Centro Público

La paradoja de la justicia; Israel y Palestina

El 30 de marzo se conmemora en Palestina el Día de la Tierra, día en el que en 1976 los palestinos realizaron una protesta ante la confiscación de parte de su territorio por el Estado de Israel. En dicha protesta se tuvo un número considerable de heridos, y varios individuos perdieron la vida (Hashem & Haddad, 2017). El pasado 30 de marzo, en conmemoración a este día, se realizó una protesta en la cual 17 individuos perdieron la vida. La problemática radica en el hecho de que a pesar de que los individuos palestinos no iban armados, el Estado de Israel utilizó medios violentos en primera instancia. En respuesta a lo sucedido, el Consejo de Seguridad redactó una declaración que demandaba una investigación bajo el Derecho Internacional en torno a lo sucedido en las protestas, sin embargo la declaración fue vetada por Estados Unidos (AlJazeera, 2018). En este punto, el que grupos humanitarios hayan condenado el uso de la fuerza del Estado de Israel, así como diversas naciones, no resulta suficiente ante el poder que emana del veto en el Consejo de Seguridad.

El proteccionismo y la preferencia que muestra Estados Unidos es evidente para con Israel y lo ha sido durante un número considerable de años, sin embargo, ¿hasta qué punto puede justificarse cuando se involucra el uso ilegítimo de la fuerza? De haber ocurrido dicha situación en territorio estadounidense probablemente habría protestas de manera diaria y una presión ciudadana considerable sobre el Congreso; por el contrario, parece ser que si Estados Unidos favorece el uso indiscriminado de la fuerza fuera de su territorio y en favor de sus aliados, la situación está más que justificada. Probablemente la defensa de los Derechos Humanos, la democracia, y los demás valores liberales cuentan con límites geográficos…

Ahed Tamimi, una joven palestina involucrada no únicamente en la liberación de Palestina, sino en los derechos de las mujeres, se vio incapaz de realizar una gira en promoción de los Derechos Humanos a Estados Unidos, ante la negativa de dicho país de concederle una visa (Khoja-Moolji, 2017). Dentro de los cargos a los que se enfrenta se encuentra el lanzar piedras, y el asalto físico a soldados . Así mismo, Tamimi ha pasado a la peligrosa esfera del terrorismo por incitar la sublevación en contra del Estado de Israel (Holmes, 2018). Evidentemente, Tamimi jamás será invitada a charlar con el Presidente de Estados Unidos, ni a conversar con el Secretario General de las Naciones Unidas. En Occidente no se realizarán campañas que aboguen por su liberación ni por la de Palestina. En este caso, la impartición de justicia en el caso de Tamimi por agredir a soldados israelíes es rápida y eficaz, sin embargo, cuando se busca se imparta justicia en torno a los ciudadanos palestinos agredidos por el Estado de Israel, la situación es completamente diferente. En el incidente del pasado 30 de marzo además de los individuos que perdieron la vida, alrededor de 1,500 palestinos resultaron heridos. El ejército israelí utilizó gas lacrimógeno y disparó con balas de goma a los manifestantes. El hecho de que un número considerable de los heridos que llegaron al hospital en la franja de Gaza sean menores de 16 años lleva la problemática a otro nivel; en especial si se toma en cuenta que alrededor del 70% de la población en Gaza son refugiados que habitaban en los territorios ahora ocupados por Israel, y que más del 80% de la población depende enteramente de la ayuda humanitaria para su supervivencia (Humaid, 2018).

La cuestión no radica en justificar el uso de la violencia en ninguna de las dos partes involucradas en el conflicto utilizando el argumento de que la contraparte la utilizó primero; se trata de simplemente no utilizar la violencia para establecer patrones de dominación propios del colonialismo. Se trata de que las potencias abandonen sus patrones de dominación y respeten los Derechos Humanos propagados por ellas mismas en instancias internacionales. Se trata de eliminar la brecha entre la teoría de libertad que propagan las potencias y el escenario real que se tiene no solo en Palestina, sino en diversas regiones disputadas únicamente por poder estratégico y por recursos, bajo un colonialismo que no se eliminó, sino que simplemente se transformó y adecuó a las nuevas necesidades de ciertos actores en el escenario internacional.


Fuentes:
AlJazeera. (2018). US blocks UNSC statement on Israel´s use of force on Land Day. AlJazeera.
Hashem, M. & Haddad, M. (2017). Infographic: What is land day? AlJazeera.
Holmes, O. (2018). Palestinian Ahed Tamimi accepts prison term plea deal. The Guardian.
Humaid, M. (2018). Gaza hospitals: ‘Israel was shooting to kill or cause disability’. Al Jazeera.
Khoja-Moolji, S. (2017). Why is the West praising Malala, but ignoring Ahed? AlJazeera.

Sandra Wong Cabello

Sandra Wong Cabello

Internacionalista destacada del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey. Experiencia académica y cultural internacional, y profesional en el Senado de la República. Interesada en modificar el contexto social del país mediante la difusión de opiniones y la libertad de expresión.

Add comment

Algo mas para visitar

CP en Twitter

CentroPublicoMX Estas megaciudades fueron laboratorios de experimentación en América Latína, convirtiéndose en espacios de fantasía… https://t.co/z0I9vGuRsB
CentroPublicoMX “Cacao: la bebidas de los Dioses” el libro de @martha_chapa que ganó un prestigioso premio. https://t.co/MJBzTTp1vo
CentroPublicoMX La “eliminación” del fuero se vende como un cambio histórico que presurosamente todos se adjudican en época elector… https://t.co/73vIFPqgwi
CentroPublicoMX El resumen del debate 👇🏻 #DebateINE https://t.co/0Sd4xhWp5o
CentroPublicoMX RT @iecm: Ya estamos listos para el primer #DebateChilango. Síguelo hoy, a las 19:30 horas, en Radio, TV, Internet y en nuestras redes so…