Este es el último lunes antes de Navidad. Así que para bajarle a la intensidad y preparar el estómago para lo que sigue –me refiero a la cena y los brindis- decidí ponerme menos denso.

Hoy no vamos a hablar de Ayotzinapa, la Casa Blanca de Angélica, el ébola, México-Cuba, la balacera en La Ruana -un abrazo solidario y fuerte a Hipólito Mora-, el brutal fraude en FICREA que ocurrió en la narices de los que “sí saben gobernar”, las bajas expectativas de crecimiento, el desplome del precio del petróleo, los regalos a Televisa, los miles de feminicidios que ocurren en el Edomex sin que Eruviel tenga la vergüenza de declarar algo y todo aquello que hace de este país un paraíso sobre la Tierra.

Hoy, a petición de algunos amigos -dos- vamos a entrarle a la mejor música de los años que van de 1964 al 74. Sólo para animarles a hacer algo más que rascarse los tanates y armen su propia playlist. Ahí les va:

En muy pocos momentos en la historia de la música, los géneros cambiaron de manera tan radical, brillante, devastadora y absoluta como ocurrió entre 1964 -The Beatles llegan a Estados Unidos- y 1974 -Nixon dimite por el escándalo Watergate.

Lo que no pasaba der ser una moda “pop” -por “popular, inocente, casi infantil”- o que era considerado como “el sarampión” de los jóvenes y que se perdería con el tiempo, se había convertido en una Cultura de masas, que generaba ganancias millonarias y que influía todos los aspectos de la civilización occidental: las actitudes, el diseño gráfico, la moda, el lenguaje, la literatura, el cine, la política, el arte y todo lo que usted guste enumerar, cambió de una manera tan radical que sus efectos, como si se tratara de una supernova en una galaxia distante, aún nos afectan.

Intentar recuperar las mejores canciones de esos 10 años llevaría vidas enteras, odios casi religiosos, dos divorcios y más discusiones que la “Casa Blanca” de Angélica Peña o si debo o no utilizar tinte en mi barba. Como corro el enorme riesgo de acabar como el “cohetero” y no darle gusto a nadie, optaré por una decisión que tampoco les va a dejar satisfechos pero que me parece la más democrática: vamos a colocar dos canciones por año y tres “pilones” bien servidos.

Aunque en caso de desempate, como el INE, mi voto es el que cuenta. Escoger una sola canción de The Rolling Stones, The Who, Led Zeppelin, Pink Floyd o David Bowie es labor titánica.

Procuraré en la medida de lo posible, evitar las canciones más “quemadas” que la honra pública de López Obrador y destacar canciones deslumbrantes pero menospreciadas o que no se convirtieron en éxitos radiales o discográficos.

Sin embargo, hay canciones que lograron conjugar en un instante milagroso calidad, inteligencia, virtuosismo, visiones proféticas, un vistazo al infierno, altas ventas, fama y fortuna para su creadores, inmortalidad para los escuchas y la trascendencia que todos en esta vida, aunque dure una canción de dos minutos, anhelamos permanezca para siempre en la memoria de quienes amamos.

  1.  It´s Over interpretada por Roy Orbison (1964): La balada prototípica del rock operático con una de las mejores voces de todos los tiempos. Bruce Springsteen contó: “Cuando fui al estudio para grabar “Born to Run”, quise escribir letras como las de Bob Dylan pero que sonaran al estilo Phil Spector… también quería cantarlas como Roy Orbison. Pero nadie canta como Roy Orbison”.
  2. You Really Got Me interpretada por The Kinks (1964): Con un riff de guitarra que se convertiría en el génesis del heavy metal y el punk logrado gracias a que el líder de la banda, Ray Davis, colocó navajas y alfileres a su amplificador, The Kinks salieron del anonimato y por dos minutos disputaron el trono de The Beatles como la banda más innovadora de la escena del rock.
  3. Like a Rolling Stone interpretada por Bob Dylan (1965): La influencia de Bob Dylan en la música, el arte y la cultura del siglo XX es incalculable. Basta decir que “Like a Rolling Stone” es considerada de manera unánime como la más importante canción de toda la historia. Rompió los moldes de la canción de tres minutos y curiosamente no llegó al número uno en su lanzamiento.
  4. I Feel Good interpretada por James Brown (1965): James Brown es conocido como “El Padrino del Soul”. Más que eso, fue un artista que como pocos arriesgó todo en busca de una identidad propia flamboyante, exótica, deslumbrante… como sonaba su propia música. Sus rastros se pueden escuchar en artistas tan disímbolos como Prince o Michael Jackson.
  5. Here Today interpretada por The Beach Boys (1966): Cuando Brian Wilson, líder de The Beach Boys, escuchó el álbum “Rubber Soul” le dio una profunda calada a su cigarrillo de mota y dijo: “Venga! Vamos a chingarnos a The Beatles!”. Creó así “Pet Sounds” una obra de barroquismo ambiental que sigue siendo considerada una de las obras cumbres de la música.
  6. River Deep, Mountain High interpretada por Ike & Tina Turner (1966): Monumental sinfonía pop con una producción cuya densidad sonora sólo es rasgada por la magnifica voz de Tina Turner. Tuvo un costo de 22 mil dólares y fue un fracaso en Estados Unidos. George Harrison dijo: “Es un disco perfecto de principio a fin”. 48 años después reconocemos que es cierto palabra por palabra.
  7. A Whiter Shae Of Pale interpretada por Procol Harum (1967): La canción fue escrita por Keith Reid como si fuese un guión cinematográfico, con rasgos autobiográficos de sus propias relaciones, pero mezcladas con imágenes que había visto en películas francesas. Gary Brooker la llenó de música fusilándose a Bach. En su línea melódica se parece mucho a “When A Man Loves a Woman”.
  8. Purple Haze interpretada por Jimi Hendrix (1967): 24 de septiembre de 1966. Un guitarrista desconocido llega a Londres con su Fender Stratocaster al hombro y unos pocos dólares en el bolsillo. Días después Jimi Hendrix –tal era su nombre- pondría de cabeza al rock. Pete Towshend dijo: “En muchos aspectos cambió el sonido del rock mucho más que The Beatles”.
  9. White Light/White Heat interpretada por The Velvet Underground (1967): White Light/White Heat es probablemente la canción más ruidosa en la historia del rock por sus arreglos estridentes, sus guitarras sobre amplificadas y sus letras abrasivas. Pero fue el camino expresivo de la única banda que conjugó de manera perfecta el arte, el rock y la poesía. En ventas sólo llegó al número 199.
  10. Sky Pilot interpretada por Eric Burdon & The Animals (1968): La canción proviene del disco “The Twain Shall Meet” que inició grabaciones en 1964, pero las concluyó hasta el 68. “Sky Pilot” es uno de los himnos antibélicos más famosos de la década y tiene lo que tal vez sea el solo de guitarra más aterrador del rock-cortesía de Vic Briggs- al mezclarse con la caída de una avión de combate.
  11. The Unknown Soldier interpretada por The Doors (1968): En el año de las revueltas estudiantiles, Vietnam, los asesinatos de Bob Kennedy y Martin Luther King, la invasión rusa a Checoslovaquia y los Juegos Olímpicos de México, la banda más sobrevalorada de la historia lo abordó con esta –su mejor canción- sombría, poética e instrumentalmente impecable en su conclusión.
  12. Aquarius / Let the Sunshine In interpretada por The Fifth Dimension (1969): Esta canción casi no la pongo. Sin embargo, me atrae por varias razones: en realidad son dos canciones distintas, viene del musical antibélico “Hair”, es más ingenua que mi abuela comprando mota y si seguimos lo que dice la letra, la verdadera era de Acuario empezará hasta el año 2062. Cuando esta columna sea texto obligatorio en las primarias.
  13. Gimme Shelter interpretada por The Rolling Stones (1969): La mejor canción de sus “Satánicas Majestades” en el disco con el mejor epitafio para la década: “Déjalo Sangrar”. Mick Jagger dijo: “Es un tema que nos remonta al fin del mundo. Es una especie de apocalipsis, todo el disco es así”. Amalgama perfecta entre el poder del soul y el caótico impulso del rock. ¡Realmente asombrosa!
  14. Vehicle interpretada por The Ides Of March (1970): Escrita por Jim Peterik e inspirada en el rompimiento con su novia -“Para ti sólo soy un vehículo”, reclamó a ella- porque únicamente lo buscaba para usarlo como chofer, por extrañas razones esta canción se usó para ilustrar los vehículos que recién acababan de llegar a la luna. Luego Peterik se hizo millonario al co-escribir “The Eye Of The Tiger” para la saga de “Rocky”
  15. Have You Ever Seen The Rain? interpretada por Creedence Clearwater Revival (1970): Se ha escrito que esta canción de John Fogerty es sobre la Guerra de Vietnam al asegurar que las gotas de lluvia son bombas que caen. La verdad es que es una canción triste dedicada a su hija Kelsy y a su hermano Tom. Aunque inmensamente populares, Creedence Clearwater Revival jamás tuvo un numero uno en las listas.
  16. I Wonder interpretada por Rodríguez (1971): Una historia de sueños irrealizados, talento insuperable, mucha mala suerte y una dignidad superior a la de cualquier Papa, es la de Sixto Rodríguez. Su disco “Cold Facts” se convirtió en el himno de la sociedad sudafricana contra el Apartheid. En aquella parte del mundo, este hijo de oaxaqueños, fue más importante que Bob Dylan.
  17. Baba O´Reily interpretada por The Who (1971): Dos canciones en una que sintetizan el poderío creativo de una banda de virtuosos. El titulo viene de Meher Baba, gurú espiritual de Pete Townshend y Terry Riley, un compositor experimental que admiraba. El cierre de violín –junto a la enloquecida batería de Keith Moon- la convirtió en la primera canción celta de rock.
  18. Black Dog interpretada por Led Zeppelin 1971): Esta canción que podría definirse como “blues eléctrico” del que es considerado su mejor disco, fue idea original del bajista John Paul Jones y como no sabían cómo llamarla la bautizaron en honor a un perro labrador negro sin nombre que vagabundeaba por la granja de Headley Grange, Hampshire, donde practicaban.
  19. Sufraggette City interpretada por David Bowie (1972): Una de las canciones favoritas del propio Bowie, tiene tantas referencias culturales que ocuparían un capítulo entero. Aquí están “La Naranja Mecánica” de Anthony Burgess, las mujeres sufragistas británicas, Charlie Mingus, el saxofón es en realidad un sintetizador y de fondo la impactante presencia del alter ego de Bowie, Ziggy Stardust.
  20. You are So Vain interpretada por Carly Simon (1972): Con coros de Mick Jagger, esta canción que mis exesposas me han cantado al momento de firmar el divorcio, ha tenido una buena cantidad de posibles candidatos como inspiración: James Taylor, Warren Beatty, Kris Kristofferson, Cat Stevens y el propio Mick. En México su equivalente sería: “¡¿Me estás oyendo inútil!?”
  21. Bennie & The Jets interpretada por Elton John (1972): Según el propio Elton y Bernie Taupin, los creadores de la canción, tenían la intención de crear “una orweliana pieza de glam futurista”. Utilizaron comics, películas e imágenes del fotógrafo Helmut Newton como inspiración. “Bennie” era una “diosa del rock de ciencia ficción”. El “B-B-B-Bennie…” era para que Elton sonase como un robot. Órale!
  22. Smoke On The Water interpretada por Deep Purple (1973): Mi grupo favorito en la categoría de “involuntariamente cómico” tiene esta única canción para parecer una banda de verdad. Inspirados en el incendio del Casino de Montreux –Suiza- donde Frank Zappa perdió todo su equipo, al principio no querían usar la frase porque pensaban que parecería una canción sobre drogas… y ellos eran taaan sanos.
  23. Us & Them interpretada por Pink Floyd (1973): “Dark Side Of The Moon”, una obra monumental que permite parafrasear a Umberto Eco en su definición de la novela: una máquina de interpretaciones. Esta canción nació para ser usada en el soundtrack de la película Zabriskie Point en 1970. El director Michelangelo Antonioni, la rechazó por considerarla “hermosa, pero demasiado triste…”
  24.  Hooked On a Feeling interpreatad por The Blue Swede (1974): Una canción con historia larga: fue compuesta por Mark James, quien también escribió “Suspicious Minds” para Elvis. Hay tres versiones antes de la definitiva en voz de este grupo sueco que llegó al número 1 el mismo día que ABBA ganó Eurovisión con “Waterloo” y jamás volvió a ganar ni los volados. El “ooga chaka” proviene de un disco de 1959 llamado “Running Bear”. Alcanzó nueva fama en 2014 con la película “Guardianes de la Galaxia”
  25. You’re The First, My Last, My Everything interpretada por Barry White (1974): El disco nació de esta canción, que había sido escrita 21 años antes y que sólo fue adaptada para el mood de la voz que más nacimientos provocó en el mundo. Significó una supernova musical y sería el punto de arranque para un género que dominaría al mundo por 8 años. El reino de las poderosas bandas, iniciado con The Beatles 10 años atrás, llegaba a su fin.

Dato fascinante: Feliz navidad!! Para todos los lectores, amigos y haters de Centro Público. Un abrazo fraterno.

Sobre el autor

José Luis Guzmán Monroy

José Luis Guzmán Monroy "Miyagi"

Twitter

Nació en algún momento del “baby boom” sesentero (para que no les oculte la edad lo hizo en 1964) y nunca negó su cuna de ocote. Producto de la cultura del esfuerzo, su vida estudiantil transcurrió en escuelas públicas hasta titularse en la FCPyS de la UNAM con la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación y luego una Maestría en Ciencia Política. Como su madre lo echó de su casa al grito de “yo no mantengo vagos!!”, cuando el apenas contaba con 5 años de edad, José Luis ha desempeñado los más variados y diversos empleos que van de “cerillo” en un Aurrerá a Productor del Presidente Vicente Fox en ese monumento al humorismo involuntario llamado “Fox en Vivo, Fox, Contigo” que se transmitió durante el sexenio 2000 – 2006 a cargo de la Oficina de Imagen y Opinión Pública de la Presidencia de la República. Fue también Reportero del Instituto Mexicano de la Radio (IMER) desde 1992 y hasta el año 2000 cubriendo todas las fuentes informativas destacando el Senado de la Republica y la Secretaria de Gobernación. Cubrió también el levantamiento zapatista en Chiapas en enero de 1994 y las Platicas de Paz de San Andres Larrainzar, Chis, en 1996. Ha colaborado en medios electrónicos como Grupo Imagen y W Radio, como productor de Carmen Aristegui y Javier Solórzano del 2000 al 2005. Como productor en “Radioactivo” durante 5 años y creador de “juguetes” radioactivos así como de programas unitarios. Actualmente produce y conduce “Charros Vs. Gangsters” en el 102.5 Noticias MVS; luego de realizar otros esfuerzos como “El Atorón” y “Las Del Estribo”. En televisión ha colaborado en “Circulo Rojo” de Televisa y “El Almohadazo” de Canal 52 en el sistema Dish; contando también como guionista en Canal 11 del IPN. En medios impresos ha colaborado en los periódicos Reforma, Milenio y como miembro fundador del diario “La Crónica de hoy”. Además de escribir para publicaciones mensuales como “Rolling Stone”, “Esquire” y “Playboy”. Actualmente produce “Ultra Noticias” con Javier Solorzano. Tiene un hijo, 4 divorcios, 3 pensiones, una infección venérea, una novia a la que adora y le gusta la ropa de GAP.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *