La sustentabilidad del desarrollo ecológico, desde el sanitario

A diario visitamos lugares que en perspectiva merecerían de nuestra atención, sin embargo no lo hacemos por su cotidianidad o simplemente porque no nos hemos dado cuenta de la importancia que tienen y el impacto generan.

Lloyd Alter, editor en el diario inglés “The Guardian”, realizó una publicación sobre un lugar mágico que ha sido testigo de innumerables episodios. Durante toda nuestra vida ha sido confidente no sólo nuestro, sino de toda la familia: el baño.

El artículo de Alter no habla de nuestra relación sentimental con dicho lugar, sino del impacto ambiental que tiene, y lo poco económico, saludable y dañino a nuestra salud y bienestar que puede ser. Ya que a pesar de la evolución de la estructura, planeación sanitaria, y desarrollo del sistema de drenaje, el baño sigue imputando negativamente a la ecología.

Según el artículo existen dos posturas sobre el tema, algunos creen que el sistema actual es menos dañino que si se implementara un sistema de letrinas, ya que es más “higiénico” y evita lidiar con olores o plagas.

Sin embargo, contamina altamente el agua de uso diario, por todos aquellos productos de uso personal y limpieza para el baño que son filtrados en el agua, además de los desechos humanos que la hacen menos potable.

En cambio, los ambientalistas que buscan transformar al sistema convencional de uso del baño mediante un sistema de letrinas, lo hacen atractivo a la vista y muy sustentable. Con este método, según ellos, contaminaremos en menor medida el agua y podremos utilizar los desechos en parques y jardines, así como iniciar nuestro propio negocio de fertilizantes.

Suena muy tentador para aquellos que buscan un buen nicho de mercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *