Centro Público

La vida en filtro pastel: la sociedad en las redes sociales

Despiertas en un cuarto blanco y lo primero que ves es tu celular, verificas el Whatsapp, Gmail, Facebook, Twiter, Instagram, Sanpchat, LinkedIn; y en menos de 8 minutos ya sabes como despertó el mundo, como estuvo la noche de tus amigos y quien ya está despierto. Te preparas para ir a correr; obviamente tienes tu celular en la mano, en lo que escuchas la música que selecciono especialmente para ti Spotify; tienes la oportunidad de ver la brillante y fabulosa vida de 600 mejores amigos. En lo que corres te encuentras a otro grupo de amigos que comprobaran que te veías casi perfecta, a pesar del cansancio y del sudor. Ya en el baño, después de un regaderazo, prácticas en el espejo tu sonrisa más perfecta, de un lado, del otro, que no se noten tanto las arrugas, bueno la ventaja es que ya hay filtros mágicos. Camino al trabajo pasas por tu café: Alto latte descafeinado 130. Para esto ya has calificado fotos, comentarios, canciones, empleados.

Ya no solamente los clientes somos los que calificamos el servicio, sino que ellos también nos califican, o pregunten a su próximo conductor de Uber. Esto es un día normal en el 2016, pero de acuerdo al capítulo “Nosedive” (2016) de la distopiana serie Black Mirror, eso es en un tiempo indefinido, pero la pregunta es ¿qué no acaso ya estamos ahí? Leemos miles de artículos de cómo comportarnos lo más educados, lindos para tener la mayor cantidad de seguidores, de likes, de favoritos; nos fijamos quienes son los que siempre nos aprueban o quienes nos “ignoran”, acomodamos, filtramos y ponemos nuestras mejores poses, así como “The Stepford Wives” (2004). Así, lo que más asusta de esta serie británica es lo cercano que se siente, no nos da la oportunidad de decir eso no sucederá, porque básicamente estamos a un paso de todas esas pesadillas orwellianas, huxleyianas, ballardianas, y podríamos continuar.

Lo interesante en un contexto como el de México, es que mientras constantemente estamos en la construcción de un ideal dentro de nuestras redes sociales, de las que incluso borramos aquello que queremos olvidar o bloqueamos a esas personas que por alguna razón ya no queremos cerca, la realidad es que el destino nos alcanza constantemente. Hemos pasado de la idea de una lady, una dama de alcurnia, clase social alta, estatus en la comunidad, respetable, un ejemplo a seguir, a una serie de personajes que piensan que estas características son una puerta abierta para comportarse como deseen. Mientras que en sus redes sociales las vemos rodeadas de artículos de lujo, que obviamente legitiman su estatus. De acuerdo al libro de Ricardo Raphael “Mirreynato”: “ Las y los mexicanos estamos ante un régimen peculiar donde las élites económicas tienen más poder que nunca”, estas dibujan un testimonio deplorable de la sociedad en la que vivimos. Ya que en las otras cuentas lo que nos muestran es su comportamiento más primitivo.

Las ladies y lords atiborran los hashtags de Twiter, desde los lugares, las actitudes, especifican sus vicios, que se han vuelto característicos de una sociedad que siempre ha estado marcada por una desigualdad social aguda y una movilidad casi nula. Hoy en día otra desigualdad se está generando dentro de nuestro comportamiento en las redes sociales que nos mide, si quieren saber sobre su promedio se pueden meter a Klout, y esas pequeñas decimas y milésimas se convertirán en un mundo de diferencia, de hecho antes en Uber si los choferes no tenían más de 4 estrellas los daban de baja temporal, aunque no creo que ahora sigan con esa práctica.

En el Reino Unido se acaba de estrenar la película “I, Daniel Blake” (2016) que muestra la parte más vulnerable de la sociedad inglesa, aquellos que acuden a los bancos de alimentos, a las agencias de trabajo para poder acceder a algún tipo de bienestar. Para el crítico Mark Kermode el director Ken Loach, ha logrado una de las películas más conmovedoras que ha visto en el cine: “después de haberla visto dos veces está filmada con inteligencia, compasión hacia las personas que son reducidas y humilladas, por las circunstancias que son transparentemente injustificadas e indignas.” Lo que nos muestra es una sociedad antipática hacia el otro, en todos los niveles, desde el personal -ya que evitamos ciertos temas demasiado íntimos en nuestras redes sociales-, en lo social – esquivamos aquellas ideas que sean diferentes a las nuestras, y es por eso que eventos políticos históricamente desastrosos están ocurriendo alrededor del mundo como la campaña de Trump, el Brexit, la consulta de la paz en Colombia-, y finalmente en el legal, hemos caído en unos niveles de corrupción incomparables – pensemos en los gobernadores salientes y todas sus artimañas para sacar el mayor provecho posible de sus veinte mil pesos convertirlos en vestidos de Dolce & Gabanna.

La falta de empatía con el otro por no cumplir con los estándares que marcan una separación en la sociedad, desde como te tratan en los empleados en las líneas aéreas, la policía, la actitud de los políticos – pensemos en la Casa Blanca-, ya pueden ser medidas. No debería sorprendernos que el Presidente Peña Nieto está teniendo los índices de popularidad más bajos desde que se comenzaron a medir, por su disculpa tardía de la Casa Blanca, solamente después de más de un año.

En el caso de la pesadilla pastel de Lacie, interpretada por la misma Bryce Dallas Howard que actúo en la película “The Help” (2012), toda una lady en el peor sentido de la palabra de la sociedad racista sureña de los años sesenta en Estados Unidos, reducida a una cantidad de estrellas a partir de su interacción con los otros, a una serie de sonrisas falsas, buenos deseos fingidos, y una imposibilidad de escalar en la pirámide social de los influenciadores. Todo está fríamente calculado, los colores, las posturas, las amistades, el director logra sofocarnos lentamente con cada sonido de estrellas, desde las más destellantes 5 o 4, hasta las más decepcionantes como 1. Aquí vemos a Bryce en el otro lado del espectro, en el que las minorías tienen que aprender sobre las reglas del juego para poder sobrevivir a esta sociedad tan rígida, y en el momento en que se deja ir, se siente una liberación casi orgásmica, un escena de 5 estrellas, totalmente picassiano o de un pastel…

Ximena Apisdorf Soto

Ximena Apisdorf Soto

Maestra en Arte, con especialidad en Art Business por la Universidad de Manchester y egresada de la Licenciatura en Arte por la Universidad del Claustro de Sor Juana. Se enfoca en la creación de mejores relaciones para el intercambio de instituciones nacionales e internacionales. Actualmente, trabaja para el Barroco Museo Internacional, el cual será inaugurado en 2016 en Puebla y como consultora de relaciones internacionales con las asociaciones como la Asociación de Directores de Museos de Arte (AAMD por sus siglas en inglés) y Bizot para el Museo del Palacio de Bellas Artes. En 2014 fue coordinadora operativa de la 2da. Bienal de Arte Veracruz, para la creación y difusión de artistas del estado. Desde el 2011 se ha especializado en arte contemporáneo latinoamericano y su difusión en las plataformas digitales como fundadora y editora del blog Tildee.info. Escribe para las publicaciones especializadas: Flash Art, Revista Código, Artishock, entre otras. Ha trabajado en instituciones públicas y privadas, enfocada en la coordinación estratégica, operativa y de comunicación; tanto en México como en Estados Unidos; entre los que destacan: el Museo Nacional de Arte, el Museo Tamayo, Proyectos Monclova, I-20, Casey Kaplan Gallery, Prospect 2.5. Ha impartido clases para la Suprema Corte de la Nación (2007) y el Instituto Realia (2014). En el 2008 curó y coordinó la primera exposición de arte contemporáneo en el Museo Diego Rivera Anahuacalli: “Elefante Negro: Arte Contemporáneo”, en la cual participaron 21 artistas de 10 nacionalidades diferentes.

Add comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Algo mas para visitar

CP en Twitter

CentroPublicoMX ¿Cómo asegurar un Derecho a la Ciudad equitativo, independiente del capital acumulado, y que represente intereses y… https://t.co/atzX2FfKjg
CentroPublicoMX RT @AldonzaS: Para que se inspiren a ver el documental #PrimeraDamadelaRevolucion les dejo la nota de @elpais_america @elpais_cultura @Spar
CentroPublicoMX RT @Aeromexico: Información actualizada sobre el #Vuelo2431 https://t.co/2EjK0jvR1l
CentroPublicoMX Tripulación del #Vuelo2431 de @Aeromexico Capitán - Carlos Galván MEYRAN Primer Oficial - Daniel DARDON Cháve… https://t.co/Y6IA4rp3jo
CentroPublicoMX Dos coexistencias, el ámbito público y el privado. Tan relacionados como distantes; la percepción del control de la… https://t.co/wWLkHAq6Zl