“Ahora, habla” Miguel Ángel Buonarroti (1475-1564)

Desde el año pasado ya se comentaba la presencia de dos genios del Renacimiento en el Museo del Palacio de Bellas Artes, con un pequeño coqueteó en la exposición de “En Esto ver aquello: Octavio Paz y el Arte” (Septiembre 2014-Enero 2015), donde en la sala RufinoTamayo, junto a dos retratos de Sor Juana, se exhibió un pequeño dibujo de la Casa Buonarrotti, y la cuál reafirmó el titular de CONACULTA Rafael Tovar y de Teresa a principios de este año.

FullSizeRender

Así, hace unas semanas llegó una invitación doble para las exposiciones “Miguel Angel Buonarroti: un Artista entre dos mundos” (26 de junio – 27 de septiembre) y “Leonardo Da Vinci y la idea de la belleza” (26 de junio – 23 de agosto), con más de 90 piezas, entre las que destacan 30 piezas de Miguel Ángel y 11 piezas de Leonardo. Con un costo de 17 millones pesos, los visitantes tendremos la oportunidad de apreciar una réplica del siglo XVIII de La Piedad, al verla en las fotos, recordé que la Feria Mundial de 1964 celebrada en Nueva York, la verdadera viajó del Vaticano en avión.

Para estar en la actitud de apreciar estas obras, decidí ver la película: El Tormento y Éxtasis (1965) -totalmente recomendable- basada en el libro de Irving Stone sobre la relación amor-odio entre el Papa Julio II y Miguel Ángel durante la creación de la Capilla Sixtina. Hasta cierto grado esta “historia” sigue totalmente vigente, desde problemas creativos hasta económicos, -más de seis meses de no cobrar-, pasando por el ego de ambos, la envidia, la psicología invertida y la idea de grandeza: “Defiende tú ahora mi muerta pintura y mi honor, pues ni éste se halla en buen lugar, no soy yo pintor”, en versos del artista. Curiosamente, comienza con un pequeña explicación de la obra de Miguel Ángel, principalmente como escultor, cuando la pieza en cuestión es pictórica, que era vista con cierto desprecio. De ahí la explicación de los mundos que vivió el artista.

Ya dentro del Palacio de Bellas Artes y al escuchar las presentaciones, tanto del Embajador de Italia en México, Alessandro Busacca, como de Tovar y de Teresa, se resaltó la relación entre México e Italia y curiosamente la presencia del David – Apollo (1532- 1534) en Estados Unidos, que la apreciaron 800,000 visitantes en 1949, si no me equivocó. Después de varios minutos a la espera pudimos entrar a las salas a apreciar esculturas, bocetos – que sobrevivieron a los arranques del artista – , notas, maquetas, pinturas, entre la que resalta un Retrato de papa Julio II (1512) de Rafael Sanzio y Taller (1483-1520).

Obviamente había una enorme cantidad de personas esperando poder apreciar Cristo Portacroce (1514-1516) que de acuerdo al contrato se establecía. “una figura de mármol de un Cristo, a tamaño natural, desnudo, de pie y con una cruz en el brazo (…) la postura que decidirá el dicho Miguel Ángel” de acuerdo al catálogo, que podía convertir al mármol en el material más suave.

IMG_6658

Sobre el autor

Ximena Apisdorf Soto

Ximena Apisdorf Soto

Twitter

Maestra en Arte, con especialidad en Art Business por la Universidad de Manchester y egresada de la Licenciatura en Arte por la Universidad del Claustro de Sor Juana. Se enfoca en la creación de mejores relaciones para el intercambio de instituciones nacionales e internacionales. Actualmente, trabaja para el Barroco Museo Internacional, el cual será inaugurado en 2016 en Puebla y como consultora de relaciones internacionales con las asociaciones como la Asociación de Directores de Museos de Arte (AAMD por sus siglas en inglés) y Bizot para el Museo del Palacio de Bellas Artes. En 2014 fue coordinadora operativa de la 2da. Bienal de Arte Veracruz, para la creación y difusión de artistas del estado. Desde el 2011 se ha especializado en arte contemporáneo latinoamericano y su difusión en las plataformas digitales como fundadora y editora del blog Tildee.info. Escribe para las publicaciones especializadas: Flash Art, Revista Código, Artishock, entre otras. Ha trabajado en instituciones públicas y privadas, enfocada en la coordinación estratégica, operativa y de comunicación; tanto en México como en Estados Unidos; entre los que destacan: el Museo Nacional de Arte, el Museo Tamayo, Proyectos Monclova, I-20, Casey Kaplan Gallery, Prospect 2.5. Ha impartido clases para la Suprema Corte de la Nación (2007) y el Instituto Realia (2014). En el 2008 curó y coordinó la primera exposición de arte contemporáneo en el Museo Diego Rivera Anahuacalli: “Elefante Negro: Arte Contemporáneo”, en la cual participaron 21 artistas de 10 nacionalidades diferentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *