El año 2014 ha sido para nuestro país, un punto de partida para nuevos proyectos que buscan el desarrollo social y la competitividad a nivel global, por lo cual la implementación de políticas públicas se ha convertido en base fundamental, para convertir a nuestras ciudades en ejemplo a seguir en temas de planificación urbana y crecimiento controlado.

Un proyecto que podría traer múltiples beneficios a los ciudadanos que a diario circulan por las grandes urbes de este país, implicaría tomar las bicicletas que por años miles de mexicanos hemos dejado en el olvido y convertir este medio de transporte en principal opción para desplazarnos a nuestros destinos.

Desde hace varias décadas en Holanda, han adoptado a las bicicletas como principal medio de transporte y como parte fundamental de su identidad (bikefriendly), ya que el grueso de la población, disfruta a diario de las ventajas que otorgan las bicis para el desarrollo de sus actividades.

Mas de 16 millones de ciclistas recorren a diario las ciudades holandesas, por lo cual a lo largo del tiempo se ha implementado un plan de movilidad, que tiene como prioridad el respeto por aquellos que optan por pedalear por las calles, por encima de las personas que prefieren los vehículos a motor.

Cuando en una ciudad el 72% de su población opta por desplazarse en cualquier medio de transporte, ajeno al trafico que provocan los carros, parece para la mayoría de nosotros, un lugar para la fantasía. Sin embargo, para sorpresa de todos es una realidad que bien podría ser la ciudad del futuro, amigables con el medio ambiente y muy recomendable para la salud de todos los habitantes.

En aquellas ciudades, es una constante la preferencia de la gente por la bici (38% de la sociedad utiliza la bicicleta como medio de transporte), por lo cual Holanda cuenta con mas de 100,000 kilómetros habilitados para el uso ciclista, que conectan entre si a todas y cada una de las zonas urbanas de este país y eficientizan la capacidad de movilidad de las personas.

La bicicleta es un pretexto mas para atraer y fomentar el turismo, ya que ademas de disfrutar de los maravillosos paisajes, las vialidades siempre llevan a lugares emblemáticos de las metrópolis, ya sean culturales, recreativos o de entretenimiento, haciéndose notar una vez mas, la excelente planificación del plan de movilidad, ya que otorga grandes beneficios al sector turístico sin que nos percatemos de ello.
El modelo holandés de movilidad puede traer múltiples beneficios para muchas ciudades, en México, sólo falta una buena planificación, fomentar la cultura del bikefriendly y desarrollar la infraestructura adecuada para llevarlo a cabo. Sin embargo, parece que estamos muy lejos de lograrlo, pero es valido soñar, quizá algún día podremos alcanzar ese modelo de ciudades del “futuro”, y alcanzar la competitividad global.

Mientras tanto desempolvemos las bicicletas y comencemos a pedalear, que en algunos años con seguridad tendremos un plan de movilidad a la altura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *