Mientras en Europa, el presidente Peña destaca que las reformas estructurales son la vía de un porvenir glorioso, y destaca que la reforma educativa es la principal, aquí en México tímidamente el secretario de Educación nos dice que la reforma continua así “llueva o truene” y la CENTE le responde que llueva o truene seguirán las protestas,

Así nada cambia, la impunidad que gozan los seudo maestros, les permite saquear, destruir, bandalizar, y desquiciar las ciudades de México, Oaxaca, Morelia, Acapulco y Chilpancingo entre otras. Esa misma impunidad de que gozan los políticos como Granier y Elba Esther quienes por razones humanitarias pronto saldrán de las cómodas estancias médicas de que gozan en los penales en que están.

Impunidad, como la que goza el Ex”virrey” de Michoacán, quien dijo que todo estaba en calma en esa entidad y fue premiado después de encerrar a los autodefensas y dejar libres a los narcos, y ahora, la terca realidad, nos muestra que la violencia sigue,

La violencia es el legado de Calderón y 12 años panistas de gobierno que mientras el bocón de Fox dejo libre al Chapo y le dio rutas abiertas a los narcos, Calderón atacó a los enemigos del grupo de su concuño y se fue sobre los del cartel del golfo, y luego por presión internacional se volteo contra la familia michoacana y de ahí se incendió Michoacán con una separación que logró el control de Gobiernos locales y hasta el Estatal, los “caballeros Templarios”.

Pero la impunidad también campea en el crimen común, el asalto, robo de vehículos, a casa habitación y de celulares no tiene paro alguno, El secuestro, la trata y la prostitución forzada es común y a la vista de todos, sin que se haga mucho, pues solo los casos de escándalo se atienden.

Impunidad, Impunidad, ese es nuestro sello como país, esa impunidad que garantizada por la corrupción, nos tiene en los índices de violencia más altos del mundo.

México permanece sumido en el conflicto en contra de las drogas y continúa con la peor evaluación de paz de los países de América Central y el Caribe, arroja el Índice de Paz Global (IPG) 2015 del Instituto para la Economía y Paz (IEP).

De acuerdo con este índice, el cual fue publicado por primera vez en el 2007, México está ubicado en el lugar 144 de 162 países medidos y a nivel Centroamérica y el Caribe, la República Mexicana se ubica en el sitio 12, es decir en el último lugar.

A nivel continental -por orden- Venezuela (142), México (144) y Colombia (146) son los tres únicos países catalogados en la escala de nivel bajo del estado de la paz, arroja este instrumento global, el cual considera parámetros como niveles de violencia, criminalidad, gasto militar y si participa en guerras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *