Centro Público

La ONU y el dilema de Jerusalén; ¿puede prevenirse el conflicto?

Si bien parecía ser un rumor, y más que rumor una provocación, el presidente estadounidense Donald Trump oficialmente decidió reconocer a Jerusalén como la capital de Israel anunciando el traslado de su respectiva embajada. La decisión no solo generó un descontento generalizado por parte de la mayor parte de la comunidad internacional, sino que llevó a que el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas intentara revertir dicha acción mediante una resolución. Naturalmente, Estados Unidos utilizó su poder de veto, a pesar de que sus antiguos aliados, Francia e Inglaterra, mostraron su descontento. Por si fuera poco, la embajadora estadounidense ante Naciones Unidas, estableció que “ningún país le diría a Estados Unidos en dónde establecer su embajada” (Beaumont, 2017). Parece ser que Donald Trump deliberadamente está rompiendo el delicado equilibrio social, político, y religioso, que la “neutralidad” de Jerusalén representaba para judíos, cristianos, y musulmanes…

Mientras tanto, la Organización para la Liberación de Palestina anunció que buscará el reconocimiento absoluto por parte de Naciones Unidas, y que ya no reconocerá a Estados Unidos como un aliado en futuros procesos de paz (Al Jazeera, 2017). En este punto, el papel de Naciones Unidas será crucial en el desarrollo de la situación, no solo como posible mediador, sino como un actor internacional preponderante en lo que podría generar un conflicto sustancial entre el mundo musulmán y el mundo cristiano. ¿Seguirá la ONU impulsando resoluciones que disuadan el comportamiento claramente agresivo de Estados Unidos?, ¿será el posible conflicto un elemento importante para impulsar una reforma en el sistema de veto del Consejo de Seguridad?, ¿reconocerá completamente la ONU a la Organización para la Liberación de Palestina? Es precisamente en estos momentos de incertidumbre política, en los que la Organización de Naciones Unidas debería de propugnar por la paz, incluso cuando esto conlleve reformas que antes eran consideradas como impensables. Independientemente de los motivos personales y políticos por los cuales Donald Trump haya tomado la decisión de reconocer a Jerusalén como capital de Israel, queda claro que está poniendo en peligro la seguridad internacional al instigar uno de los conflictos que generan más violaciones a los Derechos Humanos, y que impiden de cierto modo la estabilidad en Medio Oriente. Históricamente, la ONU ha sido criticada por temas de corrupción, falta de intervención en conflictos que lo requerían, misiones humanitarias fallidas, entre otros; sin embargo, si en este momento deja de lado la potencial influencia con la que cuenta, resultaría probable que diversos Estados, de población mayoritariamente musulmana, opten por vías de cooperación internacional regionales. La Liga Árabe ya ha realizado una movilización importante para que Estados Unidos no continúe con su plan. ¿Eventualmente volverán los Estados a utilizar el hard power como método principal de Política Exterior?, ¿realmente en algún punto dejaron de utilizarlo?

Si bien para Estados Unidos ni la paz, ni la estabilidad en Medio Oriente, aparentemente resultan de interés, las consecuencias de permitir que la hegemonía estadounidense actúe sin considerar los intereses del bien común, por utópico e imposible que pueda parecer, serán mucho más perjudiciales que cualquier acción que pueda tomarse ahora para tratar de disuadir a Estados Unidos, o de mitigar los efectos que sus acciones puedan tener en la región. Las protestas en Palestina ya han comenzado, e incluso miembros de la comunidad judía han establecido que la decisión de Donald Trump resulta peligrosa y problemática para alcanzar un acuerdo de paz. De hecho, en 2014 se llevó a cabo un estudio por un grupo sionista, que arrojó resultados interesantes, dado que el 80% de los judíos estadounidenses establecieron que apoyaban una decisión de dos Estados respecto al conflicto israelí-palestino, y no una decisión unilateral proveniente de una potencia extranjera (DW, 2017).

La situación permanece tensa, la comunidad internacional dividida, y una vez más, queda por esperar qué papel tomará la ONU…

Fuentes de información:

Al Jazeera. (2017). Jerusalem as capital: All the latest. Al Jazeera. Recuperado de: http://www.aljazeera.com/news/2017/12/trump-jerusalem-decision-latest-updates-171212081649751.html

Beaumont, P. (2017). US outnumbered 14 to 1 as it vetoes UN vote on status of Jerusalem. The Guardian. Recuperado de: https://www.theguardian.com/world/2017/dec/18/us-outnumbered-14-to-1-as-it-vetoes-un-vote-on-status-of-jerusalem

  1. (2017). Opinión: ¿De quién son las ideas de Trump sobre Jerusalén? DW Recuperado de: http://www.dw.com/es/opinión-de-quién-son-las-ideas-de-trump-sobre-jerusalén/a-41730340
Sandra Wong Cabello

Sandra Wong Cabello

Internacionalista destacada del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey. Experiencia académica y cultural internacional, y profesional en el Senado de la República. Interesada en modificar el contexto social del país mediante la difusión de opiniones y la libertad de expresión.

Add comment

Algo mas para visitar

CP en Twitter

CentroPublicoMX Estas megaciudades fueron laboratorios de experimentación en América Latína, convirtiéndose en espacios de fantasía… https://t.co/z0I9vGuRsB
CentroPublicoMX “Cacao: la bebidas de los Dioses” el libro de @martha_chapa que ganó un prestigioso premio. https://t.co/MJBzTTp1vo
CentroPublicoMX La “eliminación” del fuero se vende como un cambio histórico que presurosamente todos se adjudican en época elector… https://t.co/73vIFPqgwi
CentroPublicoMX El resumen del debate 👇🏻 #DebateINE https://t.co/0Sd4xhWp5o
CentroPublicoMX RT @iecm: Ya estamos listos para el primer #DebateChilango. Síguelo hoy, a las 19:30 horas, en Radio, TV, Internet y en nuestras redes so…