Centro Público

La tala ilegal un delito silencioso en méxico

La tala inmoderada de árboles es un proceso provocado generalmente por la acción humana irresponsable porque ello provoca grandes niveles de deforestación. La tala referida arrasa los bosques y las selvas de la Tierra de forma masiva y causa grandes daños ecológicos y medioambientales a la calidad de los suelos en los cinco continentes.

Talar árboles sin una eficiente reforestación trae como consecuencia daños al hábitat, y la pérdida de biodiversidad, al mismo tiempo se provoca la aridez inevitable de los suelos. Tiene un impacto adverso en la fijación de dióxido de carbono (CO2). Las regiones deforestadas no tienden a una erosión del suelo y frecuentemente degradan a las tierras no productivas.

Los motivos de la tala indiscriminada no son muchos, la razón fundamental es la agricultura. Los agricultores talan los bosques con el fin de obtener más espacio para cultivos o para el pastoreo de ganado. A menudo, pequeños agricultores despejan hectáreas de terreno arbolado, para alimentar a sus familias, mediante tala y fuego en un proceso denominado «agricultura de roza y quema».

Las operaciones madereras comerciales, que proporcionan productos de pulpa de papel y madera al mercado mundial, también participan en la tala de innumerables bosques cada año. Los leñadores, incluso de forma furtiva, también construyen carreteras para acceder a bosques cada vez más remotos, lo que conlleva un incremento de la deforestación. Los bosques y selvas también caen víctimas del crecimiento urbano constante.

La deforestación tiene muchos efectos negativos para el medio ambiente. El impacto más dramático es la pérdida del hábitat de millones de especies. 70 % de los animales y plantas habitan los bosques de la Tierra y muchos no pueden sobrevivir la deforestación que destruye su medio.

La deforestación es también un factor coadyuvante del cambio climático. Los suelos de los bosques son húmedos, pero sin la protección de la cubierta arbórea, se secan rápidamente. Los árboles también ayudan a perpetuar el ciclo hidrológico devolviendo el vapor de agua a la atmósfera. Sin árboles que desempeñen ese papel, muchas selvas y bosques pueden convertirse rápidamente en áridos desiertos de tierra.

La eliminación de la capa vegetal arrebata a los bosques y selvas sus palios naturales, que bloquean los rayos solares durante el día y mantienen el calor durante la noche. Este trastorno contribuye a la aparición de cambios de temperatura más extremos, que pueden ser nocivos para las plantas y animales.

Los árboles desempeñan un papel crucial en la absorción de gases de efecto invernadero, responsables del calentamiento global. Tener menos bosques significa emitir más cantidad de gases de efecto invernadero a la atmósfera y una mayor velocidad y gravedad del cambio climático.

Según el estudio Evaluación de los Recursos Forestales Mundiales de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, la tasa de deforestación de México es de 155,000 hectáreas por año, de las cuales 60,000 tienen su origen en la tala clandestina.

También, dicho estudio, dice que las dos terceras partes de la madera que se comercializa en el país provienen de la tala ilegal. En México, los territorios de Oaxaca, Chiapas y Chihuahua son los más afectados por dicha actividad.

La tala ilícita de madera es otra práctica irregular en México que genera ganancias millonarias para los talamontes y afecta el ambiente natural. Al menos 70 % de la madera que se consume en México tiene origen ilegal y se beneficia de un contexto de amplia impunidad, señaló la especialista de la Universidad Nacional Autónoma de México Leticia Merino Pérez.

La tala ilegal genera ganancias anuales, para grupos que a ello se dedican, entre 10,000 y 15,000 millones de dólares a nivel global, según el informe Justicia para los Bosques, del Banco Mundial.

A nivel jurídico, la tala ilegal de árboles no es un delito federal en nuestro país, pues “no está tipificado como tal en el Código Penal Federal”, esto según la Fiscalía General de la República.

La norma federal establece que se impondrá pena de uno a nueve años de prisión, y de 300 a 3,000 días de multa, a quien desmonte o destruya la vegetación natural; corte, arranque, derribe o tale algún o algunos árboles, o cambie el uso del suelo forestal.

Leticia Merino Pérez, del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, aseveró que el clandestinaje forestal tiene “fuertes implicaciones” sociales, ambientales e institucionales.

“La producción y comercio ilegales se ven favorecidos por una regulación pesada y costosa, pero también por su aplicación discrecional, por la corrupción y la falta de supervisión en los canales comerciales”, alertó.

En el Congreso, legisladores federales han presentado diversas iniciativas para tipificar como delito grave la tala clandestina de árboles. Sin embargo, la mayoría está en la congeladora.

Es el caso de un proyecto que promovió el diputado Eduardo Ledesma Romo (PVEM), el 3 de marzo del 2011, en el que propuso sancionar a quienes adquieran, posean, custodien o reciban por cualquier motivo madera en rollo, astillas, carbón vegetal, así como cualquier recurso forestal maderable o su equivalente en madera aserrada, con conocimiento de que proceden o representan el producto de una actividad ilícita. Dicha iniciativa fue aprobada en el Senado, pero quedó congelada en la Cámara de Diputados.

Se debe de crear una política ambiental integral e incluyente que permita alcanzar el mejor desarrollo sustentable y se debe involucrar a las comunidades rurales que viven en esos entornos, por ser quienes conservan el 25 por ciento de las denominadas áreas bajo aprovechamiento, también se debe avanzar hacia una cogestión y permitir esquemas de producción que sean compatibles con la biodiversidad en las áreas de amortiguamiento. La educación ecológica y medioambiental tienen mucho que hacer todavía en este grave problema de la tala.

Alma Rosa Soto González

Alma Rosa Soto González

Licenciada en biología egresada de la FES Iztacala UNAM
Asistente en investigación de la Faculta de Medicina
Asesor y representante de temas biológicos y ambientales de la Ciudad de México, de la asociación “Tortugas de Totonacapan A.C”

Add comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Algo mas para visitar

CP en Twitter

CentroPublicoMX RT @cuauhmedina: ¿Qué significado tiene asesinar el futuro? Ai Wei Wei en el MUAC https://t.co/saLWFNiG9M
CentroPublicoMX Dicen que las calorías ganadas en época vacacional, no cuentan... Así que dense una vuelta a #LeMacaronBoutique la… https://t.co/7NcqSizWzj
CentroPublicoMX Presos políticos y arte, #Ayotzinapa y la memoria funcional. @aiww asesinando el futuro o de como estados totalitar… https://t.co/eOKDYfXYCn
CentroPublicoMX Sobre el #MeToo, medios y opinión pública; el contexto original y cómo se estructuró en #México. Seguiremos leyend… https://t.co/2uwYxXihIw
CentroPublicoMX Posterior a la transformación ocurrida en #LosPinos, la cuarta sección (cultural) de #Chapultepec es el proyecto má… https://t.co/9bh7RL0zcy