Centro Público

La Guardia Nacional: estrategia de seguridad o militarización

Desde el primero de diciembre, fecha en que entró en funciones el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, también entró en vigor el esquema operativo que configura y fundamenta a la Guardia Nacional en el marco del Plan de Seguridad 2018-2024.

Es importante señalar que, con la creación de la Guardia Nacional, en primera instancia, se podrían resolver los vacíos legales que actualmente existen dentro de las corporaciones policíacas, como son: la ausencia de instituciones de seguridad profesionales, incapacidad para combatir la inseguridad y la violencia que se suscita día a día en todo el país. Además, su desempeño se regirá bajo el marco legal y sin que necesariamente se pierda la función principal de la defensa de la soberanía.

La actuación de la Guardia Nacional será considerada como “fuerza adicional” a las fuerzas armadas, y estará adscrita a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, quien diseñará la Estrategia Nacional de Seguridad Pública, los programas, las políticas y las acciones. Su operación será exclusiva de un “mando civil,” y quedó aprobada en lo general y particular con 127 votos en la Cámara de Senadores.

Recordemos que las Fuerzas Armadas representan a la institución que se encarga de salvaguardar, precisamente, la soberanía del territorio de todas aquellas amenazas que provengan del exterior, como las amenazas terroristas o las actividades invasivas, es decir, de personas o grupos que ingresen al país violentando las normas de seguridad migratorias y que busquen instalarse en el país por tiempo indefinido, algo parecido a lo que ocurrió cuando la caravana de inmigrantes ingresó el año pasado a territorio mexicano, causando un conflicto debido a la forma violenta en que éstos lograron entrar a México para intentar llegar a los Estados Unidos.

Constitución y formación de la Guardia Nacional

La conformación de la Guardia Nacional, principalmente, integrará a elementos de las policías navales, militares y federales. La policía federal, como lo señala el documento del Plan de Seguridad 2018-2024, menciona que la Policía Federal, es una agrupación con deficiencias en la disciplina, carente de capacitación y, por ende, de profesionalización. Éstos problemas se dan en los cerca de 40 mil elementos que integran la corporación, quienes perciben bajísimos salarios y tienen, además, malas condiciones de trabajo, equipo obsoleto o, incluso, que no cuentan con el material de trabajo adecuado para desempeñar sus funciones.

Pero no son, en general, las condiciones de trabajo o la profesionalización de los elementos lo que hace ineficiente a la Policía Federal, la corrupción y la subordinación al crimen organizado, causan que su trabajo vaya en contra de los ordenamientos para los que fueron creados y encomendados, que es básicamente, garantizar y procurar la seguridad de la ciudadanía.

La formación de la Guardia Nacional recaerá en el Sistema Educativo Militar y su desempeño se regirá por una doctrina policial, fundada en el servicio a la sociedad, la disciplina y, sobre todo, al respeto de los derechos humanos y la perspectiva de género, para ello, la formación académica se realizará en los planteles militares, con un plan de estudio diseñado por las secretarias de la Defensa Nacional, Marina, Gobernación y Seguridad Ciudadana.

El plan de estudios tendrá una modalidad teórico-práctica en procedimientos policiales, derecho penal, derechos humanos, perspectiva de género, primeros auxilios y protección civil, además del entrenamiento físico que se requiere. Los profesores que prestan servicio a la educación militar serán encargados de la formación académica de los elementos de la Guardia Nacional.

Justamente, la Universidad de Ciencias de la Seguridad, ubicada en Apodaca, Nuevo León, será unos de los centros de capacitación y adiestramiento de la Guardia Nacional, pero también la Fiscalía General de la República, la Policía Federal y algunas instituciones nacionales y extranjeras, tendrán participación importante en la capacitación. Adicionalmente, se podrán cursar posgrados en Seguridad Pública y Procuración e Impartición de Justicia, como especialización.

La conformación de la Guardia Nacional se contempló realizar en tres etapas:

  1. Integración de las policías navales, militares y federales.
  2. Incorporación de elementos de las Fuerzas Armadas que deseen ingresar a la Guardia Nacional.
  3. Esta etapa inició el 2 de enero, cuando el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, lanzó la convocatoria para que los jóvenes a partir de 18 años se incorporaran a la guardia, para que del 2019 al 2021, se logren un total de 50 mil elementos efectivos. En 2019 se prevé incorporar a 21 mil 170 miembros, de los cuales, 14 mil quedarán a disposición de la SEDENA y 6 mil, bajo el mando de la Secretaría de Marina.

Algo que se desconoce es cómo se distribuirán los efectivos de la guardia, por eso se determinó que el territorio mexicano se dividirá en 266 regiones y en cada una se desplegará un destacamento de la Guardia Nacional, cuya función será prevenir, investigar y detener, aportar y presentar las pruebas delictivas ante el Ministerio Público.

El número de elementos desplegados en cada región se realizará en función del número de habitantes de la zona operativa, la incidencia de delitos y el índice de criminalidad. Cada región se coordinará con la Coordinación General, cada coordinación se formará con representantes del gobierno federal, de la Fiscalía General de la República, autoridades locales y municipales, integrantes de la Fiscalía de Derechos Humanos y voluntarios de la sociedad civil.

La coordinación será establecida entre los tres niveles de gobierno, y será el mismo gobierno quien destine el presupuesto para la operatividad.

La Guardia Nacional será dotada de disciplina, jerarquía y escalafón propios de las Fuerzas Armadas, además del equipo necesario para realizar sus funciones, tales como: vehículos, uniformes e insignias que los identifiquen y que propicien confianza y un acercamiento con la población.

Los elementos gozarán de las prestaciones, instalaciones similares a la de las instituciones castrenses, se respetará la antigüedad, prestaciones y condiciones de quienes provengan de las Fuerzas Armadas. Con base en ello, se creará un programa integral que servirá para homologar ingresos, prestaciones sociales de policías, militares y marinos y las familias de cada uno, tomando como referencia, las funciones y competencias de los elementos.

Algo que es importante mencionar y que quedó establecido en la aprobación del dictamen, es que durante cinco años a partir de la entrada en vigor del decreto de creación y mientras se trabaja en el desarrollo de la estructura y la dispersión territorial, el presidente podrá disponer de las Fuerzas Armadas en las labores concernientes a la seguridad pública.

El decreto establece su estructura orgánica y su dirección

¿Qué establece el dictamen?

El dictamen aprobado por los Senadores y que configura a la Guardia Nacional establece lo siguiente:

El artículo 13 hace mención de que los elementos de la Guardia Nacional que cometan actos delictivos durante sus funciones serán conocidos por las autoridades civiles, mientras que los actos delictivos del orden militar deberán ser conocidos por las autoridades militares y sus tribunales.

Por otro lado, se establece en el articulo 16 que cualquier persona podrá detener a los indiciados en el momento justo en que se cometa un delito o posterior a él, podrá ser presentado inmediatamente a la autoridad civil y después al ministerio público, para esto, toda detención quedará registrada.

Por tal motivo, el dictamen contempla en el artículo 73 constitucional. La creación del las Leyes Nacionales del Uso de Fuerza y del Registro de Detenciones, el plazo para la creación de estas leyes secundarias será de 90 días posteriores a la entrada en vigor del decreto.

El artículo 21 determina que la actuación de las instituciones de seguridad se regirá bajo los principios de legalidad, objetividad, eficiencia, profesionalismo. honradez y respeto a los derechos humanos.

Se tiene un plazo de 60 días para que el Congreso de la Unión expida la Ley de la Guardia Nacional y realice las adecuaciones legales pertinentes.

¿Militarización del país?

El senador morenista, Ricardo Monreal en el texto “Verdades y mitos de la Guardia Nacional,” señala que la militarización del país es un proceso continuo de las Fuerzas Armadas para el combate al crimen y las amenazas a la seguridad interna, se concluye que el país ha sido militarizado desde hace más de 20 años cuando se tuvo que recurrir al Ejército para el combate al tráfico de drogas, sin embargo, esta guerra contra el narco se ha realizado sin una estrategia efectiva, por el contrario ha dejado centenares de muertes en toda la República Mexicana, no obstante, no es sólo el narcotráfico como crimen organizado, la trata de personas, desapariciones y desplazamientos forzados, ejecuciones al por mayor, son delitos que resultan de una fallida operación de combate.

Entendamos una cosa, la creación de la Guardia Nacional está lejos de funcionar como un proceso de “militarización,” se trata de organizar una mejor estrategia para garantizar la seguridad y los derechos humanos de los mexicanos y disminuir la violencia.

Ya antes existió la figura de la Guardia Nacional, previamente se contempló en las constituciones de 1857 y 1917, pero no fueron desarrolladas legal, institucional, ni presupuestal, así, como tampoco de manera organizada.

Ya algunos países tienen desarrollado un modelo similar de Guardia Nacional, por ejemplo, en Francia está la Gendarmería Nacional Francesa, la Guardia Civil, en España, quienes desarrollan funciones de seguridad pública.

Se ha criticado que la Guardia Nacional será meramente “militar”, tanto que personalidades del medio artístico como Kate del Castillo, Luis Fernando Méndez, el Chef Benito Molina, entre otros, apuestan por una Guardia totalmente civil, infortunadamente la desinformación prevalece en todos los ámbitos, la guardia conformada tendrá el carácter de “civil”, por el hecho de que el presidente de México, como comandante supremo de las Fuerzas Armadas, es una persona civil electa.

A pesar de que diversas organizaciones y partidos políticos se oponen a la creación de la Guardia Nacional, es de suma importancia echar a andar una estrategia que se conduzca eficazmente para disminuir los altos índices delictivos que año tras año arrojan las más sangrientas cifras, basta con recordar que en el sexenio 2012-2018, el total de asesinatos sumó 200 mil víctimas.

No es viable comparar a la Guardia Nacional con los cascos azules de la ONU, los cuales son elementos militares de fuerza de paz, que trabajan en zonas de conflictos, creo que eso fue un error del presidente, dado que existen severos señalamientos de violaciones a los derechos humanos, abusos sexuales a niños, situaciones que contradicen la función principal de respetar los derechos humanos y preservar la paz.

Aunque ya el Senado dio una primera lectura a la minuta que crea a la Guardia Nacional, falta que esta logre ser constitucionalmente aprobada, de ser así, valdría la pena “probar” el funcionamiento de la estrategia para el combate frontal a la delincuencia organizada, de tal manera que el país sea rescatado del colapso de inseguridad y violencia que se acrecienta todos los días y que vulnera los derechos de los miles de mexicanos en todo México.

El Estado de México, ya tiene al Ejército trabajando en conjunto con las policías municipales, recorren calles, ubican focos rojos o zonas delictivas, realizan revisiones a automovilistas, incluso la gente dice sentirse mucho más segura.

Se trabaja a marchas forzadas para que la Guardia Nacional inicie operaciones en el territorio nacional, para lo cual, de aprobarse el dictamen en la Cámara de Diputados, la Guardia Nacional podría entrar en funciones la segunda semana de marzo, según el secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo.

Por lo pronto, ya trabajan dos equipos, uno que desarrolla el proceso de creación y el segundo que trabaja en conjunto con la Policia Federal en la transición entre esta entidad y la Guardia Nacional.

Francisco Javier Colín Tapia

Francisco Javier Colín Tapia

Comunicólogo y periodista, soy egresado de la Universidad Latina, escribo y hago radio conduzco un espacio informativo semanal a través de UnilaFm, el canal oficial de mi casa de estudios, además de ser moderador en debates universitarios. He colaborado en Milenio Diario y en Televisión Educativa. Apasionado de la lectura, el arte, la música y la gastronomía, cinéfilo de corazón, mi misión, ejercer el periodismo con profesionalismo, la noticia se da en todo momento, para ello hay que informar con oportunidad, veracidad e imparcialidad, analizó temas políticos y me interesan aquellos que van relacionados con la defensa de la libertad de expresión, quiero hacer de mi país un mejor lugar para ejercer nuestra profesión.

Add comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Algo mas para visitar

CP en Twitter

CentroPublicoMX RT @lappismx: Hasta pronto a uno de los grandes artistas de la plástica mexicana, el maestro #FranciscoToledo. Nuestras condolencias a su…
CentroPublicoMX RT @cuauhmedina: ¿Qué significado tiene asesinar el futuro? Ai Wei Wei en el MUAC https://t.co/saLWFNiG9M
CentroPublicoMX Dicen que las calorías ganadas en época vacacional, no cuentan... Así que dense una vuelta a #LeMacaronBoutique la… https://t.co/7NcqSizWzj
CentroPublicoMX Presos políticos y arte, #Ayotzinapa y la memoria funcional. @aiww asesinando el futuro o de como estados totalitar… https://t.co/eOKDYfXYCn
CentroPublicoMX Sobre el #MeToo, medios y opinión pública; el contexto original y cómo se estructuró en #México. Seguiremos leyend… https://t.co/2uwYxXihIw