Centro Público

La cultura, apertura de puertas, lado derecho

Seguramente si has viajado en el metro, es muy probable que te hayas encontrado en tu camino, con exposiciones de arquitectura, historia, el espacio exterior, galerías de fotos, esculturas, vestuarios, conciertos de música, presentaciones de libros, y hasta una pequeña sala de cine si eres un verdadero usuario de este medio de transporte colectivo.

¿Qué significa eso?

Significa dos cosas; por un lado, que has transitado por las líneas o estaciones del metro, mismas que se han convertido en pequeños, pero conectados espacios culturales, resultado de acciones políticas que involucran las necesidades educativas de los habitantes de esta ciudad. Por el otro, que como usuario de este servicio te permite tener una noción de lo que ocurre al respecto de la cultura en muchos lugares y sobre todo ser partícipe de las actividades y propuestas que surgen para incorporar experiencias urbanas distintas, con muchas alternativas posibles para ello.

La ciudad de México es el lugar en donde el transporte colectivo metro ha sido claramente una estrategia política en materia cultural. Para ello la cultura en el metropolitano ha intervenido en varios sitios espacios que permiten llevar algo a cabo; tomarlos para gestionar las distintas actividades, temáticas y relaciones que expresan la cultura en cierta forma. Ello resulta de mucha importancia para reproducir contenidos diversos como: música en vivo, cine, galerías, pinturas, imágenes, objetos, que nutren la identidad de miles de usuarios todos los días.

Órales y; ¿qué más?

De ello, cabe reconocer a la emblemática estación del metro Zapata. Por sus características se distingue de otras estaciones porque que se ha convertido en el museo de la caricatura mexicana, que inició siendo una propuesta, una iniciativa del gobierno con el caricaturista Arturo Kemchs, que a la fecha ha mantenido un alcance impresionante y ha permitido que las temáticas de la caricatura cambien con el tiempo y con el espacio.

La estación del metro Zapata guarda un significado importante porque es muy transitada. Hay en esa estación un reconocimiento histórico de personas, lugares, y personajes cruciales que han fungido su papel como actores determinantes de las diversas culturas que hay en nuestro país. Algunos artistas han querido hacer de maneras distintas, homenajes que recuperen o promuevan significados de lo que somos, lo que nos gusta, del color con el que miramos las cosas, de la cara que ponemos frente a los problemas, algo que, en un sentido más político, es una socialización de la cultura, es decir, la forma en la que expresamos y nos comportamos frente a distintas situaciones cotidianas con los demás.

El metro Zapata también está para provocar encuentros de diálogo, intercambio de información, para el replanteamiento de los valores, para el desarrollo de ideas de lo que es bonito, múltiple y lo tolerable en nuestra complicada ciudad de México. sumado a esto está la reciente firma del decreto y declaración del 2019, como año del caudillo del sur Emiliano Zapata, el cual dejó dos enseñanzas al presidente Andrés Manuel López Obrador, dijo el mandatario: “la lucha contra los abusos y la lucha junto con el pueblo”. Con el decreto la muestra homenaje al mismo Zapata con miradas múltiples de fotógrafos, cronistas y artistas plásticos.

Imperdible los rostros de Emiliano Zapata en la muestra permanente y las fotos revolucionarias de su causa en los corredores de la estación. Por supuesto los hermanos Casasola presente.

¿Y luego qué?

El metro es un ejemplo, de lo que las políticas culturales pueden hacer para incorporar y volver posible, representaciones de la diversidad y de algunos componentes sociales e históricos, que nos conforman como ciudadanía. Recorrer el zapatismo en sus pasillos sin intelectualizar el tema es convertirlo en vida cotidiana.

Lo importante ahora es estar pendientes de cuál es la idea de proyecto para participar de las políticas culturales, ya que podemos observar, que después de un momento histórico político como la 4T, hay posibilidad de entrar a nuevas opiniones, esquemas o categorías, alternativas que permiten una guía decisiva en el campo de la cultura urbana y que logren no solo definir identidades, sino además satisfacer necesidades de conocimiento para que el metro sea mucho más que un sistema de transporte colectivo.

Ricardo Villa

Ricardo Villa

Estudiante de la licenciatura de Comunicación y Cultura en la UACM. Participante en distintas instituciones y espacios como fotógrafo,redactor, entrevistador, y expositor. Comprometido con hacer un trabajo responsable de análisis y opinión. Disfruta de la lectura,el cine y espacios abiertos.

Add comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Algo mas para visitar

CP en Twitter

CentroPublicoMX RT @cuauhmedina: ¿Qué significado tiene asesinar el futuro? Ai Wei Wei en el MUAC https://t.co/saLWFNiG9M
CentroPublicoMX Dicen que las calorías ganadas en época vacacional, no cuentan... Así que dense una vuelta a #LeMacaronBoutique la… https://t.co/7NcqSizWzj
CentroPublicoMX Presos políticos y arte, #Ayotzinapa y la memoria funcional. @aiww asesinando el futuro o de como estados totalitar… https://t.co/eOKDYfXYCn
CentroPublicoMX Sobre el #MeToo, medios y opinión pública; el contexto original y cómo se estructuró en #México. Seguiremos leyend… https://t.co/2uwYxXihIw
CentroPublicoMX Posterior a la transformación ocurrida en #LosPinos, la cuarta sección (cultural) de #Chapultepec es el proyecto má… https://t.co/9bh7RL0zcy