Centro Público

La idea, memoria y realidad de Palestina a través de la perspectiva de Edward Said

Edward Said (1935 – 2003), fue el más famoso crítico literario que empeñó su vida a que se reconociera a los palestinos el derecho a que se escuchara su propia historia. Nacido en la Jerusalén británica, de familia palestina y con una educación en los Estados Unidos concentró una visión muy interesante del conflicto árabe-israelí.

En este sentido, el autor de Orientalismo, tiene una postura en la que lo más importante es la libertad a través de la cultura, la conciencia y la resistencia, tan es así que rechazaba el uso de la violencia y proponía la creación de un Estado binacional en los territorios de la antigua Palestina, preceptos casi imposibles de entender al ver la situación que se vive en aquella región. Estas posturas le trajeron grandes críticas, sin embargo, considero era lo que buscaba con esta polémica.

De esta manera Said podía hacer mención, por ejemplo, que la verdadera batalla en Israel debería de tener de objetivo la igualdad y los derechos de los ciudadanos, sabiendo que este país (donde viven miles de palestinos) se presenta exclusivamente como un Estado para judíos y no para sus ciudadanos no judíos.

Ante este tipo de concepciones, se podría decir que despuntan dos impresiones en las percepciones de este personaje, impresiones que surgieron en 1948 y la creación del Estado de Israel.

La primera de ellas, hace notar que Palestina y los palestinos no han desaparecido a pesar del hostigamiento y la marginación política y social que se le ha dado a su población. De hecho, ante mayores acciones pareciera que el pueblo palestino busca con mayor intención enfrentar lo que para ellos significa un ataque frontal a su gente, cultura y realidad.

De esta manera aparece la idea y la memoria Palestina (nótese que no hago mención a la autoridad palestina[1]). La sola existencia de este pueblo ha demostrado el carácter erróneo de la política avasalladora israelí al grado que algunos ciudadanos judíos han perdido la paciencia y buscan una nueva alternativa de afrontar este desafío histórico y cultural.

La segunda impresión dominante es la relativa al espacio territorial, proceso por el cual la comunidad palestina pierde territorio en beneficio de los israelíes en el marco de una tragedia cotidiana. A través de la confiscación de tierras o la destrucción de casas, el propietario palestino se da cuenta de su aislamiento y la nula ayuda del Estado palestino. El daño causado, por obvias razones hace que la violencia y desgracias que resulten de ello marque a las personas de por vida.

Con este contexto de por medio, finalmente podemos agregar otra consideración importante: para Edward Said el pueblo palestino es huérfano. Esto debido a la falta de interés que las autoridades palestinas demuestran por su pueblo; cada palestino está solo en su miseria, sin nadie que le proporcione ayuda o tan siquiera una palabra reconfortante. Pareciera como si el porvenir estuviera ya establecido, sin que esto signifique la desaparición de Palestina ya sea en una idea o la propia realidad.

A través de la interpretación de la realidad que hace Edward Said de Palestina, este breve espacio da pie a la examinación de una cruda realidad sin que esto posicione una postura a favor o en contra, intención que el mismo Said trata de eliminar desde su postura de “otro”.

Bien podemos considerar que la dirección palestina ha fracasado, pero también los países árabes y musulmanes e incluso gran parte del mundo “occidental” al dejar pasar una oportunidad de llevar a buen camino unas negociaciones que pareciera nunca tendrán fin. Los muros y los morteros pareciera son más importantes que el diálogo y la libertad.

En un futuro próximo (¿o más bien será la actualidad?), habrá que tener cuidado “ante la falta de visión de cada uno de los implicados, se podría oscurecer de nuevo Tierra Santa con injusticia y confusión” (Said, Palestina no ha desaparecido, 2006).

Fuentes consultadas

Gómez García, L. (25 de septiembre de 2008). Edward Said y el Estado binacional. Obtenido de El País – La Tribuna: http://elpais.com/diario/2008/09/25/opinion/1222293612_850215.html

Said, E. (2006). Palestina no ha desaparecido. En E. Said, Edward Said – Selección de artículos de Le Monde Diplomatique (págs. 45-51). Santiago: Aún Creemos en los Sueños.

Said, E. (2013). La cuestión palestina. México: Debate.

Categoría

Política, Sociedad

Etiquetas

Sociedad, Palestina, Humanismo, Actualidad.


[1] La Autoridad Nacional Palestina adoptó el nombre de Estado de Palestina en enero de 2013 tras la Resolución 67/19  de noviembre de 2012  en la que la Asamblea General de la ONU consideró  a Palestina como “estado”, frente a la anterior consideración de “entidad”.

José Antonio Cerdá Cano

José Antonio Cerdá Cano

Internacionalista por convicción y escritor por afición.

Add comment

Algo mas para visitar

CP en Twitter

CentroPublicoMX Estas megaciudades fueron laboratorios de experimentación en América Latína, convirtiéndose en espacios de fantasía… https://t.co/z0I9vGuRsB
CentroPublicoMX “Cacao: la bebidas de los Dioses” el libro de @martha_chapa que ganó un prestigioso premio. https://t.co/MJBzTTp1vo
CentroPublicoMX La “eliminación” del fuero se vende como un cambio histórico que presurosamente todos se adjudican en época elector… https://t.co/73vIFPqgwi
CentroPublicoMX El resumen del debate 👇🏻 #DebateINE https://t.co/0Sd4xhWp5o
CentroPublicoMX RT @iecm: Ya estamos listos para el primer #DebateChilango. Síguelo hoy, a las 19:30 horas, en Radio, TV, Internet y en nuestras redes so…