“La información presentada en el momento correcto y en el lugar adecuado potencialmente puede ser muy poderosa. Puede afectar el tejido social… “
Hans Haacke

Una de las principales lecturas para la historia de las exhibiciones es Seis años: La desmaterialización del objeto artístico 1966-1972 de la curadora y crítica Lucy R. Lippard (Estados Unidos, 1937), quién lo describe como “un libro de memorias crítico sobre un pequeño grupo de jóvenes artistas que deseaban escapar del síndrome del marco y pedestal en el que el arte se encontraba a mediados de la década de 1960”. En una década llena de cambios sociales, el arte no podría ser el mismo; la idea y la acción era lo más importante, mientras que lo material se quedaba en un segundo plano. El soporte servía para transmitir las ideas, por lo que el libro de Lippard es una especie de exposición, en presentación editorial, que la puedes llevar  y mostrar en cualquier lado. El arte conceptual se presentó como un puente entre lo verbal y lo visual, al final la total desmaterialización del arte todavía no es del todo posible y se requiere de ese objeto o acción, con cualidades extraordinarias, por su propio tiempo y su propio espacio en el que se presenta para que se pueda activar la llama de la “experiencia estética”.

El pasado 3 de septiembre se inauguraron dos muestras en la galería The 9.99 en el centro de la Ciudad de Guatemala. Justo ese día unas horas antes el General Otto Pérez Molina, renunciaba a la Presidencia del país -a cuatro meses de que terminará su mandato y a 3 días de las elecciones. En medio de un ajetreo que se pudo seguir tanto por los medios de comunicación a nivel mundial como por las redes sociales, se presentó la exposición colectiva “La Desintegración de la Forma” con 9 artistas que resaltan los aspectos más significativos del arte conceptual: como lo efímero, los materiales de fácil acceso y el dejar al lado las pretensiones del Arte, sí con mayúscula. El hecho de que los materiales sean de fácil acceso o de residuos, no tiene que ver con el cuerpo de las obras que tienen un diálogo directo con la historia del arte y del diseño, como los móviles de Diana de Solares (Guatemala, 1952) con las creaciones de Gego o  Calder, o la formalidad de la tela de Edgar Orlaineta (México, 1972) en alusión directa al trabajo del diseñador Alvin Lustig  (Estados Unidos 1915 -1955) -cuya serie se presenta actualmente en el MARCO de Monterrey y la inauguración fue el mismo día.

La pieza de Rony Hernández Salazar Vol-can (2014), la cual tuvo mención honorífica en Juannio este año, es un archivero con las gavetas abiertas llenas de arena, cobra un nuevo significado, las investigaciones que comenzaron con cuestiones de corrupción en la Aduana, y que presentó sus primeros resultados en abril de este año, se volvieron una llamada de atención para una ciudadanía cansada de escuchar que “las cosas son así”,  “no van a cambiar”.  El desplome de un presidente en funciones por medio de una movilización social pacífica por 19 semanas, se vuelve en un hito para todas las democracias, se dejo atrás una actitud de indiferencia, se apoya a la transparencia y el alejamiento a un sistema corrupto, en el que casi cada ciudadano es consiente de su papel y deciden cambiar ellos mismos, o esa lectura doy por mis conocidos en Facebook, y que me gustaría que fuera verdad. Así, la desintegración de la forma, no quiere decir que no haya forma sino que se buscan nuevas formas, nuevas maneras de entender al objeto-acción-quehacer artístico, y el espectador es el que deja las huellas de ese espacio y tiempo, como en la pieza de David Sánchez El final de las palabras, donde un ventilador esparce el polvo de mármol formando una fina tela blanca, donde se marcan y se borran los pasos de los asistentes por un medio de un ventilador, as infinitum, el polvo de mármol recuerda el material de las lápidas, o en este caso de los monumentos caídos.

A 30 años de la restauración de la democracia en Guatemala, después de una guerra civil de 36, el gobierno, de Óscar Berger (2004-2008), tuvo la capacidad de vislumbrar sus debilidades y permitieron la entrada de la Comisión Internacional Contra la Impunidad de Guatemala (CICIG), de la ONU, en 2007, quienes comenzaron investigaciones sobre delitos de la guerra civil. En los 8 años que ha operado en Guatemala y con más de 200 casos entre redes criminales y oficiales de gobierno ha ayudado a enjuiciar a policías, fiscales, jueces, jefes militares, ministros y dos ex presidentes. Al ampliar su rango de acción, el fiscal colombiano Iván Velásquez ha investigado para la CICIG casos relacionados con: atentados extrajudiciales, malversación de fondos, defraudación (ahorita el más famoso es el de La Línea, por el cual esta encarcelado Pérez Molina), narcomenudeo, corrupción del sistema carcelario, contratos públicos anómalos y financiamiento ilícito en elecciones, los cuales cito Javier Tello en el programa del lunes de Es la hora de opinar.

Finalmente, el Solo Project de Esvín Alarcón (Guatemala, 1988) “Línea de Horizonte, o la Tensión en múltiples puntos” se vuelve una alegoría de las elecciones que se llevaron acabo el día 6 de septiembre. Mientras que en la boleta electoral aparecían 14 opciones, la mayoría del electorado que participó, más del 70 % siendo la mayor en la historia contemporánea, el 23.86% votó por alguien fuera del sistema gubernamental, pero no fuera de los poderes fácticos, como los medios de comunicación, con Jimmy Morales, quien tuviera una faceta como comediante y destellos de predicador cristiano; e irá el próximo 25 de octubre a una segunda vuelta con la ex primera dama Sandra Torres – quien estuvo casada con el ex presidente Álvaro Colom Caballeros (2008-2012) y se separaron en el 2012 para que ella pudiera participar en los comicios de ese año, pero no fue aceptada su postulación-, después de un casi empate técnico (Torres 19.73 % – Baldizón 19.64 %) con quien encabezaba las encuestas antes del arresto de Pérez Molina y la solicitud de antejuicio de 6 diputados y el vicepresidente del mismo partido, Manuel Baldizón, de Libertad Democrática Renovada (Lider), después de 10 años en campaña y a quien “Le toca” -alusión que al candidato que pierde en segunda vuelta electoral, en la siguiente elección gana la Presidencia-. Dentro del espacio expositivo vemos piedras y troncos que pertenecían al paisaje de las carreteras guatemaltecas, y que han sido pintados de diferentes colores de acuerdo a la propaganda política del momento: azul, verde, rojo, violeta, se mezclan y se quedan atrapados en los cuerpos inertes, Alarcón las ha tomado y llevado a un espacio neutro, para la construcción de una nueva línea de horizonte atada a un puñado de tensiones ocasionadas por las cuerdas atadas, sin embargo esas tensiones se salen del espacio e invaden la calle. De primera vista pareciera que no hay más opciones, y sin embargo, ahora Guatemala nos esta dando una lección y mostrando que si las hay si se ve hacia otro punto, afuera del espacio “neutro”, aunque estas no significan que sean tan diferentes que las de adentro, será una laboriosa actividad el crear un nuevo sistema electoral confiable y una reforma de Estado que pueda abrir un nuevo horizonte.

Sobre el autor

Ximena Apisdorf Soto

Ximena Apisdorf Soto

Twitter

Maestra en Arte, con especialidad en Art Business por la Universidad de Manchester y egresada de la Licenciatura en Arte por la Universidad del Claustro de Sor Juana. Se enfoca en la creación de mejores relaciones para el intercambio de instituciones nacionales e internacionales. Actualmente, trabaja para el Barroco Museo Internacional, el cual será inaugurado en 2016 en Puebla y como consultora de relaciones internacionales con las asociaciones como la Asociación de Directores de Museos de Arte (AAMD por sus siglas en inglés) y Bizot para el Museo del Palacio de Bellas Artes. En 2014 fue coordinadora operativa de la 2da. Bienal de Arte Veracruz, para la creación y difusión de artistas del estado. Desde el 2011 se ha especializado en arte contemporáneo latinoamericano y su difusión en las plataformas digitales como fundadora y editora del blog Tildee.info. Escribe para las publicaciones especializadas: Flash Art, Revista Código, Artishock, entre otras. Ha trabajado en instituciones públicas y privadas, enfocada en la coordinación estratégica, operativa y de comunicación; tanto en México como en Estados Unidos; entre los que destacan: el Museo Nacional de Arte, el Museo Tamayo, Proyectos Monclova, I-20, Casey Kaplan Gallery, Prospect 2.5. Ha impartido clases para la Suprema Corte de la Nación (2007) y el Instituto Realia (2014). En el 2008 curó y coordinó la primera exposición de arte contemporáneo en el Museo Diego Rivera Anahuacalli: “Elefante Negro: Arte Contemporáneo”, en la cual participaron 21 artistas de 10 nacionalidades diferentes.

Una Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *