Centro Público

Los hispanos de Hollywood sienten que es el momento de reclamar su espacio

Los españoles Benicio del Toro, Penélope Cruz y Javier Bardem son los únicos actores de origen hispano en haber ganado un Oscar en las últimas dos décadas.

Después de que los actores negros y las películas enfocadas en personajes de raza negra fueron en buena medida ignorados para las nominaciones de los Premios Oscar en 2015 y 2016, la indignación en redes con #OscarsSoWhite —los Oscar son tan blancos– creció a tal punto que Hollywood tuvo que escuchar. La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas puso en marcha un megaesfuerzo a favor de la diversificación y el año pasado fueron nominados seis actores negros, un récord.

El fenómeno de elegir a actores blancos para interpretar a personajes de minorías también ha movilizado a la comunidad asiática. Actrices como Constance Wu han criticado la práctica, de modo que lograron afectar la taquilla de películas como Ghost in the Shell, una adaptación fílmica de un manga protagonizada por Scarlett Johansson.

Sin embargo, mientras Hollywood intenta lidiar con esos temas –sin mencionar el furor por la crisis de acoso sexual desatada por las denuncias contra Harvey Weinstein y el movimiento Time’s Up–, el grupo que los investigadores dicen es más ignorado por la industria, los latinos, todavía espera el momento en el que sus reclamos sean amplificados por un megáfono.

“Estamos anticipando que tendremos que ir a los premios este año a protestar”, dijo Álex Nogales, presidente de la Coalición Nacional Hispana ante los Medios, organización que promueve una mejor representación de los latinos. “Hemos intentado hacernos oír de maneras menos hostiles. Pero estos estudios no parecen poder entenderlo de otro modo”.

Álex Nogales, quien dirige la Coalición Nacional Hispana ante los Medios, preguntó: "¿Cuándo va a importar nuestra exclusión?". Emily Berl para The New York Times
Álex Nogales, quien dirige la Coalición Nacional Hispana ante los Medios, preguntó: “¿Cuándo va a importar nuestra exclusión?”. Emily Berl para The New York Times

El 18 por ciento de la población en Estados Unidos es latina y esta comunidad representa el 23 por ciento de quienes van por lo menos una vez al cine cada mes. Sin embargo, solo el tres por ciento de todos los personajes con un diálogo en películas producidas durante la década pasada son latinos, de acuerdo con un estudio publicado el verano pasado y encabezado por Stacy L. Smith, profesora de la Universidad de California del Sur. (En comparación, el 13,6 por ciento de los personajes con al menos un diálogo analizados en el estudio pertenecen a ese grupo demográfico y el 13,3 por ciento de la población estadounidense es de raza negra. En el caso de la población y personajes asiáticos, los porcentajes en ambos rubros son idénticos, 5,7 por ciento).

La última persona de ascendencia latina que ganó un Oscar fue la española Penélope Cruz, hace nueve años, como actriz de reparto por Vicky Cristina Barcelona. La última vez que los premios de la academia nominaron a actores latinos fue en 2012: el mexicano Demián Bichir fue nominado a mejor actor principal, por su interpretación de un jardinero sin documentos en Los Ángeles en Una vida mejor, y la francoargentina Bérénice Bejo a mejor actriz de reparto, por El artista.

Solo una persona latina ha ganado un Oscar a mejor actuación principal –José Ferrer, en 1951, por Cyrano de Bergerac— y ninguna mujer latina ha sido galardonada con el Oscar a mejor actriz principal.

Eso no va a cambiar este año. Se espera que prácticamente todas las nominaciones para la edición 90 de los premios de la academia, que serán anunciadas el martes, serán para personas blancas.

La actriz vietnamita-estadounidense Hong Chau, con un papel secundario como una refugiada en Pequeña gran vida, quizá podría colarse. Y los actores negros Daniel Kaluuya, protagonista de ¡Huye!, y Mary J. Blige, quien hace de un ama de casa ante adversidades en Mudbound, también podrían conseguir nominaciones. Pero es prácticamente seguro que no habrá hispanos en las listas de actuación. Ni siquiera se considera que haya algún contendiente, según el sitio web de predicciones sobre premios Gold Derby.

“Estamos atorados”, dijo Nogales. “¿Cuándo va a importar nuestra exclusión?”.

Thomas E. Rothman, director de Sony Pictures, dijo en un correo: “Claramente el público de cine latino-estadounidense, que es bastante grande, no está bien servido en cuanto a historias y personajes con los que se puedan identificar. Esperamos que Miss Bala, con una protagonista latina empoderada, pueda ser un paso adelante en cuanto a responder a esa necesidad”. Para la nueva versión de esa película mexicana de 2011, Sony le dará papeles protagonistas a la actriz Gina Rodríguez y a Ismael Cruz Córdova.

Los demás estudios fílmicos más grandes de Hollywood se negaron a ofrecer un comentario para el artículo, aunque algunos ejecutivos dijeron en privado que se sienten frustrados por la cantidad de temas respecto a la inclusión con los que les están pidiendo lidiar de manera inmediata. Por el momento, dijeron, la lucha de #MeToo contra el acoso sexual y por la igualdad de género los tiene sumamente ocupados. También están bajo presión por parte de activistas que promueven una mejor representación en la pantalla grande de personas gays, lesbianas, bisexuales y transgénero. Los representantes de las personas con discapacidad también están promoviendo que se les respete más en la industria.

La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, ante preguntas para este artículo, hizo hincapié en comentarios hechos por John Bailey, el presidente de la organización, en una entrevista con The New York Times de agosto pasado. La academia está compuesta en un 72 por ciento por hombres y en un 87 por ciento por personas de raza blanca, en representación de la demografía de la industria, pero ha prometido duplicar la cantidad de integrantes mujeres y de minorías para 2020.

“Vamos a seguir haciendo todo lo posible para ser más incluyentes”, dijo Bailey en ese entonces. “Pero la academia no es la industria. Podemos ponernos a trabajar para resolver este asunto y lo estamos haciendo. Pero no podemos tener toda la responsabilidad. Los trabajos tienen que estar disponibles”.

Héctor (con la voz de Gael García Bernal) y Miguel (con la de Anthony Gonzalez) en una escena de “Coco” Disney/Pixar
Héctor (con la voz de Gael García Bernal) y Miguel (con la de Anthony Gonzalez) en una escena de “Coco” Disney/Pixar

Sí hay señales de progreso.

En 2017 Disney estrenó Coco, que se basa en las celebraciones de Día de Muertos en México y cuyos personajes son interpretados por un elenco enteramente latino; es posible que sea nominada para mejor película animada. Ese estudio también tiene al guatemalteco Oscar Isaac haciendo de uno de los personajes principales de la actual trilogía de La guerra de las galaxias. Una nueva versión de la comedia ochentera Overboard, que se estrenará en abril en Estados Unidos y es producida por Metro-Goldwyn-Mayer y Pantelion Films, es protagonizada por el mexicano Eugenio Derbez.

Los latinos también han visto más reconocimiento en los Oscar por su trabajo detrás de las cámaras en años recientes. En 2014, el premio a mejor director fue para el mexicano Alfonso Cuarón por Gravedad. Alejandro González Iñárritu ganó en 2015 y en 2016, por Birdman y El renacido. Este año se espera que el también mexicano Guillermo del Toro sea por lo menos nominado como mejor director por La forma del agua, para la cual también escribió el guion.

Hollywood ya ha sido criticado en el pasado por ignorar a los latinos. El comediante Chris Rock llamó la atención al tema en 2014 en un ensayo despiadado sobre la falta de diversidad publicado por The Hollywood Reporter. “Olvídense de si Hollywood es suficientemente negro”, escribió Rock. “La pregunta es: ¿es suficientemente mexicano? Están en Los Ángeles, donde tienes que esforzarte de verdad para no contratar a mexicanos”.

Pero la falta de representación de latinos, a diferencia de la marginación de otros grupos minoritarios, nunca ha sido parte de la conversación pública en los mismos niveles.

Una de las razones puede ser lo diversa que es la comunidad hispana en Estados Unidos, con una mezcla de diferentes culturas regionales y compuesta por varios países de origen, desde Venezuela hasta España. Los activistas dicen que puede ser difícil promover que haya más películas enfocadas en los latinos y aun más coordinar un repudio cohesivo a las prácticas hollywoodenses.

Christy Haubegger trabaja en la agencia Creative Artists, desde donde impulsa cambios en la industria.Emily Berl para The New York Times
Christy Haubegger trabaja en la agencia Creative Artists, desde donde impulsa cambios en la industria.Emily Berl para The New York Times

Otra explicación podría ser el enfoque que han adoptado muchos activistas latinos. En vez de la confrontación directa –como cuando el director negro Spike Lee encaróa miembros de la Academia en 2015 y les exigió: “Necesitamos un debate serio sobre la diversidad; ¡a ponerle algo de sabor a esto!”–, estrellas latinas como Eva Longoria y America Ferrera, e incluso el mismo Nogales, han intentado armar un consenso y han buscado tener discusiones muy mesuradas.

Christy Haubegger, fundadora de la revista Latina, ha intentado impulsar el cambio desde dentro de la industria. Se unió a la agencia Creative Artists Agency en 2015 con la intención explícita de promover que esa empresa y Hollywood sean más diversos. Desde entonces, ha ayudado a agregar a decenas de clientes en la agencia, como Rodríguez, Cruz Córdova, González Iñárritu y Longoria.

“Para crear un cambio sostenible y a largo plazo dentro de la industria tenemos que empezar desde abajo y tocar cada escalafón hacia arriba”, dijo Haubegger. “Es muy difícil y requiere ser paciente. Todavía estamos en las primeras fases, lo que sé que suena extraño”.

Mencionó otros esfuerzos dentro de Creative Artists, como reformular el programa de pasantías de la agencia, que hace una década era integrado en su totalidad por hombres blancos y donde ahora el 65 por ciento de quienes llegan son mujeres o de minorías; así como la creación de una serie de conferencias llamada Amplify que busca acelerar los esfuerzos prodiversidad en Hollywood y más allá. También buscan presentar la investigación hecha dentro de la agencia sobre estos temas a los estudios fílmicos; una de las investigaciones que analizó la taquilla de más de quinientas películas estrenadas entre 2014 y 2016 halló que los elencos donde un tercio de los personajes eran diversos era mejor que para las contrapartes no diversas.

“Y eso se sostiene en todos los niveles de presupuesto fílmico”, dijo Haubegger.

Aunque un dato específico sobre taquillas podría explicar por qué los grandes estudios no parecen tener prisa en incluir a más actores latinos: el relativamente alto porcentaje de latinos que va frecuentemente al cine.

“Su actitud ante ello es: ‘¿Por qué tendríamos que hacer algo distinto? Ya están yendo a las salas’”, dijo Ana-Christina Ramón, autora de varios reportes sobre la diversidad en Hollywood que trabaja en la Universidad de California en Los Ángeles.

Ana-Christina Ramón dice que la respuesta a esa pregunta es que los latinos que van frecuentemente al cine ha ido en caída. En 2013, por ejemplo, 11,6 millones de latinos en Estados Unidos iban a ver por lo menos una película en salas al mes. En 2016, el último año para el cual hay datos disponibles, esa cifra había caído a 8,3 millones.

“Están perdiendo a clientes asiduos”, dijo Ana-Christina Ramón.


Fuente: NYTimes / Brooks Barnes

Centro Público

Centro Público

Add comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Algo mas para visitar

CP en Twitter

CentroPublicoMX Excelente iniciativa propuesta por @diegoluna_ @eldiadespuesmx La suscribimos y recapacitemos sobre el futuro de… https://t.co/NbCPrb8nS8
CentroPublicoMX RT @F_Carabajal: Gracias @CentroPublicoMX por recomendar texto y exposición. Les mando un abrazo. https://t.co/4zb3K1LqFg
CentroPublicoMX Texto obligado de ⁦@AldonzaS⁩ sobre Fernando Carabajal - ⁦@F_Carabajal⁩ - y sus #CaballoCebras. Tampoco se pueden… https://t.co/L0PRMSC4hx
CentroPublicoMX RT @WorIdCupFC: Mexico fans have invaded Russia 🙌🏼🇲🇽🔥 https://t.co/c1kmPaLnQw
CentroPublicoMX RT @elpais_america: El 'no mames' más famoso en #Rusia2018. @vernemexico habló con ella. Aquí la historia https://t.co/dnXvrwcvIi https://t…