula con su cauda de amores, desamores, engaños, mentiras, falsedades y necedades. No es casualidad.

El pasado jueves 31 de julio, decidí transmitir en el programa que conduzco para MVS “Charros vs. Gangsters” el audio de una llamada telefónica entre Pedro Ferriz y su amante María del Carmen Tovar.

La razón por la cual lo hice, obedeció a criterios estrictamente periodísticos: fortalecer el papel de los medios como vigilantes de personajes que –nos guste o no- han logrado, gracias a su posición de poder político, económico, social, religioso o mediático, ubicarse como líderes de opinión. Es tal el poder que llegan a detentar esta clase de personajes, que no pueden ni deben escapar a la critica necesaria del periodismo y la libre expresión de las ideas.

De este modo cualquier acontecimiento que para cualquier mortal como ustedes o yo pasaría completamente desapercibido –una fiesta en un table, una mala borrachera, una aventura amorosa- se vuelve noticia cuando es cometido por un personaje que por su función pública o privada tiene de facto relevancia social. Los medios de comunicación se convierten en contrapeso de los excesos de las figuras públicas.

Inmediatamente recibí una andanada de ataques que me descalificaban y me colocaban en un nivel sólo por encima de “Mamá Rosa”, Benjamín Netanyahu y “El Mochaorejas” juntos; me escribieron que había llegado tan bajo que no habría ni una “coca” con mi nombre; de carroñero y comecuandohay no me bajaron. Lo que es peor, culpaban a Jairo Calixto cuando el pobre está de vacaciones y ni vela tiene en el entierro.

Lo peor vino después: este domingo cerca de las 17:30 horas vía telefónica, Ana Gabriela Vives, colaboradora de “Charros vs. Gangsters”, recibió amenazas contra su integridad física: “que mejor se callara o la iban a callar”. Al preguntarle al anónimo llamante quién era, sólo contestó “tú sabes de quién se trata”.

Así que vuelvo al inicio de esta columna: somos profundamente hipócritas, hacemos del chisme y la mentira nuestro modus vivendi, pero cuando dejan al descubierto nuestras propias mentiras no dudamos en amenazar. Esos son los “comunicadores” de este país, los prohombres de los medios, los que se llenan la boca para descalificar e “informar”.

Yo todavía recuerdo la profunda mezquindad y malevolencia que envolvieron los hechos por los cuales Carmen Aristegui y Javier Solórzano salieron de “Imagen Informativa” en octubre del año 2002 -yo era productor de ambos- y la manera en la que al amparo de su amistad con Martha Sahagún cuando menos, el señor se hacía invitar a la casa presidencial de Vicente Fox en Guanajuato… ahí sí con su mujer… legal -yo era productor de “Fox en Vivo, Fox Contigo”-

¡Ah, estos periodistas!

Dato fascinante: En 1955, si usted quería volar de la Ciudad de México a Guadalajara por Mexicana de Aviación, el boleto le costaba 240 pesos.

Etiquetas

Sobre el autor

José Luis Guzmán Monroy

José Luis Guzmán Monroy "Miyagi"

Twitter

Nació en algún momento del “baby boom” sesentero (para que no les oculte la edad lo hizo en 1964) y nunca negó su cuna de ocote. Producto de la cultura del esfuerzo, su vida estudiantil transcurrió en escuelas públicas hasta titularse en la FCPyS de la UNAM con la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación y luego una Maestría en Ciencia Política. Como su madre lo echó de su casa al grito de “yo no mantengo vagos!!”, cuando el apenas contaba con 5 años de edad, José Luis ha desempeñado los más variados y diversos empleos que van de “cerillo” en un Aurrerá a Productor del Presidente Vicente Fox en ese monumento al humorismo involuntario llamado “Fox en Vivo, Fox, Contigo” que se transmitió durante el sexenio 2000 – 2006 a cargo de la Oficina de Imagen y Opinión Pública de la Presidencia de la República. Fue también Reportero del Instituto Mexicano de la Radio (IMER) desde 1992 y hasta el año 2000 cubriendo todas las fuentes informativas destacando el Senado de la Republica y la Secretaria de Gobernación. Cubrió también el levantamiento zapatista en Chiapas en enero de 1994 y las Platicas de Paz de San Andres Larrainzar, Chis, en 1996. Ha colaborado en medios electrónicos como Grupo Imagen y W Radio, como productor de Carmen Aristegui y Javier Solórzano del 2000 al 2005. Como productor en “Radioactivo” durante 5 años y creador de “juguetes” radioactivos así como de programas unitarios. Actualmente produce y conduce “Charros Vs. Gangsters” en el 102.5 Noticias MVS; luego de realizar otros esfuerzos como “El Atorón” y “Las Del Estribo”. En televisión ha colaborado en “Circulo Rojo” de Televisa y “El Almohadazo” de Canal 52 en el sistema Dish; contando también como guionista en Canal 11 del IPN. En medios impresos ha colaborado en los periódicos Reforma, Milenio y como miembro fundador del diario “La Crónica de hoy”. Además de escribir para publicaciones mensuales como “Rolling Stone”, “Esquire” y “Playboy”. Actualmente produce “Ultra Noticias” con Javier Solorzano. Tiene un hijo, 4 divorcios, 3 pensiones, una infección venérea, una novia a la que adora y le gusta la ropa de GAP.

12 Responses

  1. Laura Mendoza

    Yo detesto a Ferriz de Con, pero le agradezco mediante su noticiero, yo particularmente, conocí en los 90’s a Carmen y a Javier.
    Ferriz es un tipo nefasto, por lo que me pareció una pérdida de tiempo escuchar la grabación.
    Este es mi punto de vista. Ya saben que no me pierdo su programa. Yo también soy chismóloga, jaja. Saludos

    Responder
  2. Saúl

    Y el hijo de puta de Ferriz se quejaba de que AMLO lo mandaba amenazar; es un pinche cobarde lame-botas de mierda de doble o hasta triple moral…

    Responder
  3. Laura Santillán

    Miyagui: los que te leemos y escuchamos te apoyamos. En verdad ya estamos hartos de gente como Ferriz de Con: hipócrita, transa, doble moral (Carmen Aristegui y Javier Solórzano perdieron mucho dinero con la perrada que Grupo Imagen les hizo, pero la lección que ambos periodistas dieron es que el honor y la dignidad NO TIENEN precio; cuando corrieron a Aristegui de W y la serie de problemas que tuvo por hacer su trabajo -lo de las borracheras de Calderón no fue algo que ella inventara- Ferriz de Con se regodeaba en atacarla -tal y como lo hace Ciro Gómez Leyva cada vez que puede, igualito-). Así que esos “lectores de noticias” -que no periodistas- , no se quieran pasar de listos porque la opinión pública ha cambiado y ahora, en la era de las redes sociales, los tenemos en la mira, bien vigilados.

    Responder
  4. Eduardo Pérez

    ¡Amenazar a LaGabs mediante terceros anónimos. ¿Y ese es el gran héroe corrido por criticar al EPN? Habrá que investigar si el motivo real por el cual lo quitaron a él y a su amante del noticiero de CadenaTres fue en realidad el númerito amoroso del “prestigiado” conductor. El señor ha vivido durante dos años de ese prestigio cuando podría ser algo irreal. “Algo huele mal en Dinamarca”.

    Responder
  5. José Luis Gutiérrez Salazar

    La vida privada de una persona, ha dejado de ser privada gracias a personas que se dedican a interceptar llamadas (lo cual es ilegal en éste país), y a hacer chismes como este tal Miyagi que tiene un hijo, 4 divorcios, 3 pensiones y una infección venérea, yo no inventé nada de esto, lo obtuve de su perfil de Centro Público.
    Quién esté libre de pecado que arroje la primera piedra y nadie la arrojó, no hay seres perfectos en éste mundo.
    A mi que me importa lo que haga Pedro Ferriz en su vida privada, eso es bronca de el, lo que importa es que es un líder de opinión y que ha demostrado por muchos años que es un buen periodista y de opiniones muy sensatas.
    No es un chismoso de farándula, como el tal Miyagi, debería ir a pedirle trabajo a Pati Chapoy.

    Responder
    • carlos_ramones

      me quitaste las palabras de la boca, solo los peruodistas dr chismes de vecindario esperan ver subir su auduencia con “noticias” de lavaderos… no me salgan con q todos somos unos santitoa

      Responder
  6. Ramón Góngora

    Vivimos en un país surrealista, donde lo bueno es malo, y viceversa, siempre y cuando tengas fama, posición, poder -económico y/o político-, etc. Y si añadimos que tenemos una idea equivocada de “líder de opinión”, están puestas las condiciones para que cualquier bufón se sienta más importante de lo que es, trátese de un junior colgado de la fama de su padre, o de quien se da a notar con frases folklóricas, al estilo “juay de rito”.

    Responder
  7. Ángel

    Sospecho que el motivo por el cual pasaron la conversación de perro infeliz trae un transfondo más allá de si coge hasta con sus sirvientas (cosa que me vale madres ) sólo fue una probadita de su propio chocolate para que no se pase de el “gran señor comunicador” por que le quedan grande esas tres palabras lo que es el gran puto doble moralino lector viejo resentido rabo verde mezquino y vengativo.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *