Hospital de Cuajimalpa. Con respeto en memoria de los pacientes y trabajadores fallecidos o afectados.

Lo pasado el jueves 29 de enero en el Hospital de Cuajimalpa, pone una vez más en evidencia diversas deficiencias en la iniciativa privada, el sector salud y protección civil. El problema se magnifica si no contamos con una visión integral de los hechos y sólo observamos un arista; las repercusiones a futuro y las medidas para prevenir desastres como este, quedan aisladas.

La empresa:

Gas Nieto es una empresa famosa por los problemas que padece la mayoría de sus usuario y los accidentes en los que se ha visto involucrada.

El reporte pericial preliminar de la PGJDF, establece que la fuga de gas LP que generó la explosión en el Hospital Materno Infantil se originó por un desperfecto en la pipa abastecedora. ¿Ahora resulta que el mantenimiento preventivo es culpa del chofer? Se involucra a dos ayudantes que la empresa desconoce como empleados, entonces los señores que cargan el tanque de gas en mi casa si les pasa algo en ejercicio de su función ¿es responsabilidad mía? Esto lo digo porque la empresa no los reconoce como trabajadores, porque aun siendo el chofer el causante del accidente en el supuesto de que hubiera conectado una manguera rota la empresa es solidaria responsable ya que debe capacitar a sus trabajadores para evitar estas situaciones. Incluso si la gasera reporta que el camión había pasado el año pasado todas las inspecciones solicitadas por la autoridad, ¿quién nos dice que en los últimos meses o días no fue sometido a trabajo extraordinario que haya propiciado la falla?

¿O la capacitación al personal fue ficticia solo para cumplir el tramite?

El problema es que la empresa va a sacar su valuación de costos, pagara y seguirá como si nada, el punto aquí es que la vida humana no tiene precio, no se vale que la empresa reparta culpas y siga tranquilamente haciendo dinero a costa de los demás. Lo comento porque no es el primer evento y siempre sale librada con cualquier excusa o simplemente no paga generando no solo muertos y heridos sino gastos al erario público. Por favor que su dueño se baje de los caballos que tanto le gustan y tome la responsabilidad de su negocio que le fue heredado.

Del gobierno federal

Sinceramente no es posible que una empresa que es conocida por sus accidentes, incumplimiento de la ley,  el no permitir que inspectores de PROFECO entren a verificarla siga trabajando, luego Enrique Peña se queja de que es asunto personal que la traen contra él, etc etc, ni la secretaría de energía, ni protección civil hacen algo. Luego además tenemos un hospital certificado el cual ante una contingencia grave acaba destruido ¿entonces porqué estar dando certificaciones a diestra y siniestra si no sirven? Yo ya me estoy volviendo supersticioso pensando que la empresa en el nombre llevaba la desgracia.

La llegada de equipos de rescate y la falta de coordinación, todos dando ordenes sin una estrategia de comunicación adecuada, entiendo la situación y la gravedad, pero puede hacerse un protocolo adecuado para saber todos que se va a hacer.

La falta de sensibilidad se nota a leguas, la primera visita del encargado de la presidencia de la república la realiza en un hospital privado a jalones después en unos cuantos hospitales públicos ¿a que le tiene miedo? Pues a que se evidencie más el rechazo de la población hacia su persona. No le aplauden porque no se lo merece pero bueno para quejarse.

Del gobierno local

Aquí me va a faltar espacio tratare de ser breve.

De forma local tenemos varios problemas: en primer lugar ¿porqué construir el hospital ahí? El lugar de origen no era el más indicado, esa costumbre de que ya es centro de salud ahora le metemos dos pisos y ya es hospital sin la mejor planificación posible, esto lo único que genera es tapar un hoyo abriendo otro, haciendo caso omiso de las recomendaciones de la comisión de protección civil al no tener todas las salidas de emergencia adecuadas. Esto  debe servir para que no se “habiliten” lugares para funciones que no estaban planeadas ya que a la larga es perjudicial. Protección Civil tiene dos varas para medir: la del sector público y la que es para particulares este sesgo nos perjudica a todos ya que equivale a decir que en edificios del gobierno no sabemos a ciencia cierta cuan seguros estamos.

¿Porqué gas Nieto? Si es una empresa como se dijo anteriormente con múltiples anomalías, el mismo error a nivel federal se repite a nivel local.

Si no es por las presiones de los medios de comunicación, Armando Ahued no reacciona y lo peor, ante reclamos justificados -por ejemplo de la Asamblea Intergremial de Enfermeras- se nos enoja. Recordémosle que es servidor publico a cargo de una responsabilidad, no el capataz de el sector salud del DF.

La directora del hospital no aparece, es algo que en los medios se menciona constantemente, en los hospitales del la Secretaria de Salud del DF solo existe un director por hospital es justo que la encargada descanse y por el horario se encontraba en traslado al nosocomio, lo que llama la atención es porque no da la cara ¿es protegida de alguien? O de plano como es  nueva en el puesto no tiene los elementos para manejar una crisis como esta, como dato cultural su cédula profesional de especialista es otorgada es 2009 ¡en menos de 6 años ya es directora!  ¿es muy brillante o esta recomendada?, pensemos que es por lo primero por nuestra salud mental. Para ser director de un hospital no basta ser especialista.

A  familiares y víctimas  no solo se les debiera otorgar una cantidad económica fuerte sino también atención médica y psicológica de por vida, no solamente se afecta a los pacientes y personal de salud, toda la estructura familiar se trastoca emocional y económicamente ¿quién lleva al enfermo a su consulta o terapia? Pues un familiar el cual muchas veces debe dejar de trabajar y si consideramos que es población no asegurada por IMSS o ISSSTE mucho peor. El ejemplo trágico que tenemos en este país de como no se apoya adecuadamente es la guardería ABC.

De los trabajadores de base y por honorarios el secretario dice que tienen asegurada su fuente de trabajo dejando entre ver que serán reubicados donde quepan como si el trauma de lo vivido se fuera a quitar viendo novelas del canal de las estrellas, sino ha podido pagar al personal de honorarios de la red de salud del DF ¿cómo le va a hacer para pagarle a los trabajadores por honorarios del hospital y darles atención integral si no cuentan con ISSSTE?.

Por último de nosotros

Sí nosotros ¿porqué? Pues porque sólo somos reactivos ante la tragedia, debemos ser exigentes a las empresas, autoridades cuando “todo esta bien” no sólo ante hechos como los del pasado jueves. Los accidentes y desastres no tiene hora anunciada y después ya nada es igual. Debemos informarnos y participar existen diversas formas de colaborar, el problema es que somos un pueblo que olvida rápido su pasado y muy aguantadores ante la tragedia, eso es lo que nos acaba.

Etiquetas

Sobre el autor

Alejandro Alayola

Twitter

El Dr. Alejandro Alayola Sansores es originario del Distrito Federal, realizó sus estudios de Licenciatura en la Facultad de Medicina perteneciente a la Universidad Nacional Autónoma de México y ha realizado estudios de la Maestría en Comunicación y Tecnologías Educativas en Salud en el Instituto Latinoamericano de Comunicación Educativa (ILCE). Ejerce en diversos lugares y esta orgulloso de ser mexicano a pesar de los esfuerzos de nuestra clase política por demeritar nuestro nacionalismo, gusta del rock en español de los 80s, la comida mexicana, la informática, leer y debatir cualquier tema, entre otras cosas, no ve noticiarios de televisión porque no desea tomar antidepresivos no solo por las noticias sino por lo patético de muchos conductores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *